El sindicato pide más medidas de prevención de contagios y mayor vigilancia cuando reabran al público las oficinas valencianas

CSIF: “Los funcionarios no sabemos cómo se va a tramitar el Ingreso Mínimo Vital”

El sindicato avisa de falta de medios, de formación y de protección en las oficinas de la Seguridad Social para tramitar el ingreso mínimo

El sindicato CSIF avisa de la falta de medios con la que los trabajadores de los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) de la Comunidad Valenciana afrontan la gestión del Ingreso Mínimo Vital anunciado por el Gobierno y que podrá tramitarse a partir del lunes 15. CSIF reclama con urgencia más información y mayores medidas de prevención de contagios y de seguridad en las oficinas. “A falta de seis días los funcionarios no sabemos cómo se va a realizar la tramitación del IMV”, advierte Ezequiel Archilla, vicepresidente de CSIF Administración Central Comunitat Valenciana.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que los empleados públicos de las dependencias del CAISS no han recibido manual de gestión ni de explicación de tramitación del Ingreso Mínimo Vital (IMV). Esa falta de información se extiende a instrucciones sobre todo el proceso. Del mismo modo, tampoco han tenido la oportunidad de realizar una formación específica para llevar a cabo este tipo de labor. “Solo tenemos un correo de la dirección provincial solicitando voluntarios para trabajar en los trámites”, indica Archilla quien expone que los procesos para el IMV serán realizados por voluntarios, y denuncia que estos trabajarán de forma telemática de forma que cada funcionario estaría empleando sus propios medios.

“Entendemos que la situación ha sido sobrevenida y se ha tenido que proceder de esta manera, pero debe empezar a regularse el teletrabajo y que se dote de los medios necesarios a los empleados”, resalta el vicepresidente de CSIF en la Comunitat. El sindicato recalca que a esa carencia de información para tramitar la gestión se suma la falta de medidas de prevención con el fin de evitar contagios en algunas oficinas de la región donde todavía no han instalado mamparas separadoras de cara a su reapertura al público.

La central sindical urge al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a adaptar las oficinas a la realidad de la pandemia y también reclama más vigilancia y seguridad para evitar posibles incidentes en unos momentos de tensión social y con muchas personas afectadas por la crisis sanitaria y económica.

El sindicato insta a Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana a que no solamente realice anuncios sobre la percepción del IMV, sino también a que se preocupe de que los empleados públicos que lo van a tramitar dispongan de los medios necesarios para realizarlo y lo hagan en un entorno seguro y protegido.

El Congreso valida hoy el ingreso mínimo

El Congreso, como informa Efe, validará hoy el Ingreso Mínimo Vital (IMV) que paliará la pobreza extrema de 850.000 hogares a través de una renta de entre 461 y 1.015 euros y contará con el apoyo de casi todos los partidos políticos, salvo VOX, que votará en contra y bajo la duda de si el PP se abstendrá. El vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias explicó este martes, tras el Consejo de Ministros, que pedirá la convalidación del Real decreto Ley de esta nueva renta mínima junto con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que también explicará los detalles técnicos de la misma.

El ingreso mínimo vital es un compromiso del Gobierno de coalición para esta legislatura que se ha adelantado ante la pandemia del COVID-19 y la crisis económica que ha generado y derivado en mayor pobreza. El Ejecutivo cuenta con los partidos que facilitaron la investidura de Pedro Sánchez, como PNV, ERC, Más País o Compromís, además de con los votos favorables de Ciudadanos y previsiblemente de JxCAT. El grupo parlamentario de VOX se desmarcará previsiblemente con un voto negativo mientras que el PP aún no ha aclarado si votará a favor o se abstendrá.

El IMV, que cobrarán de oficio a partir del 26 de junio 76.000 hogares con 255.000 personas, la mitad de ellas niños, fija un umbral mínimo de renta garantizado para cada tipo de hogar, dependiendo del número de miembros, que parte de los 461,5 euros al mes en doce pagas para un adulto solo y se incrementará en 139 euros al mes por cada persona adicional, adulto o niño, hasta un máximo de 1.015,3 euros.

También establece un complemento adicional de 100 euros para las situaciones de monoparentalidad. Se podrá solicitar a partir del 15 de junio y todas las solicitudes que se cursen desde ese momento hasta el 15 de septiembre se cobrarán con carácter retroactivo desde el 1 de junio. El Gobierno calcula que esta tendrá un coste de 3.000 millones de euros y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) cree que esta medida sumará este año una décima de PIB al déficit público que sitúa entre el 11,1 % y el 14 % del PIB. De momento en apenas una semana desde que se aprobó el IMV, la página web del ingreso mínimo vital ha recibido 21 millones de visitas y en ella se han hecho 3,5 millones de simulaciones.

Suscríbete a nuestra newsletter