Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Los socios de Verdú-Cantó Saffron

Saffron: una compañía centenaria en “la flor de la vida”

En 1886, José Cantó, tratante de vinos, se asocia con su emprendedor sobrino, José Verdú, para iniciar juntos un negocio de exportación de azafrán. Nace la sociedad Cantó y Verdú. El tío dirigía el negocio desde el despacho y Verdú recorría a caballo la meseta castellana para seleccionar las mejores partidas de azafrán.

Esta especia es la más cara del mundo, lo que le obligaba a portar consigo una gran cantidad de dinero. Por esa razón se convertía en un blanco muy atractivo para los maleantes. Para defenderse llevaba siempre en la grupa del caballo su escopeta de caza. Cuando aparecían los bandidos no le quedaba otra que saltar del caballo y defenderse a tiros.

Cartel de Saffron

En sus viajes acabó trabando amistad con un inglés afincado en España que se dedicaba a negocios de importación y exportación. A través de este contacto supo que el consumo de azafrán en La India era muy grande. José Verdú no dudó en coger un barco desde el puerto de Alicante que le llevó a Bombay. Tardó un mes en llegar. Allí se asoció con un comerciante indio y abrió una oficina estable que permaneció durante varias décadas.

Este fue la semilla de una compañía, Verdú-Cantó Saffron Spain, que lleva más de 130 años trabajando con especias y condimentos. Y, en especial, su producto estrella: el azafrán. En la actualidad, la plantilla está compuesta por 35 personas, con presencia en los cinco continentes, exportan a un total de 42 países.

Latas antiguas de Saffron

Juan Luis Durá Berenguer, socio y administrador, comparte en esta entrevista los orígenes de Saffron, pero también los planes de futuro de una empresa que se define como “joven“.

Una extensa tradición familiar

– La compañía cuenta ya con más de 130 años. Sin embargo, en su web se definen como “jóvenes“. ¿Cómo lo han conseguido?

Esta compañía, que inició Verdú en 1886, ha realizado su trabajo en tres siglos diferentes: en el XIX, en el XX y en el XXI. Actualmente, dirige la empresa la quinta generación.

Permanecer todo este tiempo con el mismo objeto social, la exportación de azafrán, ha sido posible gracias a varias circunstancias. Como, por ejemplo, el adaptarnos a las cambiantes condiciones del mercado con agilidad, apostar por el talento y cuidar siempre el capítulo de I+D+i.

Una de las últimas estrategias dirigidas a la actualización de la compañía ha sido el incorporarnos al mundo de las redes sociales y al comercio online. Si además de todo esto tienes la fortuna de contar con un know how depurado a lo largo de 135 años, todo se hace un poco más sencillo. Después de más de un siglo de existencia seguimos pensando que estamos en la flor de la vida.

El interior de las oficinas de Saffron

– ¿Cuál es la estructura societaria actual de la compañía? ¿Qué generación se encuentra actualmente al frente?

Nuestra estructura societaria es la que se espera de una empresa familiar. En la actualidad, la junta de accionistas está integrada por cuatro familias, que elaboraron un protocolo que regula la relación entre ellas. Por debajo, está el consejo de administración y el director de la compañía.

José Cantó inicia la saga. Le sucede su sobrino, José Verdú Cantó. Después, cogieron el relevo los hijos: Olegario y Antonio Verdú. A estos últimos, les relevan Jaime y Antonio Verdú. Posteriormente, se asociarían con Francisco Durá y José Antonio Amorós.

La actual generación está integrada por los hijos: María Consuelo Verdú, Raimundo Verdú, Juan Luis Durá y José Antonio Amorós.

La compañía en la actualidad

– ¿Cómo ha ido evolucionando su objeto de negocio?

Cuando Cantó y Verdú se asocian fijan como objeto social la exportación de azafrán. Curiosamente, más de 130 años después mantenemos el mismo. Aunque no sería justo no admitir que ha habido que adaptarse y, por tanto, evolucionar.

Pasamos de tener el azafrán como único artículo a incorporar toda la gama de especias y presentarlas en formatos mejorados. Para que conserven su calidad y que, al mismo tiempo, resulten atractivos al consumidor.

– ¿Cómo es la empresa ahora? ¿Con qué instalaciones y centros de producción cuenta?

Tenemos dos centros de fabricación. Ambos en la localidad de Novelda (Alicante). En uno, se envasan especias de todo tipo. El otro, ubicado en la calle Sargento Navarro, ocupa el espacio de una antigua destilería de licores de principios del siglo pasado. Con el tiempo el propietario construyó su casa familiar justo al lado.

La vivienda la hemos reconvertido en oficinas y la destilería en fábrica.

Las oficinas exteriores de Saffron

La vocación exportadora de esta empresa queda patente con el hecho de que en el siglo XIX ya teníamos una oficina comercial estable en Bombay. Perduró durante varias décadas.

La empresa factura unos siete millones y medio de euros al año. La mitad de nuestros envíos tienen como destino la exportación a alrededor de 42 países por todo el mundo. Los productos que exportamos son azafrán a granel, especias a granel, azafrán envasado con marca propia y especias y condimentos envasados con marca propia.

– ¿Qué hitos han marcado el crecimiento de la empresa?

Nuestro primer gran hito fue la conquista del mercado Indio. Al igual que hoy este país estaba hiperpoblado y tenía un alto consumo de esta especia. José Verdú abrió allí una sucursal estable que permaneció durante décadas y que nos ayudó a convertirnos en uno de los líderes de nuestro segmento.

Los malos momentos llegaron cuando después de la Segunda Guerra Mundial España fue sancionada con un bloqueo comercial que acabó con la exportación. Había que centrarse en el mercado doméstico.

Pero, la España de entonces estaba arruinada por la Guerra Civil y el azafrán era un producto asequible para muy pocos bolsillos. Creamos entonces el colorante alimentario, un sustitutivo del azafrán que sirvió para relanzar la actividad de la empresa. Logramos implantarnos en el mercado gallego y asturiano. Dada la importante corriente migratoria de estas regiones se produjeron unas sinergias que nos llevaron a países como Argentina y Uruguay.

Cartel publicitario de Saffron

Sin embargo, el gen exportador lo teníamos muy arraigado y acabó saliendo. Sobre 1975 se inician una serie de estrategias comerciales dedicadas a internacionalizar de nuevo la empresa.

Tuvimos éxito en los países árabes del Golfo Pérsico. Con los años aparecieron países emergentes productores de azafrán con precios más económicos debido a una mano de obra infrarremunerada. Para contrarrestar este efecto apostamos por la calidad y por acciones de I+D+i. Nuestro mercado se trasladó a los países de la Unión Europea, más sensibilizados con los modernos estándares de seguridad alimentaria.

Azafrán: el producto estrella

– El azafrán se utiliza en un sentido alimentario, cosmético y farmacéutico, entre otros. ¿Cuáles son todas sus bondades?

El azafrán constituye una de las especias más valoradas del mercado por sus propiedades colorantes, aromatizantes y saborizantes.

Hoy en día, las investigaciones científicas han descubierto que los componentes crocina y safranal tienen efectos promotores de la salud. Por ejemplo, en la depresión, en la enfermedad de Alzheimer, en los trastornos oculares y en la obesidad.

Además, como cosmético, el azafrán mejora las condiciones de la piel y la hace más radiante al tratar el acné, la opacidad y la sequedad. El aumento del uso del azafrán en cosméticos debido a sus propiedades medicinales es otro factor que se espera que impulse el crecimiento del mercado de esta especia en un futuro próximo.

El laboratorio de Saffron

Una marca para cada necesidad

–La compañía cuenta con cuatro marcas propias que se han ido creando a lo largo del tiempo. ¿Están relacionadas con las diferentes líneas de negocio? ¿Qué abarca cada una de ellas? ¿A qué mercados se dirigen? En la facturación total, ¿qué porcentaje representa cada una de ellas?

Pote aparece después de la Guerra Civil española y sigue con nosotros desde entonces.

Se centra en la cocina casera tradicional. Inicialmente, arraigó muy bien en Galicia y Asturias. Dada la importante corriente migratoria de estas regiones, pasó a países como Argentina y Uruguay. Hoy en día lo podríamos encontrar en casi toda España. Su excelente relación calidad-precio ha sido clave.

Esta marca es un referente en el mercado para platos de cuchara elaborados con azafrán, pimentón y colorante. Representa el 45% de la facturación total.

Estantería con especias de Saffron

Toque es una marca más reciente. Va dirigida a un público joven e inquieto por experimentar con sabores con evocaciones exóticas.

El packaging es muy innovador. Cuando en los lineales de los supermercados los tarros de especias siempre eran monoingrediente, nos atrevimos a proponer una gama de sugerentes mezclas de especias. Conseguíamos el efecto añadido de simplificar los aderezos. Ya no hace falta tener todas las especias en casa, cada tarro contiene las especias ideales para lograr el efecto que pretendemos.

Del mismo modo que usamos las especias para potenciar los sabores, se nos ocurrió que podríamos también usarlas para aromatizar los cócteles. Aparecieron entonces también los estuches de especias (botánicos) para gin-tonic, vermú, ron, vodka, etc. Esta marca supone el 18% de nuestra facturación.

Zafferania se recolecta en varias plantaciones castellano-manchegas. Cuenta con la Denominación de Origen Protegida del Consejo Regulador de Azafrán de La Mancha. Una certificación que garantiza tanto el origen como el penetrante aroma, el delicioso sabor y el inconfundible color de cada hebra. Esta marca va dirigida a cocineros especializados y el público más exigente. Supone un 1% de nuestra facturación.

La marca Zafferania

Syren es líder en el mercado árabe. Somos proveedores de varios palacios de las monarquías árabes del Golfo Pérsico.

La producción de Syren se selecciona de los mejores lotes de cultivo, con su característico tamaño de hebra, aroma floral y limpieza. La gama incluye además diferentes productos elaborados con azafrán al gusto árabe, como las almendras, el té o la miel. Esta marca supone un 12% de nuestra facturación.

Calidad también en la marca blanca

– ¿Producen marca blanca para alguno de sus clientes? 

El producto industrial o marca blanca suponen el resto de la facturación. Los clientes habituales de este producto suelen ser las grandes cadenas de supermercados europeas.

– ¿En qué canales están presentes vuestros productos?

El principal canal es el de la gran distribución alimentaria. En los últimos años estamos observando un interés hacia nuestro producto también por parte de la industria farmacéutica.

Para comercializar nuestros productos intentamos llegar a acuerdos de colaboración con los principales operadores de cada mercado. Acertar en la elección del canal de distribución adecuado es importante porque nos ayudará a situar nuestro producto en el lugar adecuado.

Gracias a esta estrategia hemos logrado estar presente en las tiendas más exclusivas del mundo. Como por ejemplo: Williams & Sonoma en Estados Unidos, Breeze Center en Taipéi (Taiwán), Danube en Arabia Saudí o Partridges en Londres (Reino Unido).

Comprometidos con la protección del cultivo

– ¿De dónde obtienen la materia prima con la que elaboran sus productos? ¿Tienen suficiente materia prima con su propia producción o necesitan comprar a otros productores y países?

Parte de nuestra materia prima la adquirimos en Castilla-La Mancha. Sin embargo, la producción es insuficiente para atender toda la demanda. Ello nos obliga a comprar en otras áreas.

Con el fin de paliar este problema contribuimos a crear la sociedad COAE (Corporación de Operadores de Azafrán Español). Con un capital aproximado de 360.000 euros tiene como objeto social la investigación y desarrollo de todo lo que pueda contribuir a optimizar los procesos del cultivo del azafrán. Desde conseguir nuevos conocimientos hasta crear prototipos de maquinaria.

Un campo de azafrán

Tanto el resultado de las investigaciones como los avances tecnológicos son puestos a disposición de los agricultores, con frecuencia de edad avanzada, con la finalidad de impulsar el cultivo. La sociedad tiene extensos campos. Hemos advertido que COAE ha contribuido sustancialmente a fijar la población más joven en el medio rural y a crear puestos de trabajo, sobre todo en la época de la recolección.

2020: un buen año para las especias

– ¿Cómo han vivido el año 2020? ¿Han notado cambios en los hábitos de los consumidores?

El pasado año no fue un mal año para nosotros. Con el confinamiento nos vimos obligados a pasar más tiempo en casa. Hay quien aprovechó para hacer pequeñas reparaciones domésticas. Otros, cayeron en la dulce tentación de dedicarse a la repostería. A muchos, les dio por cocinar esa receta, más o menos sofisticada, que siempre habían querido pero nunca encontraban el momento. Durante la pandemia tuvo lugar un incremento del uso de las especias en los hogares.

Sin embargo, el uso de las especias en la hostelería decayó. Afortunadamente para nosotros nuestra cuota de mercado en hostelería es pequeña.

Un expositor con especias de Saffron

Nuevos productos y mayor competitividad para el futuro

–¿Qué previsiones tienen para este año?

Para 2021 tenemos previsto actuar sobre la línea de envasado de la marca Toque. Esta actuación está destinada a conseguir una mayor producción que nos permita optimizar costes y mayor competitividad en el mercado.

También, lanzaremos nuevos productos. Dirigidos a jóvenes que quieran experimentar con nuevos sabores y que no tengan demasiado tiempo para la cocina. Serán especias ya mezcladas, ideadas por nuestros expertos y que aportarán a los platos sabores y aromas exóticos. Esperamos incrementar nuestro volumen de operaciones en 500.000 euros.

Vive-Costa-del-Sol-300x300
Vive-Costa-del-Sol-300x300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.