Finanzas

La Comunitat Valenciana, en la trastienda de la nueva gran fusión

Alicante se juega la sede social. El proceso se inicia pocos días después de anunciar una reducción de 1.800 empleos en el Sabadell

Archivado en: 

Sede social del Sabadell en Alicante.

Pocos minutos antes de las 18 horas de ayer lunes, la CNMV publicaba dos notas de hechos relevantes. Primero un comunicado del BBVA e inmediatamente después del Banco Sabadell confirmando un rumor que había explosionado por la mañana: empieza la fusión. Las dos notas guardan un lógico efecto espejo, pero pone el contador en marcha para un proceso de absorción.

El volumen de la entidad con sede en Bilbao es muy superior al de la entidad catalana, hoy con sede en Alicante. De esta manera y en menos de tres meses, se podrían confirmar dos de las mayores fusiones bancarias en España. Y es este segundo hecho, el de la sede, lo que convierte a la Comunitat Valenciana en la trastienda de una de las grandes operaciones del año.

Las primeras cifras hablan de la creación de un grupo con más de 950.000 millones de euros en activos y un tamaño en España muy similar al que tendría la nueva CaixaBank. La bolsa española fue de las primeras en celebrar la noticia con destacadas subidas y dando una radiografía clara y es que atendiendo al valor de las acciones, el Sabadell vale 2.358 millones de euros, apenas un 9,6% de los 24.391 millones que vale el BBVA.

Tres años de sede social

El Sabadell decidió trasladar su sede social a Alicante en 2017 tras la convulsa situación política que había en Cataluña. La llegada del banco presidido por Josep Oliu puso en marcha un proceso de transformación de marca – recuérdese el SabadellCAM- y de filosofía. De entonces a ahora, el banco ha venido celebrando sus asambleas en la ciudad alicantina y lo que es más importante apostando con centros tecnológicos como el Agua Amarga que, en la actualidad, es la central de datos para todo el grupo bancario.

BBVA- SabadellPero la fusión se produce ahora, empujada o condicionada por la pandemia y cuando el banco aborda un importante adelgazamiento de estructura física y de personal. Los últimos datos hablan del cierre de medio centenar de oficinas en la Comunitat Valenciana. Respecto a los empleos, Sabadell negocia tras la presentación de resultados del tercer trimestre la salida de 1.800 personas en España. Alicante es una de las zonas más afectadas por las herencias del malogrado Banco CAM.

Reconocidas las conversaciones quedan por determinar muchos detalles, pero parece improbable que Alicante pueda mantener la sede social. Cabe recordar que la llegada del Sabadell a Alicante supuso un aumento apreciable de los depósitos. El informe de Ineca reveló en el primer trimestre de 2018 que se había producido un “cambio importante” por el lado de los depósitos, pues se había registrado un “incremento del 18,4%, frente a un aumento en el conjunto de España prácticamente nulo, del 0,02%”.

“En la evolución positiva de los depósitos en la provincia de Alicante, además del avance favorable de la economía alicantina (ligero incremento de los ingresos laborales, bien por aumento salariales, bien por mayor número de personas trabajando) también está jugando un papel importante el proceso político en Cataluña y el cambio de sede social de un número importante de empresas, incluidas entidades bancarias, como el caso del Banco Sabadell que ha fijado su nuevo domicilio social en Alicante”, continuaba indicando el documento del Instituto.

“Es difícil poder determinar qué parte de este cambio positivo se debe a este proceso particular, pero lo cierto es que la provincia de Alicante en un año ha incrementado sus depósitos en unos 6.000 millones de euros, cuando el conjunto de España apenas ha incrementado un poco sus depósitos y en cambio, la provincia de Barcelona ha contabilizado una reducción de unos 27.000 millones de euros-. Es decir, casi 1 de cada 5 euros depositados en Barcelona han salido de dicha provincia. El destino de estos fondos, entre otros, ha sido Alicante que recogería un 22% de esta salida, o también, por ejemplo, la provincia de Madrid, que habría visto incrementar sus depósitos en unos 14.000 millones de euros, algo más de la mitad de los salidos de Barcelona”.

oficina-BBVA

Oficina del BBVA en Bilbao

En las quinielas

En cualquier caso, las conversaciones comienzan oficialmente tras numerosos rumores y cuando la presión o las demandadas del Banco de España y el Central Europeo señalaban incesantemente la necesidad de reducir gastos y la aceleración de la digitalización con la crisis sanitaria ha provocado un mayor baño de realidad en cuanto a relación con el cliente. El consejero delegado Jaime Guardiola ya habló del estudio de “oportunidades” cuando se contrataron los servicios de Goldman Sachs en sus últimas comparecencias.

Ahora se ha confirmado que la firma neoyorkina estará en las conversaciones con el despacho de abogados Uría Menéndez para trabajar en la ‘due diligence‘ por parte del Sabadell. Por el BBVA, el equipo de Carlos Torres contará con JP Morgan y Garrigues.

Suscríbete a nuestra newsletter