Así son los equipos que compiten en la Semana del Hyperloop

Así son los equipos que compiten en la Semana Europea del Hyperloop de València

¿Y si el futuro del transporte estuviera más cerca de lo que se imagina? La ciudad de València se convierte durante esta semana en la sede de la European Hyperloop Week. Un evento internacional que reúne en la Universitat Politècnica de València (UPV) a desarrolladores de este sistema de transporte.

La semana ha arrancado con una muestra de prototipos de algunos de los participantes. Durante el resto de las jornadas, universidades, empresas y grupos de investigación participarán en una competición de diseño de prototipos. Según han informado, los aspectos que se valorarán a la hora de elegir un ganador son la escalabilidad, el impacto en la sociedad, la eficiencia y la innovación.

Esther Gómez, vicerrectora de Estudiantes y Emprendimiento de la UPV, ha destacado que este encuentro “pone en el centro del mundo a la ciudad y a la universidad“. Y ha puesto en valor que hayan sido los propios estudiantes los que “han conseguido traer este evento internacional, que por primera vez se celebra fuera de EEUU, a la ciudad de València“.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

De València al mundo

Cerca de 400 estudiantes de 11 universidades de todo el mundo se reúnen estos días para dar a conocer sus propuestas. Además de estos, otros 13 participarán de manera remota. También, estarán presentes alrededor de siete empresas especializadas del sector. “Se ha conseguido movilizar, en esta época tan difícil, a muchísima gente. Siempre garantizando que se cumplan todas las medidas de seguridad“, ha explicado Gómez.

El equipo de la UPV, Hyperloop, ha presentado Ignis. Su principal característica es que acelera sin tocar el raíl. Está formado por un sistema de propulsión con dos motores lineales de inducción, que está propulsado por un motor de inducción lineal. “El motor que llevamos es único“, sentencia Ferrán de Andrés, director de Hyperloop UPV.

Estos prototipos nos van a permitir escalar en algún momento ese tren del futuro que va a poder transportar pasajeros y mercancías a más de 1.200 kilómetros por hora y de forma sostenible“, ha expresado la vicerrectora.

De Andrés ha declarado que uno de los objetivos del equipo es “que la tecnología llegue a la gente. Al final, el pasajero final es la sociedad española y valenciana“. Y añade: “Es el primer año que apostamos por un sistema tan innovador y estamos consiguiendo muy buenos resultados“.

Además, en referencia al resto de participantes ha expresado que “tenemos a lo mejor del Hyperloop mundial aquí“. “Todos los equipos que han liderado el desarrollo tecnológico en las diferentes competiciones son los que están hoy aquí. Nos hemos abierto mucho al resto del mundo. Además, invitamos a equipos más pequeños para que, aunque no lleguen muy lejos en la competición, aprendan cosas de los más grandes“, ha comentado.

Una apuesta de futuro

El otro equipo patrio de la competición es Hyperloop CHF. A diferencia de los otros competidores, sus integrantes provienen de una escuela de formación profesional y no de la universidad. Daniel Romero, jefe de electrónica, se ha mostrado muy contento por la apuesta que han hecho por el equipo madrileño. “Solo con haber conseguido fabricar y ensamblar el prototipo en una pieza para nosotros ya es algo impresionante“, ha declarado.

La sostenibilidad y la interconectividad son las máxima de este grupo formado por tan solo diez integrantes. “El embarque de un avión quita mucho tiempo y para conseguir interconectividad entre todos los países necesitamos un medio de transporte que pueda alcanzar largas distancias en poco tiempo. Por ejemplo, si vives en Madrid y quieres volar a Holanda y volver el mismo día con hyperloop sería posible“, ha explicado.

En cuanto a la sostenibilidad sostienen que “apostar ahora mismo en contra de la energía eléctrica seria un problema. Creemos en la sostenibilidad“. Por esa misma razón, han introducido en su prototipo un motor de inducción lineal. Este es “completamente eléctrico, autosostenible y no necesita de muchos recursos más que de la electricidad. Combustión cero, no hay gases por ningún lado“.

Delft Hyperloop

Presencia internacional

El equipo de Suiza, Swissloop, también se ha mostrado “muy afortunado de formar parte de la competición“. Una de los miembros de su equipo, Laura Bernet, ha explicado a este medio que la parte singular de su prototipo “es un motor de inducción lineal electromagnética“.

Esto permite levitar en la pista con la fuerza que genera el propio motor. Y continúa la descripción: “El motor permite levitar respecto del raíl, incluso en condiciones estacionarias“.

Por su parte, Pieter Becking, director del equipo holandés Delft, ha dicho que “esta semana es una oportunidad para que todos podamos compartir nuestros conocimientos y opiniones de todo lo que hemos hecho“.

Becking siente el hyperloop como “el futuro del transporte“. “Estamos invirtiendo mucho tiempo y dinero en la investigación e implementación del concepto. Hemos hechos cálculos y estudios de cómo se debería implementar y son certeros en que podremos llevarlo a cabo“, ha destacado.

Respecto a su prototipo ha comentado que se diferencia del resto en tres aspectos. El primero, es el sistema de propulsión. “Usamos un motor simple, no lineal. Eso significa que tiene la propulsión en la vía, no está integrada en el prototipo. Te ahorras el peso de llevar las baterías. Es muy eficiente en altas velocidades“, comenta. También, en el sistema de frenado, “es muy fiable. Aporta una mayor seguridad. Si pasa algo inmediatamente se frena“. Por último, ha hecho referencia a la eficiencia energética: “tiene un carenado impreso en 3D hecho de materiales reciclables“.

Delft Hyperloop

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.