Déficit en la Zona Euro

Así ha afectado la pandemia al déficit público de las economías de la Zona Euro

Los principales países de la Zona Euro en términos de PIB experimentaron un desmesurado crecimiento de su déficit público a raíz del desencadenamiento del coronavirus. Recordemos que este comenzó su propagación mundial a lo largo del primer tercio de 2020.

Las diez economías más grandes, bajo el paraguas de la moneda única, registraron de media un considerable desajuste de sus finanzas públicas del 7,11 %. La elevada cifra pone de manifiesto la fuerte repercusión  que la covid-19 está teniendo en las finanzas de los estados. Sin duda alguna, el coronavirus está contribuyendo, de forma intensa, a fuertes desequilibrios presupuestarios.

¿Qué es el déficit público?

El déficit público es la diferencia negativa entre los ingresos y gastos totales del conjunto de las Administraciones Públicas de un estado durante un determinado período de tiempo. Normalmente, ese periodo se corresponde con un ejercicio económico. Es decir, es un indicador anual.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

El déficit público se suele expresar en porcentaje sobre el Producto Interior Bruto. Cuando se da la situación de que la diferencia entre los ingresos y los gastos del conjunto de las Administraciones Publicas de un país es positiva en lugar de negativa hablamos de superávit público.

España, el déficit público más alto de la Zona Euro

El desajuste entre los ingresos y los gastos de las administraciones públicas españolas dejó un saldo negativo de 123.072 millones de euros. El dato refleja cómo el déficit público del Ejecutivo español se incrementó sustancialmente (multiplicándose por 3,45 veces) en apenas un año. En 2019, este era de 35.637 millones.

El desequilibrio entre los ingresos y los gastos de la administración pública es, tradicionalmente, uno de los problemas estructurales de la economía española. No obstante, desde los años en los que la crisis financiera, que se inició en 2008, acuciaba con más fuerza nuestro país (especialmente 2009 y 2002) el déficit público no alcanzaba el doble dígito.

Sin embargo, el déficit público es una consecuencia congénita de las crisis. El estado, a través del incremento de su inversión y su demanda, busca paliar la contracción del sector privado. Y, así, poder estabilizar el conjunto de la economía.

Dinero. Inflación. IPC. Pensiones. (Imagen de Harry Strauss en Pixabay)

El coronavirus fulmina el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Zona Euro

El acuerdo entre los países de la Zona Euro que penalizaba a aquellos países que tuvieran un déficit público superior al 3 % ha saltado  por los aires como consecuencia de los estragos del coronavirus. Los esfuerzos de las administraciones públicas para asumir los gastos extra en sanidad, financiación a empresas y otras múltiples ayudas han hecho inasumibles semejantes cotas de control presupuestario.

Así, de las diez principales economías de la Zona Euro solo Suecia, con un déficit del 2,98 %, cumpliría el mencionado Pacto de Estabilidad y Crecimiento exigido por Bruselas.

Bruselas. Comisión Europea. Fondos. Comercio internacional. Europa.

Del superávit al déficit en apenas 12 meses

De los diez principales motores de la economía de la Zona Euro, la mitad pasaron de tener más ingresos que gastos públicos a incurrir en déficit. Este hecho ratifica las nefastas consecuencias que los efectos del coronavirus están teniendo para las finanzas públicas de todos los países.

El caso más impactante, en términos absolutos, es el de Alemania. El país teutón, emblema del ajuste presupuestario en el continente europeo, pasó de registrar un saldo positivo de 52.470 millones de euros en 2019 a acumular un déficit de 139.616 millones de euros. Tan solo un ejercicio después.

Zona Euro y déficit público

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.