II Foro CEV “Comprometidos con la alimentación sostenible”

El sector agroalimentario pide plazos realistas para llegar a la economía circular

Salvador Navarro ha reclamado también seguridad jurídica, “un factor clave para la actividad de nuestras empresas y la atracción de inversiones productivas”

En la imagen, asistentes a la jornada junto con Cristina del Campo, Salvador Navarro y Rafael Juan. | Imagen: E3

“Las empresas agroalimentarias quieren avanzar hacia un modelo productivo basado en la economía circular, pero necesitan que se establezcan unos objetivos con unos plazos de cumplimiento realistas” ha declarado Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) durante la celebración en València del II Foro CEV “Comprometidos con la alimentación sostenible”.

Navarro ha aprovechado la ocasión también para reclamar seguridad jurídica, “un factor clave para la actividad de nuestras empresas y la atracción de inversiones productivas”.

El presidente de la CEV, que ha abierto la jornada junto a la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, y el presidente de la Comisión de la Cadena Agroalimentaria de la CEV, Rafael Juan, ha valorado el trabajo de las empresas agroalimentarias que han apostado por la inversión en innovación como factor diferencial. Como ha señalado, “gracias a la investigación que se realiza desde los institutos y centros tecnológicos, están trabajando en productos de calidad y seguros, con envases más sostenibles, mejorando procesos de eficiencia energética y reduciendo la producción de deshechos” y ha puesto como ejemplo de ello a las empresas Agua Mineral San Benedetto, Mercadona, Consum y Grupo Alimentario Citrus, participantes en la mesa redonda celebrada en la jornada.

Rafael Juan, por su parte, ha insistido en que “la lucha contra el cambio climático y la economía circular son una prioridad para todos los agentes de la cadena agroalimentaria” y que “no es estratégico, prohibir productos de la noche a la mañana o poner objetivos más estrictos por cuestiones de diferenciación ideológica, política o territorial”. Es necesaria una implementación armonizada, para salvaguardar el correcto funcionamiento del mercado interno de la UE y dar suficiente tiempo a los operadores económicos para adaptar su producción y modelos de negocio. “Caminemos hacia la economía circular. Pero debemos entender este proceso de transformación como un proceso gradual, con plazos realistas y objetivos alcanzables”, ha añadido.

Hacia un Pacto Verde Europeo

En la mesa redonda celebrada a continuación, en la que han participado la secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón y los representantes de Agua Mineral San Benedetto, Mercadona, Consum y Grupo Alimentario Citrus,  han destacado la importancia de la sostenibilidad en su estrategia empresarial y han explicado cuáles han sido las actuaciones que han llevado a cabo en materia de economía circular. Todas las empresas han coincidido en la necesidad de ir de la mano con la administración y los centros tecnológicos para ofrecer mejores productos, más saludables y sostenibles y se han comprometido en hacer una apuesta decidida e inmediata por la reducción de gases de efecto invernadero, reducir el consumo de materias primas, gestionar más eficientemente el agua, los productos fitosanitarios y los residuos, reducir progresivamente el consumo de energías no renovables y también en el mantenimiento de la biodiversidad.

El director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja, ha clausurado el foro con una ponencia sobre los retos de futuro para la cadena agroalimentaria, sostenibilidad y economía circular. Calleja ha presentado el pacto verde europeo con el que se busca que Europa sea el primer continente en lograr la neutralidad climática, adaptando todas las políticas a este objetivo de desarrollo sostenible integrador desde el punto de vista ecológico, económico y social. Como ha asegurado el director general de Medio Ambiente, “si queremos transformar la economía europea a través del pacto verde lo que debemos hacer es que todas las políticas converjan en una transformación para que todos los sistemas productivos puedan desarrollarse de forma sostenible”. El objetivo es “lograr un crecimiento diferente. Hay que movilizar la investigación, fomentar la innovación, financiar la transición y asegurar que nadie se quede atrás”.

Respecto al sector de la alimentación, Calleja ha apuntado que entre sus principales retos están la contaminación del agua; el procesamiento, transporte y almacenamiento para reducir recursos; el desperdicio de alimentos y el impacto medioambiental del consumo y el proceso de los alimentos. Al respecto se ha referido a la necesidad de apoyarse en la estrategia Farm to Fork, con la que Europa busca conseguir un sistema alimentario sostenible en todos sus niveles.

Por último, Daniel Calleja ha cerrado el foro con una frase de la presidenta Ursula von der Leyen: “debemos preservar el trabajo vital de nuestros agricultores para proporcionar a los europeos alimentos nutritivos, asequibles y seguros”.

Suscríbete a nuestra newsletter