Webs. Sitio web. Servidor.

Entretenimiento, contenido para adultos… Las webs más contaminantes del mundo

¿Puede una página web contaminar? Efectivamente. Los sitios que visitamos a diario afectan al planeta más de lo que creemos. Todo lo que se hace en la red, desde comprar ropa hasta ver vídeos, contribuye a la huella de carbono.

Un estudio realizado por WebsiteToolTester ha analizado más de 200 páginas de inicio de sitios web populares, desde redes sociales hasta sitios web de moda, para descubrir cuáles causan más emisiones de CO2 y cuáles son las más ecológicas.

¿Cuáles son las webs que más contaminan?

El mantenimiento constante de una web requiere de grandes redes de servidores muy potentes con grandes consumos de electricidad. Cuántos mayor volumen de visitantes se reciba, mayor será también el consumo.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

La plataforma de vídeo bajo demanda Netflix crea aproximadamente 24 mil millones de gramos de carbono cada año solo a partir de las visitas a su sitio web. Debido, como apunta el informe, a su gran cantidad de usuarios y contenido de datos. Durante los meses que duró el confinamiento a nivel mundial, los servidores de esta plataforma estuvieron trabajando más duro que nunca. Por lo que la cantidad de carbono que se emitió a la atmósfera fue significativamente más alta que en años anteriores.

Sin embargo, Netflix no es el sitio web más contaminante. YouTube es, con diferencia, la plataforma que más CO2 emite a la atmósfera. Con millones de vídeos, transmisiones en vivo o música crea 702 mil millones de gramos de carbono al año.

Peores webs en emisiones de CO2

Fuente: WebsiteToolTester

Por su parte, Google, a pesar de ser uno de los sitios más limpios por visita, genera 267 mil millones de gramos. La explicación es sencilla. Se debe a la gran cantidad de personas que lo usan todos los días. Según indican, sin contar con los servicios extra que ofrece como Gmail o Meet.

Pero, el tipo de páginas que se llevan el título a las más contaminantes, en gran medida por la cantidad de tráfico que soportan, son las relacionadas con el contenido para adultos. Solo en un año la web Xvideos emite más de 25 mil millones de gramos de carbono a la atmósfera. Si atendemos al estudio, se sitúa incluso por encima de Netflix.

Plataformas de redes sociales en un teléfono móvil

Las compras online, a la cabeza en CO2

En el caso de las plataformas de compra online nos encontramos con que Amazon es la que más contamina. La web produce más de 93 mil millones de gramos de carbono en un solo año. La grandísima variedad de productos y las páginas correspondientes lo convierten en un sitio gigantesco para navegar. En su versión en español emite más de 27 mil millones, casi un 30 % del total mundial.

En cuanto a las grandes superficies españolas, el sitio que más contamina es el de El Corte Inglés, con casi 3 mil millones de gramos de carbono. Seguida por el de Zara, que emite 1.500 millones en su versión ‘.es’. Sin embargo, ‘Zara.com’ produce casi 50 mil millones de CO2 al año.

Las plataformas de retail son de las que más CO2 emiten a la atmósfera. Debido a la cantidad de imágenes y páginas que contienen y porque son las webs más visitadas”, explica Josep García, content manager de WebsiteToolTester. 

Una red social, ejemplo de sostenibilidad en la web

El caso de las redes sociales es diferente. Según este informe, Instagram es la red social que menos carbono produce. Mientras que plataformas como Facebook o Twitter forman parte del top 10 de las webs más contaminantes.

Instagram solo emite 0,01 gr de CO2 por cada usuario que visita su página de inicio. Por su parte, Facebook lo hace con 0,2 gramos (casi 49 mil millones al año) o Twitter, la que más, que libera 58 mil millones de gramos anuales (0,84 gramos por cada visita).

Instagram cuenta con una web más limpia, pues tiene una página de inicio de sesión muy simple por lo que el carbono liberado a la atmósfera es menor. Sin embargo, Facebook y Twitter cuentan con una página de inicio algo más pesada y la cantidad que emiten es mucho mayor, según se indica. Según García, para crear un sitio web que no contribuya al cambio climático debemos asegurarnos de que “su contenido se cargue rápidamente y su experiencia de usuario esté optimizada. Cuanto más fácil sea para sus clientes encontrar lo que buscan, menos páginas necesitarán cargar y menos energía requerirá el sitio web”, asegura.

Maketing directo. Uso de redes sociales

LANTANIA: el futuro en construccion campo solar-300
IMSKE-protesis

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.