Elisa Tarazona, consejera delegada del Grupo Ribera

Ribera: “En las concesiones hay mucho más control que en la gestión directa”

La confrontación entre el Grupo Ribera, gestor de diversos departamentos de Salud a lo largo y ancho de la Comunitat Valenciana, y el Gobierno valenciano es evidente y no se esconde. Desde esta compañía defienden que su gestión es más eficiente desde el punto de vista sanitario y, también, económico. Hablamos con Elisa Tarazona, consejera delegada del Grupo Sanitario Ribera, para escuchar a las dos partes de este choque de trenes.

  • ¿Cuántas derivaciones hacía el Hospital de Torrevieja? Desde la Administración aseguran que eran muchas y esto explicaría las bajas listas de espera quirúrgicas de este centro en el tiempo de gestión de Ribera.

Eso no es cierto. Y el informe de la Sindicatura de Cuentas sobre Torrevieja establece entre sus principales conclusiones que el número de derivaciones —episodios de hospitalización de población protegida del Departamento de Salud Torrevieja en departamentos de salud ajenos– por cada 100.000 habitantes es inferior a la media de la Comunitat Valenciana, pero el coste medio es sensiblemente superior.

Ser el Departamento de Salud que menos deriva implica que el coste medio de esas derivaciones es superior, pues solo se derivan aquellos pacientes que, por carecer Torrevieja en su cartera de servicios de esa especialidad, no pueden ser tratados en el Hospital de Torrevieja, –principalmente UCI Pediátrica, servicio del cual carecemos, servicio de neonatos y servicio de Cirugía Cardiaca–. Estas atenciones son facturadas por la Conselleria de Sanidad.

“El trabajo de la Conselleria es comprobar los datos y demostrar sus afirmaciones cuando acusan de algo así”

  • ¿Qué procedimiento seguía Ribera para conformar la lista de espera? ¿Es cierto que en los departamentos de salud gestionados por la Administración pública se cuentan los pacientes en lista de espera desde que el facultativo pide su intervención y en los de su gestión no se incluyen hasta que tienen una fecha de operación ya cerrada?

No, esto es falso. Desde el 1 de enero de 1999, con la primera concesión, la del Hospital de La Ribera, y gracias a la historia clínica electrónica que implantamos los primeros en España, todos los hospitales en concesión empiezan a contar la demora desde el momento en el que el médico diagnostica la necesidad de una intervención. En el sistema público de gestión directa, en cambio, diferencian entre lista de espera estructural, los que ya tienen el visto bueno del anestesista, y la lista pasiva, los que han rechazado la operación por diferentes motivos. Por lo que la percepción de la espera es mucho mayor, porque se camuflan datos.

En cualquier caso, el trabajo de control y supervisión corresponde a la Conselleria de Sanidad, a través del comisionado, las comisiones mixtas y los informes de gestión, entre otros. Su trabajo es comprobar los datos y demostrar sus afirmaciones, cuando acusan de algo así. Si no, estarían haciendo dejación de funciones y difamando.

“Ribera siempre ha defendido que cuanta más transparencia haya, más se demostrará la diferencia de calidad”

  • ¿Tiene menos exigencias en cuanto a transparencia un departamento de salud con una concesión administrativa a una empresa privada que uno gestionado por una Administración pública?

Al contrario. En las concesiones sanitarias hay tres veces más control que en los departamentos de gestión directa. En todos los hospitales en concesión hay un comisionado de la Conselleria de Sanidad, responsable de supervisar permanentemente la gestión. El grupo sanitario Ribera siempre ha defendido que cuanta más transparencia haya, más se demostrará la diferencia de calidad y eficiencia del servicio que se ofrece desde la sanidad pública politizada y desde a la sanidad pública profesional.

Nula comunicación entre el Consell y el Grupo Ribera

  • ¿Les ha comunicado el Gobierno valenciano cuál es su intención en relación a la reversión del Hospital de Dénia? La concesión termina en 2024, pero la Conselleria de Sanidad parece dispuesta a intentar adelantar este proceso…

Nosotros siempre hemos tenido intención de dialogar. Pero el Gobierno valenciano, ni el presidente ni la consellera de Sanidad, han querido ni siquiera recibirnos para planificar la reversión del Hospital de Torrevieja ni cuando les informamos de la compra de acciones en el caso de Dénia. Y en todos los medios pueden verse los resultados del caos organizativo del que hasta ahora era el mejor hospital de la Comunitat Valenciana, en mitad de una pandemia: el jefe de Urgencias llamando a la Guardia Civil para derivar pacientes; pacientes esperando más de 16 horas a ser vistos y 73 horas para tener cama; profesionales que no cobran desde que llegó la Conselleria; fuga de sanitarios, bajas sin cubrir y un largo etcétera.

“Nadie nos haya dicho nada sobre sus planes para el Hospital de Dénia”

Si han sido capaces de esto y de tener al anterior equipo directivo aislado en un rincón, sin tareas ni competencias, en mitad de una pandemia y con la incidencia al alza, puede imaginarse que nadie nos haya dicho nada sobre sus planes para el Hospital de Dénia.

  • La Conselleria de Sanidad considera el modelo de concesiones que impulsaron los gobiernos anteriores un fracaso. Además del plano sanitario, aseguran que ha supuesto una mala gestión económica de estos departamentos de salud. ¿Qué tienen que decir al respecto?

Nuevamente nos tenemos que ir al Informe de la Sindicatura de Torrevieja que en sus conclusiones principales establece de forma literal: “De acuerdo con nuestras estimaciones, la asistencia sanitaria integral de la población protegida del Departamento de Salud de Torrevieja, en los términos recogidos en el contrato, supone un ahorro del gasto corriente público en torno a 45 millones de euros anuales, lo que implica un 30 % de ahorro sobre el gasto medio de hospitales de gestión pública del Grupo II”.

“El propio informe establece que el Departamento de Salud de Torrevieja es el más eficiente de todos”

El propio informe establece que el Departamento de Salud de Torrevieja es el más eficiente de todos los Departamentos de la Generalitat Valenciana.

Recoge también el informe que el gasto sanitario por habitante es un 30% inferior al del conjunto de departamentos de la Generalitat. Y cuantifica ese 30 % en un ahorro para la Administración valenciana producido por el Departamento de Salud de Torrevieja en 45.092.381 euros anuales. Lo que en 15 años de concesión equivaldría a 676.385.715 euros.

En esta misma página, la Conselleria de Sanitat nos indica que el acceso a la fórmula de gestión, mediante concesión, viene justificado por un ahorro en el gasto, derivado de un régimen laboral y régimen jurídico para la contratación y adquisición de bienes y servicios aplicable a la empresa privada y diferente al aplicable a los departamentos de salud de gestión pública, que permite maximizar los recursos con un coste inferior. Además, la Conselleria asumió esa mayor eficiencia y no presentó ninguna alegación al informe, dando por tanto por bueno todo lo que la Sindicatura de Cuentas reflejó en el mismo.

Por último, el presidente Ximo Puig tiene un informe sobre el incremento del coste en la gestión del Hospital de La Ribera, un año después de la reversión a la gestión pública directa, con datos contrastados y publicados por la propia Conselleria. Entre las conclusiones, destaca el incremento del coste en la gestión de más de 76 millones en un año, que se han triplicado las listas de espera, ha aumentado un 50 % la plantilla y la conflictividad laboral, entre otras.

RiberaSalud-Minds-300
nueva-revista-300
ECO3-octubre-2021

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.