Resultados al cierre de 2019

Banco Santander gana un 17% menos hasta los 6.515 millones, impactado por el brexit

Logra unos ingresos récord de más de 49.000M, un 2% más (+3% en euros constantes) gracias al crecimiento de ingresos en América. Brasil es el mercado que más aporta al crecimiento de los resultados del Grupo

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 6.515 millones de euros en 2019, un 17% menos que en 2018, tras registrar un saldo neto de plusvalías y saneamientos de -1.737 millones de euros. Los saneamientos tienen que ver principalmente con el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido a causa principalmente del brexit (-1.491 millones de euros), así como a costes de reestructuración en varios mercados como España y otras provisiones. Estos ajustes se vieron compensados por la plusvalía neta de 693 millones obtenida por la operación realizada con el negocio de custodia, cerrada en diciembre de 2019, y otras plusvalías.

El beneficio atribuido ordinario en 2019, es decir, excluido el neto de plusvalías y saneamientos, fue de 8.252 millones un 2% más (+3% en euros constantes, es decir, sin efecto del tipo de cambio), gracias al mayor número de clientes y al crecimiento de los volúmenes de negocio.

En el cuarto trimestre estanco, la entidad obtuvo el mayor beneficio atribuido de su historia, de 2.783 millones de euros (+35% interanual). Excluido el neto de plusvalías y saneamientos trimestral, el beneficio ordinario fue de 2.072 millones en el trimestre, un 2% más (+5% en euros constantes), y el retorno sobre el capital tangible (RoTE) ordinario, se mantuvo como una de las mejores entre sus comparables en el 11,6% (11,8% para el año completo).

En 2019 los resultados han reflejado una sólida tendencia del negocio ordinario: los ingresos de clientes (margen de intereses y comisiones netas) crecen, los costes muestran la obtención de sinergias en algunos mercados y el coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona cuando concede un crédito, se mantiene en niveles bajos (1%).

Además, se elevó el margen de intereses, es decir, los ingresos que provienen de los intereses por conceder crédito menos los costes de los depósitos, hasta los 35.283 millones, un 3% más (+4% en euros constantes).

Santander obtuvo unos ingresos récord superiores a los 49.000 millones de euros, un 2% más (+3% en euros constantes), gracias al fuerte crecimiento de los ingresos de clientes en América, Santander CIB (banca corporativa y de inversión) y Wealth Management & Insurance (banca privada, gestión de activos y seguros). El 95% de esa cifra procede de los ingresos de clientes (margen de intereses más comisiones netas), muy por encima de la media de sus competidores.

En cuanto a la operativa, los costes del Santander disminuyeron un 0,4%. El número de clientes que usan banca por internet o móvil aumentó en 5 millones en los últimos doce meses, hasta 37 millones, es decir, el 52% de los clientes activos. Las ventas digitales han crecido hasta el 36% del total.

Además, el número de clientes vinculados, aquellos que usan Santander como su banco principal, creció un 9%, hasta 21,6 millones, lo que permitió un aumento del crédito del 4% y de los recursos de clientes del 6% en euros constantes.

Openbank, el banco 100% digital de Santander, logró en el año un crecimiento del 134% en hipotecas y del 50% en el número de operaciones con tarjeta de crédito. El banco ya da servicio a 1,3 millones de personas en España y en el cuarto trimestre de 2019 comenzó a abrir cuentas a clientes en Alemania, Holanda y Portugal. Openbank tiene previsto iniciar su actividad en Argentina este año.

Superdigital ha incrementado su número de clientes activos un 59% en Brasil, México y Chile, país este último donde se ha lanzado el negocio en 2019. Santander también acometió nuevas inversiones a través del fondo de capital emprendedor InnoVentures en áreas como la verificación de identidad, las plataformas de deuda digital y blockchain. Además, en septiembre, el banco emitió el primer bono blockchain del mundo de principio a fin.

Solvencia y calidad crediticia

La calidad crediticia siguió mejorando en el año: la tasa de mora se redujo en 41 puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 3,32%. El coste del crédito también se mantuvo estable en el 1%.

En 2019, el Grupo continuó aumentando sus ratios de capital y obtuvo una generación bruta de capital récord, de 97 puntos básicos, que se vio afectada por impactos regulatorios de 62 puntos básicos. Como resultado, la ratio de capital CET1 aumentó en 35 puntos básicos y se situó en el 11,65% a final de 2019. En los últimos cinco años, el banco ha generado un promedio de 40 puntos básicos de capital CET1 cada año, y espera estar cerca del 12% al final de 2020 y lograr un crecimiento medio anual del beneficio por acción (BPA) de un dígito alto en los próximos tres años.

Por todo ello, habrá un segundo dividendo con cargo a los resultados de 2019 de 0,13 euros por acción, de los que 0,10 euros por acción serían en efectivo y 0,03 euros, en el formato de dividendo elección. En total,  0,23 euros a cuenta de 2019, igual que en 2018.

Por mercados, Europa contribuyó con un 47% del beneficio ordinario del Grupo; Sudamérica, un 37%, y Norteamérica, un 16%. Brasil sigue siendo el mercado que más aporta al crecimiento de los resultados del Grupo, con un 28% del beneficio ordinario, seguido de España (15%), Santander Consumer Finance (13%), Reino Unido (11%), México (9%), Estados Unidos (7%) y Chile (6%).

En España, el beneficio ordinario se situó en 585 millones de euros, un 2% más, gracias a una mayor reducción de costes procedentes de la integración de Banco Popular. El banco ha aumentado los clientes vinculados (+5%), el crédito al consumo (+24%) y el negocio internacional (+15%). En Reino Unido, el beneficio ordinario se situó en 1.077 millones de euros, un 16% menos debido a la mayor presión competitiva en ingresos.

En Brasil, el beneficio ordinario fue de 939 millones de euros, un 16% más. Además registró la mejor ratio de eficiencia de los últimos años, del 33%. El margen de intereses creció un 6% y los ingresos por comisiones, un 12%. Estos resultados permitieron alcanzar un RoTE ordinario del 21,2% (+1,5 puntos porcentuales). El crédito creció un 8% (con más de 2.000 millones de euros de hipotecas), mientras que los clientes digitales, un 18%, hasta los 13,5 millones.

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha asegurado que los “los resultados de 2019 reflejan que estamos ejecutando con éxito nuestra estrategia, lo que nos ha permitido continuar con un crecimiento predecible, sostenible y equilibrado. Además, el último trimestre ha sido muy positivo, lo que confirma las tendencias del negocio ordinario. Gracias a la confianza de los clientes, conseguimos ingresos anuales récord y crecimiento del beneficio ordinario. Estos resultados han permitido fortalecer la ratio de capital CET1 hasta el 11,65%”

Botín confía en lograr sus objetivos a medio plazo, “prevemos un crecimiento medio anual del beneficio por acción de un dígito alto en los próximos tres años al tiempo que seguiremos invirtiendo para el futuro. Gracias a los muy buenos resultados que presentamos hoy, hemos propuesto una nueva subida del dividendo en efectivo por acción de 2019, lo que supone más que doblarlo desde 2014”.

 

Suscríbete a nuestra newsletter