El alicantino es uno de los maestros del retrato al pastel del siglo XIX

El Consorci de Museus prorroga la exposición de Vicente Rodes en el Mubag hasta enero

La investigación realizada ha logrado reunir cerca de un centenar de piezas procedentes de colecciones privadas y museos

El director del CMCV, José Luis Pérez Pont (izq) en la inauguración de la exposición el pasado mes de noviembre. | Foto: Diputación de Alicante

La exposición Vicente Rodes Aries. El estudio del natural pasará las navidades en el Museo de Bellas Artes Gravina (Mubag). La muestra, organizada por el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana (CMCV) en colaboración con la Diputación de Alicante, que finalizaba este domingo, 15 de diciembre, se ha prorrogado hasta el 24 de enero de 2020. Se trata de la mayor exposición dedicada a Vicente Rodes, con la que el Consorci de Museus recupera la obra del pintor alicantino, tras una extensa investigación.

Conocido como el dedo milagroso por su habilidad en el retrato al pastel, Vicente Rodes Aries (Alicante, 1783 – Barcelona, 1858) retrató a la burguesía y a la aristocracia valencianas y catalanas de comienzos del siglo XIX. Académico supernumerario y de mérito en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de València y primer director de la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi, Vicente Rodes es uno de los artistas de mayor calidad y producción retratística de la primera mitad del siglo XIX. Pese a su prolífica producción no se le había dedicado hasta la fecha ninguna exposición en más de 90 años y su obra se hallaba dispersa por diversas colecciones tanto públicas como privadas, dentro y fuera del Estado español.

Comisariada por Pilar Tébar y Sergio Pascual, la exposición culmina su recorrido en el Mubag tras haber sido presentada en el Museu de Belles Arts de Castelló, el Museu de Valls (Tarragona) y en el Museu de Belles Arts de València.

El director del CMCV, José Luis Pérez Pont manifestó que “la muestra ha ido evolucionando en cada una de las sedes incorporando obra, dibujos preparatorios, pasteles, así como documentación aportada por la familia conformando un estudio y una presentación muy completa de toda la trayectoria del artista con cerca de un centenar de obras”. Explicó que “con esta exposición completamos un capítulo de nuestra historia recuperando para el público la obra de Vicente Rodes. Gracias a las investigaciones de los comisarios, Pilar Tébar y Sergio Pascual, se han localizado unos dibujos que han permitido situar el inicio de su producción en una fecha anterior a la reseñada hasta el momento además de exhibir un conjunto de óleos que se hallaban dispersos en diversas colecciones o mostrar un gran número de obras inéditas, restaurar diversas piezas así como contextualizar su trabajo reconociendo su labor dentro de la Academia de Sant Jordi, entre otros hallazgos”.

Más allá de los óleos que conservan los museos de Bellas Artes de València y Alicante, hasta ahora el conocimiento de su obra había quedado restringido a las escuetas citas en los diccionarios de pintores o a estudios ya centenarios. Su obra no se había visto más que en contadísimas muestras colectivas, realizadas a caballo entre los siglos XIX y XX, y la única muestra monográfica de entidad se debió a la iniciativa de su nieto, Fidel de Moragas i Rodes, en 1926 en Valls. Por este motivo un elevado número de las obras que forman parte de este proyecto son inéditas al público. Recientemente se han restaurado muchas de ellas gracias a la colaboración del Institut València de Conservació, Restauració i Investigació (IVCR+I).

Pilar Tébar manifestó que “Vicente Rodes es, junto a José Aparicio, uno de los pintores alicantinos más importantes de la primera mitad del siglo XIX” y destacó especialmente la primera parte de la muestra dedicada a sus años de formación, de la que no se tenía constancia documental hasta el momento.

Fue el retratista de la burguesía valenciana y catalana. Entre 1824 y 1834 se hizo un nombre entre la alta sociedad que buscaba perpetuar su estatus. De sus retratos les cautivó su viveza, inventiva y espontaneidad.

Según los comisarios “se trata de la exposición más importante dedicada a Vicente Rodes, que muestra la calidad de su obra y su relación e influencia en el devenir histórico de la València y la Barcelona de la época”.

La exposición es fruto de la colaboración entre los tres museos de bellas artes de Castelló, València y Alicante promovida por el CMCV.

Suscríbete a nuestra newsletter