Control parlamentario

El Gobernador del Banco de España explicará el impacto de la crisis en el Congreso

Hernández de Cos también podría ser interpelado por la situación del sector financiero durante la pandemia y por los créditos ICO

El gobernador del Banco de España.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, acudirá previsiblemente la próxima semana al Congreso para explicar el impacto de la COVID-19 en la economía y para analizar las medidas aprobadas para hacer frente a esta crisis y al proceso de reactivación de la actividad.

Hernández de Cos tiene previsto comparecer el lunes 18 en la Comisión de Economía y Agenda Digital del Congreso a petición de los grupos parlamentarios del PSOE, PP y de ERC, han apuntado a EFE fuentes parlamentarias. El PP solicitó la comparecencia de Hernández de Cos en el Congreso después de que el Banco de España estimara una contracción económica “sin precedentes” que podría alcanzar el 13,6 % este año si el confinamiento se prolonga durante doce semanas.

El último informe de la entidad supervisora señala que el déficit podría situarse entre el 7 % y el 11 % en 2020 y que la tasa de paro repuntar hasta el 21,7 %. El PSOE le ha requerido para que analice la actual situación económica, las perspectivas de futuro y las medidas económicas aprobadas por el Gobierno a consecuencia de la crisis del coronavirus.

Previsiblemente, el gobernador del Banco de España también analizará el programa de Estabilidad y Sostenibilidad Financiera remitido recientemente a Bruselas y que calcula un desplome del PIB del 9,2 % en 2020 y un déficit público del 10,34 % del PIB.

Hernández de Cos también podría ser interpelado por la situación del sector financiero durante la pandemia y por los créditos ICO con aval del Estado que ofrecen para financiar a pymes y autónomos.

El Informe de Estabilidad Financiera de primavera publicado por el Banco de España el 4 de mayo avisa de que la crisis del coronavirus está teniendo un impacto “muy severo” sobre la actividad económica, que ha incrementado “sustancialmente” los riesgos para la estabilidad financiera y supondrá un aumento de la morosidad y una caída de la rentabilidad de las entidades financieras.

Suscríbete a nuestra newsletter