XI Encuentro del Sector Financiero

Gortazar: La fusión con Bankia será efectiva en el primer trimestre de 2021

El consejero delegado de CaixaBank ha adelantado también que la banca se ha preparado "para lo que viene", que previsiblemente es un aumento de la morosidad

Archivado en: 

Gonzalo Gortazar, consejero delegado de CaixaBank, en una imagen de archivo

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, ha dicho que la fusión con Bankia será efectiva en el primer trimestre de 2021, una vez que la consultora y auditora BDO emita su informe, que debe entregar esta semana, y a falta de que se convoque a las respectivas juntas de accionistas.

Durante su intervención, en un encuentro financiero organizado por KPMG y el diario “Expansión“, Gortázar ha explicado que en ambas entidades hay equipos trabajando en los temas pendientes, tanto en los aspectos legales como en la integración de los sistemas, aspecto que será realidad en el último trimestre de 2021.

No obstante, “para el 98% de la plantilla no está pasando nada y se dedican al 100% a gestionar la situación actual”, ha recalcado.

En tono jocoso ha señalado que “no se arrepienten” de la operación, sino todo lo contrario, ya que en una situación como la actual, con un entorno de tipos extremadamente bajos “que probablemente no vayan a subir en una década”, solo se pueden buscar nuevas vías de ingresos y ser más eficiente “mediante la combinación” con una entidad grande.

La unión con Bankia, por tanto, “nos hará más eficientes”, y el grupo combinado hereda además la vocación de servicio y la cercanía con el cliente de las cajas de ahorros.

Recuperación de la economía

Gortazar sí se ha mostrado preocupado por el grado de recuperación de la economía en 2021, “habrá que ver la evolución de la enfermedad y el impacto de las medidas de restricción de la actividad”, no solo en España, sino en el ámbito europeo, cuyo efecto “rebote” en nuestro país está por ver.

Pese a todo, Gortázar se ha mostrado optimista “a medio y largo plazo”, ya que no le cabe duda de que “se controlará la pandemia y habrá vacuna”.

Morosidad

Por lo que respecta a la morosidad, Gortázar ha dicho que “lo sorprendente es que no haya subido todavía”, algo que achaca a las moratorias en los créditos y a las ayudas.

Aunque al principio se pensó que se iban a interrumpir los circuitos de pagos, en esta primera fase “nos encontramos que estas medidas retrasan la aparición de la mora”, pero “las normas contables han cambiado, y aunque la mora no ha cambiado sí lo hacen las provisiones”.

Este año, CaixaBank ha hecho unas provisiones “muy elevadas, no sé si astronómicas”, lo que les permite tener margen; la banca se ha preparado “para lo que viene”, que previsiblemente es un aumento de la morosidad.

Con todo, no hay en este momento un problema sistémico para la banca, que “hace una década estaba en mala forma, pero ahora está en buena forma”, por lo que esta crisis sanitaria no se convertirá en una crisis financiera.

Aunque es cierto que algunos sectores necesitarán ayuda durante más tiempo, “esto va a pasar, y en cuanto se elimine la causa mejorará”, ya que “tenemos los elementos y las palancas para recuperarnos en 2021 y en adelante”.

Dividendos en 2021

Al igual que el resto de participantes en el encuentro, Gortázar se ha mostrado convencido de que el Banco Central Europeo (BCE) retirará el año que viene su recomendación de limitar los dividendos, decisión que se adoptó cuando “había poca visibilidad” sobre lo que se avecinaba.

Ahora ya se sabe “qué entidades pueden retomar esa senda de modo razonable”, ha indicado, y ha recordado que CaixaBank decidió reducir el dividendo “antes de que lo recomendara el BCE, para mantener las defensas del banco cuando era difícil prever la gravedad de la crisis”.

Asimismo, se ha referido a los más de 750.000 accionistas con los que contará la entidad resultante de la fusión, muchos de los cuales “lo estarán pasando mal y no les vendrá mal recibir algo”.

Suscríbete a nuestra newsletter