La tendencia para los próximos meses es la reducción de la flota inactiva

El VCFI experimenta un ligero repunte en junio con un crecimiento del 1,62%

La crisis del Covid-19 sigue condicionando la actividad comercial que se refleja en un aumento del 8,4% en los fletes con el Lejano Oriente y un descenso del 1,56% en el Mediterráneo Occidental

El Valencia Containerised Freight Index (VCFI) experimenta en el mes de junio un ligero crecimiento del 1,62% respecto al mes anterior hasta situarse en los 1.266,07 puntos, en una situación coyuntural que sigue condicionada por la crisis generada por la emergencia sanitaria del Covid-19 que se refleja en las previsiones de la contracción de la economía mundial según los principales organismos internacionales. Así, hay que destacar el aumento un 8,4% de los fletes con el Lejano Oriente, mientras que en el Mediterráneo Occidental descienden en junio un 1,56%, lo que muestra la variación en los precios del transporte marítimo.  La flota ociosa representa el 9,9% del total de la flota activa, alcanzado las 453 unidades, una cifra inferior a la registrada en mayo.

La crisis generada por la emergencia sanitaria del Covid-19 sigue marcando la actividad económica y condicionando los flujos de comercio internacional. En este contexto, el VCFI del mes de junio ha experimentado un ligero repunte con un aumento del 1,62% respecto al mes anterior.  hasta situarse en los 1.266,07 puntos. El acumulado desde el inicio de la serie del VCFI (enero 2018) refleja un crecimiento del 26,61%.

Respecto a los indicadores que influyen en esta tendencia, destacar por un lado, que desde el inicio de mayo el precio de bunkering ha experimentado una tendencia al alza hasta el día de hoy, si bien, sus niveles siguen situándose en valores inferiores a los de los meses precedentes.  Lo mismo sucede con el precio del petróleo, donde el barril de Brent europeo tocó su mínimo del año en abril con 18,38 dólares por barril hasta repuntar progresivamente y situarse en junio en un promedio de 40,20 dólares.

En este sentido, uno de los principales determinantes de la evolución de los fletes es el funcionamiento de la coyuntura económica internacional que marca el comportamiento de la oferta y demanda de capacidad en el mercado de transporte marítimo. Así, según los últimos datos publicados en junio 2020 por el Fondo Monetario Internacional en su World Economic Outlook, se espera que la economía mundial se contraiga un 4,9% en 2020 y que el comercio internacional siga la misma tendencia, pero con mayor intensidad en la caída, reduciéndose un 11,9% (incluyendo la actividad turística).

Las navieras se han adaptado a este escenario global del mercado de una reducción en la demanda. Entre estas medidas, han reducido la capacidad en algunas de las rutas comerciales de contenedores más destacadas del mundo, como la que une Europa con Lejano Oriente. Esto se refleja en los datos de flota ociosa a principios de junio, que alcanzó las 521 unidades y 2,61 millones de TEU, representando un 11,2% sobre el total de flota activa (Alphaliner).

De los 521 buques inactivos, tan sólo el 11,7% son destinados a la instalación de scrubbers (filtros purificadores de los humos de los buques que impiden la emisión de partículas y de azufre), por lo que el resto se debe a la coyuntura actual del mercado. No obstante, el último dato publicado a finales de mes muestra una reducción en los niveles de flota ociosa, representando el 9,9% del total de flota activa hasta alcanzar las 453 unidades, mejorando los resultados de principio de mes.

Si bien este dato muestra todavía un elevado porcentaje de flota inactiva, ésta ha reducido su nivel respecto al existente a finales de mayo, donde llegó a representar el 11,6% sobre el total de flota activa. Según Alphaliner, este ligero descenso se espera no sea algo aislado y que en los próximos meses vaya reduciéndose progresivamente el porcentaje de flota inactiva a medida que las navieras van reincorporando a su oferta algunas líneas que quedaron temporalmente suspendidas por la situación excepcional del Covid-19.

Comportamiento por áreas

Pese a que el VCFI general muestra un crecimiento moderado en los niveles de fletes, los cierto es que cuando se analiza por áreas, la mayoría de estas disminuyen, y únicamente hay tres zonas donde los precios del transporte marítimo aumentan. Estas áreas donde los fletes de exportación incrementaron son Oriente Medio (+13,08%), Lejano Oriente (+8,40%) y el Mediterráneo Oriental (+0,20%). En cuanto al resto de áreas, la que sufre un descenso más acusado es Latinoamérica Atlántica, con un (-14,17%), seguida de África Costa Oriental y Estados Unidos, mientras que el resto de las áreas experimentan descensos de menor relevancia (por debajo del 1,5%).

Los fletes con el Mediterráneo Occidental, en junio descienden un 1,56%, situando el valor del índice en 1.049,28, un dato que no confirma la tendencia de mayo donde hubo un ligero crecimiento. En el balance global, las subidas son más intensas que los posteriores descensos por lo que el índice se ha situado siempre por encima de los 1.000 puntos, algo poco frecuente en este subíndice.

Por lo que respecta a Lejano Oriente, tras experimentar un descenso en mayo, los fletes vuelven a crecer en junio un 8,40%. De este modo, el subíndice regional del VCFI para Lejano Oriente se sitúa en 1.871,90 puntos, alcanzando su máximo histórico desde el inicio de la serie en enero de 2018.

Suscríbete a nuestra newsletter