Entrevista a Nicolás García, de la spin-off iDRhA

Rubidium: telerehabilitación eficaz de bajo coste para evitar el colapso sanitario

El catedrático asegura que es "el futuro" y serviría para ofrecer una rehabilitación intensiva a las personas con daño cerebral

Proyecto Rubidium

La telerehabilitación es el futuro para que los pacientes con daño cerebral tengan una rehabilitación “eficaz, eficiente e intensiva”. Además, este servicio supondrá un coste bajo para los pacientes y evitará el colapso del sistema sanitario, que no está preparado para asumir tantas necesidades, ante la previsión de un incremento de las personas con daño cerebral. Así, desde iDRhA, la spin-off del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (UMH), están desarrollando el proyecto Rubidium, con dispositivos robóticos de rehabilitación y asistencia para personas con daño cerebral adquirido, con los que buscan maximizar la recuperación motora.

Nicolás García, catedrático del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática y del Instituto de Bioingeniería de la UMH, recalca que la telerehabilitación supone una rehabilitación eficaz a las personas que lo necesitan. “Si tuviéramos, como se prevé, un número de casos en incremento de las personas con daño cerebral, los hospitales y clínicas no van a poder dar esa rehabilitación eficaz e intensiva y los pacientes no van a poder recuperar las funcionalidades perdidas”, advierte.

“Pretendemos que esa intensidad sea máxima, los pacientes lo hacen en su casa, con prescripción y supervisión médica. Lo hacen cuando quieren, con una intensidad determinada y todos los días. Con este trabajo, van a conseguir una mayor recuperación motora, siempre que sea posible, que yendo un día a la semana a una clínica de fisioterapia u hospital”, señala.


García: “Si el sistema público dota la telerehabilitación de presupuesto, habrá dinero para adquirir estos equipos y que estén en los centros públicos”

A este respecto, detalla que los dispositivos que están desarrollando están dotados de algoritmos de Inteligencia Artificial y pueden utilizarse en las casas de los pacientes, una telerehabilitación que será “supervisada y prescrita a través de una app por parte de personal clínico”. En concreto, el proyecto Rubidium consiste en un dispositivo robótico de rehabilitación para uso doméstico.

“Consiste en desarrollar este concepto, estos dispositivos portátiles, y trasladarlo a las casas de los pacientes y aplicar el concepto de telerehabilitación, que creemos que es el futuro. Las personas con daño cerebral van a incrementarse en número, porque la sociedad envejece, y nuestro sistema sanitario -público y privado- no están preparados para asumir tantas necesidades de rehabilitación. Llevarlo a casa y supervisarlo ayudaría mucho al sistema”, asegura.

nicolas-garcia

Nicolás García, catedrático del Área de Ingeniería de Sistemas y Automática de la UMH

En este sentido, el sistema desarrollado por iDRha es capaz de monitorizar al paciente y de adaptar en tiempo real la terapia a sus necesidades gracias a algoritmos inteligentes artificiales. Así, el usuario puede realizar ejercicios e incluso desarrollar una terapia de telerehabilitación desde casa. Para ello, la tecnología desarrollada por esta spin-off cuenta, también, con una plataforma de software que incluye varios juegos de rehabilitación predeterminados y en la que el paciente puede integrar sus propias actividades.

García detalla que han realizado algunas pruebas piloto, aunque en “un entorno simulado y no totalmente verificado”, ya que lo han realizado entre una habitación y otra, pero sin tener el dispositivo ubicado en una localización distinta, como la casa de un usuario. “Queremos conseguir que los algoritmos que tenemos para controlar los robots sean más robustos y poder hacer alguna prueba más en un entorno real. Esperamos que esté disponible más o menos en año o año y medio”, anuncia.

“La idea es que el sistema pueda adquirirse o que lo adquieran hospitales o clínicas publicas o privadas y lo cedan con un alquiler al paciente. El coste es mínimo para el paciente. Si es la red pública, lo concederá sin coste alguno; mientras que si es privada, el coste del mes de alquiler del equipo y la supervisión médica no será muy alto para el paciente”, subraya el representante de iDRhA.

Para el proyecto Rubidium, el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) ha concedido una subvención de 55.000 euros a través de la convocatoria Createc, una ayuda que García considera “muy importante”, aunque admite que es posible que necesiten “tres o cuatro veces más para cristalizar el proyecto”. Por ello, están intentando conseguir financiación privada “para llevar lo antes posible los dispositivos al mercado”.

hellium-idrha

Proyecto Hellium, de iDRhA

García apunta que desde iDRhA desarrollan la idea y la empresa es quien ensambla los dispositivos. “Tenemos distintos proveedores que fabrican las piezas y en la empresa se ensamblan, se programan los dispositivos y se prueban. De cara a la comercialización, debemos llegar a acuerdos con distribuidores de material médico, para clínicas de rehabilitación u hospitales”, precisa.

A este respecto, indica que este dispositivo estará disponible para la red sanitaria privada. En cuanto a la pública, señala que el grupo de trabajo de daño cerebral del sistema de salud público es pionero en recomendar las tecnologías para telerehabilitación en personas con daño cerebral. “Si lo dotan de presupuesto, habrá dinero para adquirir estos equipos y que estén en los centros de salud públicos”, comenta.

Además de Rubidium, tienen otras iniciativas en marcha, como el proyecto Hellium, un exoesqueleto de mano que está muy cercano a obtener los certificados. “Probablemente podamos ponerlo en mercado para un tema de investigación, de entrenamiento, no como dispositivo médico, sino de entrenamiento, en aproximadamente seis meses”, explica García.

Suscríbete a nuestra newsletter