Pleno del Consell

La Generalitat destinará 97 millones de euros a la adquisición de material sanitario

El Consell amplía la declaración de emergencia en la contratación de obras, servicios y adquisición de equipamiento y material necesario por la COVID-19

El Pleno del Consell ha autorizado la ampliación de la declaración de emergencia en la contración de las obras y servicios, así como en la adquisición de equipamiento y material sanitario necesario e inaplazables para hacer frente a la COVID-19 en la Comunitat Valenciana.

En concreto, se incluye la adquisición de diverso material sanitario por cerca de 97 millones de euros para hacer frente al coronavirus, como mascarillas, batas, guantes, solución hidroalcohólica, reactivos, respiradores UCI y camas de hospitalización; así como material sanitario y el equipamiento médico e informático de los hospitales de campaña.

En cuanto a los beneficiarios son, por una parte, los centros sanitarios dependientes de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública; las residencias sociosanitarias de la Comunitat Valenciana; las conselleries de la Generalitat Valenciana, así como cualquier organismo público o privado dependiente de la Generalitat, considerando que las personas usuarias finales son tanto los profesionales como los pacientes.

De este modo, y dado que el avance de la enfermedad en la Comunitat Valenciana ha supuesto un elevado incremento de las necesidades preventivas y de asistencia de la enfermedad que requieren una serie de actuaciones en nuestro territorio, se amplía la declaración de emergencia realizada en fecha 27 de febrero de 2020, por la que ya se adquirió material sanitario necesario ante la emergencia surgida.

En este sentido, cabe recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 11 de marzo de 2020 la situación provocada por la COVID-19 como “pandemia internacional”, advirtiendo de que el número de casos afectados fuera de China se multiplicaría por 13 en dos semanas y de que, en ese período, los países afectados se triplicarían.

En concreto, los servicios a contratar que se ampliarán son los de vigilancia, transporte, limpieza desinfección, mantenimiento, alimentación, gestión de residuos, mantenimiento y lavandería.

Hospitales de campaña

Por otro lado, el Consell también ha autorizado la tramitación de emergencia y contratación de las actuaciones necesarias para el suministro, instalación y dotación de material básico para los tres hospitales de campaña que se están construyendo en Castelló, València y Alicante con el objetivo de dar respuesta a la emergencia surgida por el avance de la COVID-19 en la Comunitat Valenciana.

Las actuaciones a realizar incluyen el aprovisionamiento de 1.100 camas (880 standars y 220 articuladas): 200 camas para el hospital de Castelló, 400 para el hospital de Alicante y 500 para el hospital de València. Un 20% de las camas de cada hospital serán para UCI; otro 20% para el servicio de cuidados intermedios; 55% para asistencia de pacientes adultos y el 5% restante para niños y niñas.

Además, en estos hospitales se están instalando áreas de recepción y admisión, almacén, vestuario, sala de estar, despachos de trabajo, almacén de farmacia, almacén de lencería, y oficio limpio/sucio. Se está procediendo también al alquiler de equipamiento de baños y wc, además de equipamiento de climatización durante un período de cuatro meses.

En la propuesta de contratación se establece un plazo general de ejecución de cuatro meses con los siguientes plazos parciales: 15 días instalación de la primera fase del hospital, entendiendo como tal, la certificación por parte del personal sanitario de la plena operatividad de un mínimo de 100 camas.

Situación de emergencia

La situación de emergencia derivada de la expansión de la epidemia sanitaria relacionada con el coronavirus COVID-19 en la Comunitat Valenciana supuso la activación, el pasado 13 de marzo, del Plan Territorial de Emergencias de la Comunitat Valenciana.

La contratación de estas actuaciones con carácter urgente responde al apoyo logístico ofrecido por parte de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (AVSRE), ante la petición de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, y siempre en el marco del citado Plan Territorial de Emergencias.

Una vez acabe la emergencia sanitaria derivada de la epidemia de la COVID-19, las instalaciones y material adquirido se incorporará a los recursos propios de la Generalitat con el objetivo de que puedan servir en un futuro para hacer frente a situaciones de grave riesgo o catástrofe, como terremotos o inundaciones.

Suscríbete a nuestra newsletter