Finanzas

Una fusión pendiente de cuatro citas claves

Dos nombres marcan que el acuerdo llegue a buen puerto: Nadia Calviño e Isidro Fainé, con permiso del FROB

Archivado en: 

Sede de CaixaBank en València. | Foto: A.J

Bankia y CaixaBank ya han llegado a un acuerdo sobre su fusión, pero faltan aún cuatro citas claves para aprobar la operación, entre ellas un encuentro entre la vicepresidenta del Gobierno Nadia Calviño y el presidente de Fundación la Caixa, Isidro Fainé.

Desde que se anunciaran las conversaciones entre ambas entidades para crear el mayor banco de España, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, han liderado las negociaciones para crear el mayor grupo bancario de España, explican fuentes cercanas al proceso.

Sin embargo, tras el acuerdo alcanzado entre los ejecutivos de ambas entidades, falta el visto bueno formal de Nadia Calviño, en representación de los intereses del Estado -principal accionista de Bankia-, y de Isidro Fainé, como máximo responsable de CriteriaCaixa y la Fundación La Caixa, primer accionista de CaixaBank.

Esta reunión es la primera cita clave tras el acuerdo de Bankia y CaixaBank, pero se mantiene en secreto cuándo se producirá ese encuentro, que marcará el pistoletazo de salida para la convocatoria de otras tres reuniones decisivas más esta misma semana: las de los consejos de administración de Bankia y CaixaBank y la de la comisión rectora del FROB.

Los detalles sobre el acuerdo entre Goirigolzarri y Gortázar apenas han trascendido, pero parece claro que Bankia obtendrá una participación superior al 25 % en el nuevo grupo fruto de la fusión con CaixaBank, que por tanto controlaría menos del 75 % restante.

La sede del nuevo grupo estará en Valencia, la marca CaixaBank se impondrá y el consejo de administración tratará de representar al accionariado a través de los dominicales, además de tener espacio para los ejecutivos y contar con independientes.

La segunda cita clave después del encuentro entre Calviño y Fainé es la reunión de la comisión rectora del FROB, ya que mantiene desde hace años un acuerdo por el cual Bankia se compromete a informarle de antemano de alguna cuestión especialmente relevante que se vaya a tratar en su consejo de administración.

A la espera del FROB y los consejos

En el caso de una fusión, Bankia está obligada a comunicar este tipo de hechos al FROB, su principal accionista, con la misma antelación de al menos 24 horas con la que convoca a su consejo de administración.El FROB, por su parte, reunirá a su comisión rectora para darse formalmente por enterado de este hecho, lo que previsiblemente sucederá antes de que comience la cita del principal órgano de gestión de Bankia, aunque no sea obligatorio.

Las otras dos reuniones claves del resto de la semana serán los respectivos encuentros de los consejos de administración de Bankia y CaixaBank, que podrían tener lugar el próximo jueves, y servirían para sellar la fusión y convocar a las juntas de accionistas para que finalmente aprueben la operación.

Antes de ese último encuentro, el FROB y la Fundación Bancaria la Caixa se encargarán de estudiar detenidamente la operación.

Suscríbete a nuestra newsletter