Miércoles, 29 de Mayo de 2024
Pulsa ENTER para buscar
autoridad Portuaria de Valencia

Los accionistas de CaixaBank respaldan por mayoría la fusión con Bankia

Los accionistas de CaixaBank respaldan por mayoría la fusión con Bankia

La junta de accionistas de CaixaBank ha dado este jueves luz verde a la fusión por absorción de Bankia, operación que permitirá crear el primer banco de España, con más de 20 millones de clientes, 51.000 empleados –teniendo en cuenta las filiales–, 6.700 sucursales y sede social en València.

La Junta General Extraordinaria de Accionistas de CaixaBank, celebrada con la participación de accionistas que representan al 70,33% del capital social, ha aprobado la totalidad de las propuestas formuladas por el Consejo de Administración respecto de los asuntos incluidos en el Orden del Día de la convocatoria.

En relación al segundo punto -aprobación de la fusión por absorción de Bankia por CaixaBank- la propuesta ha sido aprobada por el 99,71% de los accionistas presentes o representados en la Junta.

CaixaBank ha obtenido también el apoyo mayoritario de los accionistas para aprobar el nombramiento de los nuevos consejeros tras la integración: José Ignacio Goirigolzarri, Joaquí Ayuso, Francisco Javier Campo, Eva Castillo, María Teresa Santero y Fernando María Costa Duarte.

También formarán parte del consejo de administración los actuales consejeros de CaixaBank: Gonzalo Gortázar (consejero delegado), Tomás Muniesa (vicepresidente), José Serna, María Verónica Fisas, Cristina Garmendia, María Amparo Moraleda, Eduardo Javier Sanchiz, John Shepard y Koro Usarraga.

En la operación de canje, CaixaBank ofrece 0,6845 acciones nuevas por cada acción de Bankia y tras el visto bueno de los accionistas, tanto de Bankia (el pasado martes) como de CaixaBank, ambas entidades esperan recibir la autorización de los reguladores para culminar su fusión, que podría materializarse en el primer trimestre de 2021, si bien la integración operativa de las dos entidades se ejecutaría a finales de ese año.

Durante su intervención, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha defendido este jueves que la operación de fusión con Bankia supone «una gran oportunidad de crear valor», pues saldrá una entidad «fuerte, bien provisionada y bien capitalizada», beneficiosa para todos los grupos de interés.

En primer lugar para los clientes: «que seguirán teniendo acceso a una oferta muy amplia y competitiva, además de innovadora»; también para los empleados «que formarán parte de un grupo que comparte los mismos valores y en un proyecto de futuro que les dará mayores oportunidades, y en el que la cultura de meritocracia seguirá siendo una pieza clave»; para los accionista al formar parte de una entidad «más sólida, eficiente y rentable», y también para la sociedad por su modelo de banca responsable, «con una sensibilidad social distintiva y que genera un impacto muy positivo para todos».

Gortázar estima que la operación permitirá obtener sinergias en una cifra superior a los 1.000 millones de euros anuales: 290 millones procedentes de mayores ingresos y 770 millones de ahorro de costes.

«Se trata de cifras alcanzables y razonables que hay que entender que no se obtienen todas en el primer año, sino que se consiguen de manera progresiva a medida que se producen integraciones operativas y se materializan las oportunidades comerciales», ha subrayado el consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, que será también el primer ejecutivo de la nueva CaixaBank.

Para alcanzar estos ahorros, ha indicado, será necesaria una inversión en reestructuración con un coste global que se ha estimado en 2.200 millones de euros, que se rentabilizará «en un plazo relativamente corto», ha destacado Gortázar, ya que equivale a menos de tres años de los ahorros anuales previstos.

El ejecutivo ha reconocido que uno de los apartados «más críticos» de la reestructuración es la de personal, un tema que se abordará una vez cerrada la fusión legal.

«En este momento estamos trabajando en cuantificar el excedente de plantilla y en las fórmulas más adecuadas desde el punto de vista empresarial y también personal», ha subrayado.

Gortázar ha explicado que CaixaBank se ha embarcado en este proyecto para asegurar la sostenibilidad a largo plazo, con estructuras de costes más eficientes y mayor capacidad de inversión, y todo ello en un momento complejo, marcado por los bajos tipos de interés, la elevada competencia y las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

Gonzalo Gortázar estima que la nueva entidad mejorará la ratio de cobertura de la morosidad en 3 puntos, contará con un incremento de los activos líquidos hasta los 128.000 millones y una ratio de solvencia core capital que excedería el mínimo requerido en más de 310 puntos básicos.

El consejero delegado ha finalizado su discurso recordando la posición de fortaleza en la que se encuentra CaixaBank y agradeciendo «la iniciativa, liderazgo, dedicación, profesionalidad y generosidad» que ha mostrado estos últimos cuatro años el presidente Jordi Gual, que no seguirá en la nueva entidad.

arquitectura diputacion de valencia
arquitectura diputacion de valencia
campanya renda Generalitat
Aerocas Madrid castellano

Dejar una respuesta