Jueves, 23 de Mayo de 2024
Pulsa ENTER para buscar
autoridad Portuaria de Valencia

Inversiones Inmobiliarias: ¿Qué son y cuáles son los tipos principales?

Inversiones Inmobiliarias: ¿Qué son y cuáles son los tipos principales?

Las inversiones inmobiliarias son una excelente manera de obtener ingresos y crear riqueza. Además, invertir en una propiedad inmobiliaria, puede hacerse de muchas maneras diferentes, solo debes encontrar la que más te convenga. Pero, ¿qué es exactamente una inversión inmobiliaria? ¿Cómo se hace una? ¿Qué tipos de inversiones inmobiliarias existen? ¿Y cómo funciona la contabilidad de una inversión inmobiliaria? En este artículo responderemos a todas estas preguntas y hablaremos de los diferentes tipos de mercados inmobiliarios que existen.

¿Qué son inversiones inmobiliarias?

Las inversiones inmobiliarias son una forma de ganar dinero con la propiedad. Se puede invertir en inmuebles directamente o a través de un fondo inmobiliario. El objetivo principal de la inversión inmobiliaria no es únicamente ganar dinero, sino también generar ingresos pasivos a partir de las propiedades en alquiler o los intereses de las hipotecas.

En otras palabras, invertir en bienes raíces o lo que es lo mismo, la inversión inmobiliaria, es una elección entre varias estrategias que permiten generar ingresos pasivos por alquileres o ingresos rápidos, después de que se completa la inversión a través de la venta.

¿Cuáles son los tipos de inversiones inmobiliarias?

Invertir en bienes inmuebles no consiste únicamente en la compra directa de pisos, casas o terrenos en el mercado primario y secundario. Hay muchos otros tipos de transacciones inmobiliarias y métodos de inversión que se pueden manejar, incluso si el capital de inversión que se tiene no es tan alto. Sin embargo, debemos reconocer que los más comunes son:

  • Terrenos
  • Casas unifamiliares
  • Casas multifamiliares (edificios de apartamentos)
  • Edificios y locales comerciales (edificios de oficinas, almacenes, tiendas)

Los tipos de inversiones inmobiliarias comprenden propiedades inmobiliarias, residenciales, comerciales e industriales. Las propiedades inmobiliarias pueden incluir viviendas unifamiliares u otros tipos de propiedades residenciales; complejos de apartamentos de varias unidades; edificios de oficinas; almacenes; tiendas minoristas; hoteles y centros turísticos.

También se pueden incluir, parques de casas móviles; terrenos no urbanizados con fines de desarrollo futuro, casas prefabricadas (remolques) situadas en emplazamientos arrendados dentro de parques de remolques (comunidades de casas móviles).

Todas las anteriores se consideran inversiones «inmobiliarias» porque consisten en terrenos y/o edificios.

¿Qué son las inversiones inmobiliarias en la contabilidad?

En el PGC 07 podemos observar, la aparición de una nueva categoría de inmovilizados, las inversiones inmobiliarias.

Las inversiones inmobiliarias se consideran activos no corrientes, ya que son inversiones sin liquidez porque no pueden convertirse rápidamente en efectivo. También se consideran, inversiones a largo plazo, lo que significa, que se debe tener un plan sobre lo que se hará con la propiedad o si se quiere vender en el futuro.

Como el objetivo de este tipo de inversión, es la obtención de rentas, se califican independientemente, pero recordando que, según el PGC 07, solamente tiene efectos en su presentación separada en el balance, pero de ninguna manera, en la tasación de dichas inversiones, que seguirán al valor de adquisición y no a valor actualizado razonable.

¿Cómo se amortizan este tipo de inversiones?

La amortización de las inversiones inmobiliarias, al igual que de los materiales inmovilizados, se da a través de la depreciación. La depreciación es una deducción de los ingresos que permite recuperar el coste de un activo a lo largo de su vida útil. Aquí nos referimos a la depreciación causada por el uso y disfrute de los bienes inmuebles en cuestión. La amortización anual del bien, debe ser distribuida, entre el precio de adquisición o coste de producción del elemento, durante la vida útil estimada del mismo.

Por ejemplo, si usted compra un edificio por 100.000 euros y le quedan 20 años de vida útil prevista (lo que significa que durará hasta el año 2042), entonces este edificio sería amortizable durante esos próximos 20 años a un tipo medio del 5%. En otras palabras:

Depreciación anual = 100.000 € x 0,05 = 5.000 €

¿Cuántos tipos de mercado inmobiliario existen?

Existen cuatro tipos de mercados inmobiliarios: residencial, comercial, industrial y minorista. El residencial es la forma más común de bienes inmuebles. Se refiere a los hogares, es decir, a las viviendas donde viven las personas.

Los inmuebles comerciales incluyen los negocios que alquilan o poseen un espacio y operan su negocio en él (piense en tiendas y restaurantes). Los  industriales son fábricas o almacenes que fabrican o almacenan cosas como alimentos o materias primas para la fabricación; suelen ser propiedad de empresas y no de inversores individuales.

Los inmuebles minoristas incluyen tiendas que venden productos directamente a los consumidores; en la actualidad, muchos espacios comerciales sirven también como oficinas para los equipos de gestión que desean tener una presencia cerca de sus tiendas, pero que no necesitan espacio de oficina en su casa o en otro lugar con más comodidades como las que ofrecen los centros comerciales.

Hay muchas formas diferentes de invertir en propiedades, solo se debe encontrar la que más convenga. Si busca un rendimiento rápido de su dinero, los préstamos garantizados y las empresas conjuntas pueden ser beneficiosos. Sin embargo, si dispone de más tiempo y quiere minimizar el riesgo a toda costa, probablemente la mejor opción sean las inversiones inmobiliarias. Es importante que, antes de tomar cualquier decisión sobre la mejor manera de hacerlo, comprenda plenamente sus opciones para no lamentar cualquier decisión tomada más adelante.

campaña renta Generalitat
Perfils UJI
campanya renda Generalitat
masteres UMH

Dejar una respuesta