Medidas económicas para empresas ante la crisis del coronavirus

IVF ofrece ya 70 millones al 0% y prepara para final de año un fondo de capital riesgo

La Generalitat inyectará 50M para completar un fondo de 200M que entrará en compañías tractoras con tickets medios de entre 10 y 15 millones de euros

Imagen Archivo: Manuel Illueca, director general del IVF

La Generalitat Valenciana, a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) ofrece ya líneas de financiación estrictamente pública por valor de 110 millones de euros para pymes, micropymes y autónomos, de ellos, 70 millones al 0% de interés. Así lo ha confirmado a Economía 3, su director general, Manuel Illueca.

A lo largo de esta entrevista, Illueca ha animado a las empresas a hacer uso de estas herramientas que la Generalitat pone a disposición de las empresas desde la página web del Instituto, “los préstamos del IVF se sujetan a derecho privado, por tanto, están totalmente operativos como estarían en cualquier entidad financiera, aunque el resto de trámites administrativos se encuentren suspendidos en este momento”.

– ¿Qué mejoras presenta esta primera línea de créditos que podrá destinarse a liquidez para las empresas? 

– Toda la financiación de circulante que da el Instituto -y que lo hace mayoriatariamente con el aval de la SGR- será sin coste para la empresa, al 0% de interés y con el coste del aval cubierto por parte de la Generalitat. Cada operación puede llegar hasta 750.000 euros.

Tenemos unos 70 millones de euros de capacidad de bonificación de esta línea, sin perjuicio de que la Generalitat si lo estima necesario, pueda ampliar la subvención que otorga al IVF para poder realizar ese tipo de operaciones.

Apoyo a situaciones de insolvencia

– ¿Qué otras medidas contempla el IVF?

– Otro mecanismos son los préstamos subordinados de la Generalitat, una herramienta definida para cubrir las pérdidas ocasionadas por esta situación. Está orientada a empresas que tienen gastos fijos a los que no pueden renunciar y que debido a la caída de los ingresos están teniendo pérdidas que, poco a poco, van lastrando su solvencia, van comiéndose sus fondos propios.

Para este tipo de compañías tenemos una solución, préstamos subordinados que tienen plazos muy largos, estamos ofreciendo hasta diez años pero incluso estamos valorando ampliar a doce años; con hasta 3 años de carencia, con lo cual, no devolvería el empresario un euro hasta que toda esta situación haya pasado y recuperado la normalidad.

Las pérdidas que tiene la empresa y están lastrando su solvencia las cubrimos con un préstamo subordinado y esto facilita que la banca entre para seguir financiando las operaciones ordinarias de la empresa que, gracias a este instrumento, puede recuperar el equilibrio.

Esta línea está dotada con 40 millones de euros, pero tampoco se descarta aumentar la dotación.

– ¿Se trata de un problema de liquidez o de solvencia?

– Es verdad que las empresas ahora pueden tener un problema de liquidez, pero pronto puede convertirse en un problema de solvencia y necesitamos herramientas con capacidad para absorber pérdidas, que devuelvan la solvencia a las compañías.

Con este último instrumento de financiación, el IVF se está coordinando con la banca comercial para, en la medida de lo posible, ofrecerlo conjuntamente, mediante una operación de deuda estructurada con una parte de financiación de la Generalitat para cubrir pérdidas y otra , de liquidez por parte de las entidad financieras.

El IVF, consciente de que se tratan de préstamos subordinados con un mayor riesgo (préstamos que quedan en último rango y su recuperación se supedita a que primero cobren los prestamistas senior), indica que su precio es más elevado: en estos momentos soportan un tipo de interés del 4%, aunque se está valorando bajarlo al 3% con un máximo de 2,5 millones de euros por operación.

“Es un tipo de financiación más cara, pero lo fundamental es que el dinero está y que el cliente puede encontrar en este instrumento un mecanismo para paliar las pérdidas y además con carencias muy dilatadas de hasta 3 años”. “Además lo interesante es distribuirlo junto a la banca comercial, equilibramos las compañías para que ellos entren con líneas de liquidez”, reitera Illueca.

Apoyo a las grandes empresas valencianas

Respecto al anuncio del presidente Puig de un fondo de 200 millones de capital riesgo está pensado para la segunda mitad del año, hacia finales de 2020, una vez pase lo peor de esta crisis.

-¿Cómo se articulará?

– La Generalitat inyectará 50 millones con un target de 200 millones de inversión suponiendo el efecto de apalancamiento que hemos visto ya en otros fondos. El fondo contará con una gestora profesional capaz de levantar recursos, acudiendo también a convocatorias públicas, es decir, a levantar financiación publica adicional a la del IVF, además de financiación privada como en otros vehículos de inversión en los que hemos participado.

– Se tratará del primer fondo de carácter industrial que va a tener la Generalitat con una potencia importante…

– Sí, aunque el IVF ha participado en hasta 17 fondos de capital riesgo, todos ellos se han dirigido al sector del emprendimiento, este será el primero de naturaleza industrial que se orientará a proyectos de inversión en empresas consolidadas, con capacidad de generar Ebitda, pero que van a necesitar una inyección de capital extra para seguir acometiendo sus procesos de crecimiento, diversificación e innovación como consecuencia de esta crisis.

– Se llegará entonces a compañías estratégicas…

-Sí, vamos a apostar por compañías valencianas grandes que, por sus características, permitan un efecto tractor en las pymes y micropymes valencianas. Aportaremos financiación equity para que puedan relanzar sus procesos de crecimiento después de haber sufrido este parón. Se entrará en las compañías con tickets medios de entre 10 y 15 millones de euros.

 – ¿Y con respecto a la salida se han previsto límites?

– Dado que se tratará de un fondo de naturaleza privada, el IVF estudiará y pactará los mecanismos de salida con el resto de partícipes, aunque podría valorar si a la Generalitat le interesa mantener la participación empresarial y permanecer en el accionariado.

Aumentar la cobertura del Cersa a operaciones de circulante

Manuel Illueca también considera necesario aumentar el porcentaje de cobertura de la Compañía Española de Reafianzamiento (Cersa) a las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR), encargadas de cubrir las necesidades de aval  “de las empresas más vulnerables”, tal y como ha concretado Illueca.

En la actualidad, el Estado cubre el 50% de las pérdidas derivadas de las operaciones de circulante avaladas por las SGR -en el caso de la Comunitat bajo tutela del IVF-. “En una situación tan adversa como la que atravesamos en este momento es fundamental tener esa cobertura adicional por parte del Estado”. Así, hablaría de aumentar ese porcentaje al 80% y negociar con la Unión Europea que las ayudas públicas derivadas de este esquema de reaval estén exentas de la normativa de ayudas de Estado.

Aumentar la solvencia de la SGR

Como contrapartida, el IVF también está estudiando reforzar la solvencia de la SGR que en estos momentos se encuentra al 20% para pasar a niveles superiores al 30%. “Estas dos medidas: elevación de la cobertura por parte de Cersa y una aportación adicional al fondo de provisiones técnicas, podrían hacer de la SGR una herramienta decisiva en estos momentos”, concreta.

Asimismo, asegura el director general del IVF que está a la espera de ver lo que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) acuerda con las entidades financiera, ya que el IVF podría plantear medidas complementarias en función del resultado de las negociaciones y de la configuración final de estas líneas.

coronavirus-mas-informacion

Suscríbete a nuestra newsletter