La oportunidad del hidrógeno verde para la cogeneración

La oportunidad del hidrógeno verde para la cogeneración, un camino solo de ida

España es actualmente el quinto país de Europa en consumo anual de hidrógeno con 500 kt. La apuesta por el hidrógeno verde como vector para la descarbonización de la industria, el transporte o el sector terciario es cada vez más creciente. Nuestro país se posiciona, además, como un gran productor y exportador de hidrógeno renovable para Europa.

El objetivo, por tanto, no es otro más que tratar de reducir la huella de carbono lo máximo posible. En este sentido, el uso del hidrógeno u otros gases renovables en
tecnologías como la cogeneración, se posiciona como un sustitutivo de otros combustibles más contaminantes.

Así lo refleja el informe «Entendimiento del Mercado del Hidrógeno y sus oportunidades para la Cogeneración», elaborado por Everis.

¿Cuál es la situación actual del hidrógeno en España?

España plantea la Hoja de Ruta del Hidrógeno que movilizará 8.900 millones de euros en inversiones hasta alcanzar los objetivos de 2030. La situación planteada en materia de transición energética a priori no favorece el desarrollo de la cogeneración. No obstante, el hidrógeno renovable podría relanzar la renovación de las plantas de cogeneración e impulsar el sector.

La incertidumbre respecto al futuro de la cogeneración no se ha disipado. A nivel nacional, el parque de instalaciones de cogeneración «debería adaptar su tecnología y eficiencia. Con un claro marco de renovación en el corto plazo«. La normativa debe ofrecer seguridad jurídica y estabilidad. Sobre todo, a la hora de acometer las inversiones necesarias para adaptar el parque de cogeneración y mantener la competitividad.

Además, Jaime Moretón, Energy and Utilities Manager de Everis, encargado de la presentación, también recuerda que «no existe una apuesta clara» del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) por la cogeneración. Pese a ser «más eficiente para el consumo de gases renovables«.

Cogeneración: una alternativa para la descarbonización

El estudio resalta que los cambios en la regulación ayudarían a «afrontar la inversión necesaria para adaptar la tecnología y renovar las plantas«. En este sentido, Julio Artiñano, presidente de Cogen España ha hecho referencia a los fondos europeos Next Generation.

En teoría, el uso del hidrógeno renovable como combustible sustitutivo o combinativo del gas natural ayudaría a reducir la huella de carbono. Y permitiría a la cogeneración jugar un papel clave en los objetivos de descarbonización. También han explicado que el aprovechamiento de hidrógeno renovable no consumido en la planta de cogeneración puede utilizarse como sistema de almacenamiento de energía renovable a largo plazo

Según los datos aportados, la demanda térmica total a nivel nacional se estima que es de 460.000 GWh, incluyendo los sectores Residencial, Terciario e Industrial. Una parte de esta demanda podría ser cubierta por la cogeneración de alta eficiencia.

El papel de la cogeneración en la transición energética

Rubén Hernando, presidente de Acogen, ha destacado que la cogeneración es «más necesaria que nunca«. Y ha añadido: «Es perfecta para la industria por sus características y valores. Estamos preparados para aprovechar todo el desarrollo del hidrógeno«.

En aquellos ámbitos industriales donde existe la cogeneración, aportaría una ventaja que se suma a las que ya posee con respecto a otras tecnologías:

  • Autoconsumo: manteniéndose como eje principal en la filosofía de funcionamiento y aplicación de la cogeneración en los sectores en los que aporta valor.
    Como el industrial y el sector terciario.
  • Flexibilidad: destinando tanto el calor como la energía eléctrica a satisfacer las necesidades de los clientes. Aprovechando, además, las ventajas de
    la generación distribuida.
  • Alta eficiencia: aporta ahorros de al menos un 10% de energía primaria.

Retos y oportunidades

Integrar el hidrógeno dentro de la cogeneración presenta en la actualidad una serie de barreras y oportunidades.

Según han explicado, las barreras se clasifican en tres grandes grupos:

  • Económicas: el coste de producción del hidrógeno renovable y su competitividad con los otros tipos de hidrógeno (gris y azul). También, la competitividad el coste
    energético frente al producido por diferentes tecnologías de turbinas de ciclo y de cogeneración.
  • Técnicas: el blending o inyección de hidrógeno en la red de gas natural. La situación actual de viabilidad técnica para transportar hidrógeno mezclado con gas
    natural en las redes europeas. También, los condicionantes asociados al transporte y a la distribución.
  • Regulatorias: respecto a políticas de creación de mercado, regulación sobre infraestructuras y normas y certificaciones que permitan su impulso.

Por su parte, los beneficios son determinantes para el proceso de transformación:

  • Cero emisiones: permitirá al sector convertirse en una fuente de producción de energía térmica y eléctrica 100% libre de emisiones.
  • Renovación del sector.
  • Compromiso con el sistema: creación de un sistema energético europeo eficiente, neutro en carbono, resiliente y descentralizado.
  • Protagonismo energético: integración de comunidades energéticas aisladas.

Energía renovable

Oportunidades de negocio

El informe resalta dos posibles escenarios de aplicación.

El primero se basa en la sustitución de los combustibles actuales para la cogeneración por hidrógeno renovable. De tal manera que todas las bondades que aporta esta tecnología al sistema puedan ser aprovechadas garantizando la transición energética.

El otro, en la instalación de toda la infraestructura necesaria para la producción de hidrógeno. Y que permita su posterior uso para la generación de calor en procesos no electrificables. Así como en industrias intensivas en hidrogeno y calor.

Viu-en-pla-EU-9may-3-junio
GVA-Habitatge-300-CALOR-VAL
Viu-en-pla-EU-9may-3-junio-CASTELLANO
Aquora-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.