La “Falla Inmaterial” 2020 apuesta por el desarrollo sostenible de la fiesta

Está inspirada en los ODS, y consiste en un chatbot llamado Xe-xe que pregunta al usuario cuatro cuestiones para determinar la implicación con la Agenda 2030

Archivado en: 

Foto: Ayuntamiento de València.

La cuarta edición de la “Falla Inmaterial” está inspirada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y consiste en un chatbot llamado Xe-xe que pregunta al usuario cuatro cuestiones para determinar el nivel de implicación que tiene con la Agenda 2030.

El subdirector de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universitat de València (ETSE-UV), Francisco Grimaldo, entidad responsable del proyecto, ha explicado que los participantes pueden obtener hasta 16 puntos contestando correctamente a las cuatro preguntas, que se eligen aleatoriamente entre “mil millones” de cuestiones posibles, y que dependiendo de la puntuación conseguida se les asignará uno de los cinco ninots del juego, que se situará en la plaza y puede estar enlazado con una de las redes sociales del usuario.

Grimaldo ha indicados que estos ninots “representan gráficamente como de alineados y cómo de bien lo estamos haciendo en todo lo relacionado con los Objetivos de Dersarrollo Sostenible”. Los ciudadanos que consigan ser uno de ellos significará que están siendo sostenibles y optarán al Premio Sostenibilidad dotado con 200 euros y que se otorgará el 19 de marzo.

Al acto de presentación, en el que se ha disparado una “masceltà inmaterial” en la plataforma, han asistido el concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta Central Fallera, Pere Fuset; la profesora de la Facultad de Magisterio de la UV Emilia López; la vicerrectora de Estudios y Política Lingüística de la UV, Isabel Vázquez, y el subdirector de la ETSE-UV, Francisco Grimaldo.

La finalidad de esta iniciativa es hacer partícipe al público de la creación de una falla inmaterial, ya que no cuenta con ningún artista fallero, pero que supone un compromiso ciudadano con la protección del medio ambiente, ha comentado la vicerrectora de Estudios y Política Lingüística de la UV, Isabel Vázquez.

Pere Fuset ha recalcado que, además de la Falla Inmaterial, muchas comisiones falleras están trabajando en la línea de hacer “más sostenible esta fiesta” y que este proceso “precisamente pasa de pie de guerra a pie de fiesta”, ha explicado respecto al trabajo que se está haciendo desde la mesa de diálogo.

El concejal ha indicado que, en estos últimos cuatro años, “ya sois la comisión fallera más grande de la ciudad” por el elevado número de participantes, una idea en la que ha insistido Vázquez al asegurar que la Falla Inmaterial “es un proyecto consolidado, que el año pasado registró 12.000 personas que participaron”.

Suscríbete a nuestra newsletter