EMT recurrirá al crédito para pagar nóminas y a provedores tras caer un 90% los ingresos

El Consejo de Administración de la EMT aprobará este miércoles las bases para recibir ofertas bancarias para financiar la pérdida de 27,2M estimada para 2020

Archivado en: 

El Consejo de Administración de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) aprobará este miércoles las bases para recibir ofertas de entidades bancarias con objeto de financiar la pérdida de 27,2 millones de euros estimada para el ejercicio 2020 a causa de la pandemia. El alcalde, Joan Ribó, ha recordado que, pese que ha habido “un descenso de más del 90% en el número de viajeros y, por tanto, un descenso del 90% de ingresos” por la crisis sanitaria, “los recursos destinados por el Gobierno Central al transporte que han llegado al Ayuntamiento de València son cero”.

El alcalde de València ha anunciado la necesidad de “una póliza de crédito para hacer frente al pago de salarios” de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que supone entre el 65 y el 70 % del gasto de la entidad, “así como al pago de proveedores”.

Es por ello que “planteamos al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, la necesidad de ayuda estatal a través de fondos a los transportes y una ley de financiación del transporte público”. Según el alcalde, el Ayuntamiento de València ha quedado fuera de “los recursos del Gobierno del Estado, que sí han llegado a ciudades como Madrid y Barcelona, porque estas ciudades poseen un consorcio metropolitano de transporte y estas ayudas se entienden como supramunicipales”, algo que el mismo Joan Ribó ha replicado dado que València cuenta con una entidad metropolitana de transporte creada en 2017 y consorciada por el mismo Ayuntamiento y la Generalitat. De manera que, “en la práctica, los recursos que llegan a València para el transporte son cero”.

El primer edil ha hecho referencia a “una segunda línea de ayudas para el transporte intraurbano, de las que el ministro José Luis Ábalos ha afirmado reiteradamente que iban a llegar pronto, pero que no han llegado todavía”. Joan Ribó ha insistido en que “la EMT necesita recursos económicos con urgencia para pagar los salarios del mes de junio y también los del mes que viene y eso nos obliga a solicitar una póliza de crédito”. En relación a esta segunda línea de ayudas, el alcalde ha señalado, a preguntas de los periodistas, que “del Gobierno de España lo esperamos todo, esperamos el máximo posible”.

Ribó ha hecho referencia también al Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que “planteamos desde la EMT, consensuado con los trabajadores”, y que la Dirección General de Trabajo de la Generalitat no aceptó. “Recurriremos esta decisión, porque es muy perjudicial para el Ayuntamiento de València”, ha apuntado el alcalde, para quien “curiosamente en Sevilla, donde gobierna el Partido Socialista, y en Málaga, donde lo hace el Partido Popular”, no han tenido problemas para la admisión de los ERTES presentados por sus respectivas empresas municipales de transporte.

El ahorro de carburante impacta positivamente

Ribó ha detallado los “impactos negativos en los resultados de la EMT de alrededor de 2,6 millones euros” como consecuencia del coste adicional al que ha obligado la crisis sanitaria: desinfección, adquisición de equipos de protección individual y mamparas para los autobuses, entre otros.

Del mismo modo, también se ha generado “un total de aproximadamente 2’3 millones de euros en impactos positivos” por el ahorro de combustible, amortizaciones de Plan de Inversiones, reducción de reparaciones en talleres externos, canje de horas de cómputo por días no trabajados y la reducción de horas extra en el área técnica, entre otros.

Pese a ello indica que  “la merma de ingresos desde el inicio de la pandemia desequilibra el presupuesto previsto para 2020, que no puede ser compensado con recursos propios y ha de solicitarse a través de financiación bancaria”.

La oferta para las entidades bancarias

El Consejo de Administración de la EMT aprobará este miércoles el pliego de condiciones para licitar el plan de financiación de la entidad. El titular de Movilidad Giuseppe Grezzi ha indicado “las claves” de estas bases. En primer lugar, “se busca un producto financiero circulante, es decir, gastos corrientes como nóminas, impuestos y pago a proveedores, sin restringir el tipo de producto, siempre y cuando no lleve asociado ningún otro producto de cobertura”.

Por otra parte, “el importe mínimo a financiar sería de tres millones de euros para facilitar que se presenten todas las entidades que lo deseen, independientemente de su volumen de negocio”.

Además, “las opciones están abiertas para que estas ofertas se sustenten en una garantía del Ayuntamiento con un margen comercial muy reducido, lo que se conoce como prudencia financiera, que suele estar por debajo del 1 %, o bien sin aval del Ayuntamiento a precio de mercado, que se estiman por encima del 2 %”. Finalmente, “el plazo sería a partir de un año renovable, con preferencia para las que permitan más plazo para la devolución de la deuda”.

Aumento salarial

Asimismo, tal y como ha afirmado el concejal Giuseppe Grezzi, “la cuestión salarial se retomará de nuevo en septiembre, con la firme voluntad de este gobierno municipal de mantener el aumento retributivo de un 2 %, en beneficio de los trabajadores públicos”.  Al respecto ha añadido el concejal “que el sueldo de un conductor de la EMT se ha incrementado en un 20% de media en menos de 5 años”.

Suscríbete a nuestra newsletter