Desde el inicio de la pandemia el 60% de trabajadores afectados ha salido del ERTE

La Comunitat Valenciana iniciará el estado de alarma con 188.000 empleados en un ERTE

Si el 12 de octubre se contabilizaban 271.216 personas desafectadas, es decir que habían dejado de estar en un ERTE, la cifra a 26 de octubre se reduce a 269.009. En dos semanas 2.207 trabajadores que antes estaban desafectados vuelven a estarlo

El Consejo de Ministros ha solicitado este martes al Congreso la prórroga por espacio de seis meses del estado de alarma decretado el pasado domingo y ha suprimido del texto inicial los artículos relativos a la restricción de la movilidad nocturna, “el toque de queda”, para que lo decida cada comunidad autónoma.

Se trata de los artículos 9 y 10 del decreto del estado de alarma, que contemplaban esta restricción entre las 23.00 y las 6.00 horas, regulable en una hora por las autonomías y que estarán en vigor hasta el próximo día 8. Después, quedará a criterio de cada “autoridad competente delegada”, es decir, de los presidentes autonómicos, fijar cuáles son las limitaciones de movilidad que se tienen que establecer en sus territorios.

El debate sobre esta prórroga de seis meses se celebrará mañana en el pleno del Congreso, y coge a la Comunitat Valenciana con un sector turístico, desde la hostería hasta los servicios, “extremadamente dañado” y que, tal como reconocía el president Puig “tardará en recuperarse por completo”.

Y es, según recogen los datos de la Conselleria de Economía hasta el 26 de octubre, algo más del 40% de los trabajadores afectados por un ERTE en la Comunitat continúa vinculado a un expediente de regulación temporal, lo que supone un total de 187.984 personas.

No obstante, el 58,8 % de los trabajadores afectados ya ha salido del ERTE, un total de 269.009 de los 456.993 que han sido incluidos en un ERTE en la región desde el pasado 12 de marzo.

De esos 269.009 trabajadores que han salido del ERTE, 154.252 son de la provincia de Valencia, 81.566 de Alicante y 33.191 de Castellón.

Si nos remontamos a datos anteriores, en el último mes, 6.286 trabajadores han salido de un ERTE, según los datos que contabiliza la Dirección General de Trabajo, pero en los últimos quince días los datos han empeorado considerablemente, ya que ha crecido el número de trabajadores que se ha vuelto a incorporar a un ERTE.

Es decir, si el 12 de octubre se contabilizaban 271.216 personas desafectadas, esto es, que habían dejado de estar en un expediente de regulación, esta cifra a día 26 de octubre se reduce a 269.009 personas. En dos semanas, 2.207 trabajadores de la Comunitat que antes estaban desafectados vuelven a estar bajo un ERTE.

Desde el inicio de la pandemia, las empresas de la Comunitat Valenciana han presentado 67.889 ERTE que han afectado a 456.993 empleados, y se ha resuelto la mayoría (65.220 expedientes, con 427.355 trabajadores).

Del total de expedientes los servicios suponen un 84,5% de los expedientes y un 66% del volumen de personas afectadas, en total más de 15.000 mujeres que hombres. De media estas empresas de servicios mantienen afectados a 5 trabajadores, un dato muy inferior si se compara con los casi 21 trabajadores de media que se ven afectados por expediente en el caso de la industria.

De hecho la industria representa el 9,4% de las empresas que han presentado expediente temporal de regulación de empleo desde que comenzó la pandemia, pero ha englobado al 29% de los empleados afectados.

En el total de expedientes contabilizados, las empresas de 1 a 10 trabajadores suponen el grueso de las solicitudes 60.149 que representan el 89% total y algo más del 38% de los trabajadores. Por su parte, 3 de cada 10 trabajadores afectados desempeñaba su labor en empresas de 11 a 50 trabajadores.

A lo largo de la pandemia los ERTE de suspensión de la actividad laboral de manera completa, es decir, aquellos que afectan a los trabajadores cuya empresa ha cesado de manera total su actividad han sido los más numerosos, representando el 89% y afectando al 76% de los empleos afectados. Mientras que los de reducción de la jornada laboral entre un mínimo del 10% y un máximo del 70% han supuesto algo más de 3.000 expedientes y han impactado en 22.000 trabajadores (5%). Los expedientes que han combinado ambas opciones han rebasado los 4.400 y afectado al 19% de los trabajadores

Y si hace un mes los ERTE por rebrote sumaban 158 con 1.277 trabajadores afectados, ahora se contabilizan 549 expedientes con casi 4.000 trabajadores afectados. Es decir se han más que triplicado.

Suscríbete a nuestra newsletter