Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Presentación del plan estratégico 2020-2023 de Ibercaja

Ibercaja descarta una fusión y fija su salida a bolsa a final de 2021 o inicio de 2022

Ibercaja descarta una fusión. Al menos ese es el mensaje que recurrentemente han repetido el presidente de la entidad financiera, José Luis Aguirre, y el consejero delegado, Víctor Iglesias, durante la rueda de prensa de presentación del Plan Estratégico 2021-2023 del banco aragonés. Tanto durante la propia exposición inicial como ante las insistentes preguntas de los periodistas, Aguirre e Iglesias han puesto en valor los que consideran puntos fuertes de Ibercaja y han descartado una opción similar a la que recientemente se cerró entre Bankia y Caixabank.

El presidente del banco considera “muy positivo que exista biodiversidad” en el ecosistema financiero español. A su juicio, es necesaria una “oferta de servicios variada”. “Hay espacio en el mercado para entidades financieras medianas, bien gestionadas y especializadas en segmentos de negocio con recorrido en volúmenes y márgenes. Ibercaja cumple a la perfección esos parámetros”, ha insistido.

De hecho, ha asegurado que este Plan Estratégico 2021-2023 supone una “apuesta por un proyecto propio e independiente”, que tiene como punto fuerte su “arraigo territorial y social” en las zonas tradicionales en las que ha operado esta entidad. A esto se suma una “expansión consolidada” en Madrid y el arco mediterráneo. “Somos un grupo claramente diferencial”, ha reiterado Aguirre, que ha concluido: “Somos una entidad mediana dedicada fundamentalmente a las familias y a las pymes. Tenemos un gran papel en el sector bancario, hacemos el papel que hacían las cajas”.

“Ninguna presión para una fusión”

“En la hoja de ruta hasta 2023 no está prevista ninguna operación de fusión. Haremos nuestro propio proyecto más rentable, más sostenible y más atractivo. No estamos pensando en ningún tipo de operación corporativa. No está en nuestra mesa ni en nuestro pensamiento”. Así se ha pronunciado el consejero delegado de Ibercaja, que ha sumado rotundidad a las palabras previamente pronunciadas por su presidente.

José Luis Aguirre ha señalado que los cinco mayores bancos de España, tras las últimas fusiones, van a tener una cuota de mercado que por primera vez en la historia va a pasar del 70%, mientras que en 2008, esta cifra era del 40%. En este sentido, ha realizado una comparación de este parámetro con países europeos similares. En concreto, ha destacado que la cuota de mercado de las cinco mayores entidades financieras de Alemania y Reino Unido es del 30%. “De largo, España es el país con mayor concentración bancaria en los últimos años. Los que quedamos somos todos entidades sólidas, bastante competitivas y viables por nosotros mismos. Es necesaria una biodiversidad en el ecosistema bancario”, ha zanjado.

Centrados en la salida a bolsa de Ibercaja

Por otra parte, sobre la futura salida a bolsa de Ibercaja, el presidente de la entidad ha explicado que la Fundación Bancaria Ibercaja tiene la obligación normativa de reducir su participación hasta el 50% o realizar un fondo de reserva. Pese a que no ha descartado por completo esta última opción, la “preferida para hacerlo es la salida a bolsa”. “La salida a bolsa de una forma exitosa ya está organizada. Estamos totalmente preparados para salir al mercado cuando las circunstancias del mercado así lo aconsejen. Estaremos monitorizando el mercado para cuando se dé un momento oportuno ejecutaremos esa opción de desinversión”, ha apuntado Iglesias.

El consejero delegado, por su parte, ha indicado que “las perspectivas de futuro todavía no son buenas”. Sin embargo, ha afirmado que están “convencidos de que entre finales de este año y principios de 2022 va a haber ventanas de mercado” para que se produzca el inicio de su cotización bursátil.

Desafío 21-23

El nuevo plan estratégico, bautizado como Desafío 21-23, Ibercaja busca “un banco más digital, más flexible y más innovador”. El principal desafío a superar, según han explicado, es el de la rentabilidad, sobre el que se han mostrado confiados en que lo lograrán. Además, han subrayado que este banco tiene un “ADN distintivo”: “Una forma de hacer banca que se ajusta a la perfección a los principios de sostenibilidad, más de actualidad que nunca”.

Iglesias ha detallado que entre los hitos del plan estratégico previo, el que comprendía el periodo 2018-2020, se encuentra su ascenso desde los 630.000 a los más de 840.000 clientes digitales. Ibercaja también ha aumentado su cuota de mercado en 83 puntos básicos. En fondos de pensiones, 18 puntos básicos más de cuota de mercado. Además, han alcanzado los 6.400 millones de euros en financiación.

Desafío 20-23 es el acrónimo de Diferencial, Eficaz, Sostenible, Ambicioso, Fiel, Innovador y Orgánico. Estos son los objetivos marcados por el banco aragonés, que aspira también a consolidar su posición como banca minorista, propiciado también por las recientes fusiones bancarias. Para el consejero delegado, esta concentración bancaria va a permitir a Ibercaja captar nuevos clientes. Con todo, esperan un crecimiento acumulado anual de activos del 8% y multiplicar por un 1,5% anual la captación de clientes.

Descartan nuevos ajustes de plantilla

Con todo, el presidente y el consejero delegado de Ibercaja han sostenido que esperan que este plan estratégico genere un banco “más innovador, más ágil, y más rentable y por lo tanto más interesante para las inversores en nuestra futura cotización bursátil”.

Asimismo, preguntados por si se acometerán nuevos ajustes en la plantilla tras el ERE en el que se encuentra inmersa la entidad financiera, han asegurado que no están pensando en acometer “más ajustes de plantilla”. “El que tenemos que hacer lo estamos haciendo y lo haremos en los próximos 15 meses”, ha zanjado el consejero delegado de Ibercaja.

Certificado-Covid-300
FVferrer-navidad

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.