El BEI concede 270 millones a la Generalitat para inversiones sostenibles

TIC, transporte público sostenible, eficiencia energética de los edificios públicos, modernización del regadío ... algunos de los destinos de la nueva financiación

Soler y Navarro en la firma del primer crédito de 80 millones de euros

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) facilitará una financiación de 270 millones de euros a la Comunitat Valenciana para contribuir a financiar inversiones sostenibles enmarcadas en diferentes programas de fondos europeos para el periodo 2014-2020.

La vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, y el conseller de Hacienda, Vicent Soler, han firmado el primer tramo de esta financiación del BEI por un importe de 80 millones de euros, que contribuirá a promover la competitividad y sostenibilidad de la economía valenciana, así como a fomentar la creación de empleo.

Con este préstamo, el BEI cofinanciará junto al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), diferentes actuaciones para impulsar la innovación, apoyar a las pymes y adoptar medidas que permitan mejorar la eficiencia energética, promover las energías renovables, el transporte sostenible y la protección del medio ambiente.

En concreto, las inversiones en I+D+i permitirán que investigadores que desarrollan su labor en la Comunitat Valenciana puedan participar en 1.700 proyectos internacionales.


Las inversiones en TIC tendrán en cuenta las zonas rurales y reforzar el tejido productivo


Las inversiones en tecnologías de la información y comunicación (TIC) contribuirán a continuar con diferentes proyectos para desplegar conexiones de Internet de alta velocidad en zonas que carecen de este servicio, así como modernizar las infraestructuras TIC de las administraciones públicas.

Otro de los objetivos de la financiación facilitada por el BEI es apoyar a las pymes para reforzar el tejido productivo autonómico. Parte de los fondos se destinarán a reforzar las inversiones en innovación de las empresas valencianas, para fomentar su internacionalización y competitividad, promoviendo un crecimiento económico sostenible.

Bajo este programa, serán prioritarias las inversiones sostenibles que faciliten la transición hacia una economía baja en carbono, a través de proyectos que permitan un uso más eficiente de las fuentes de energía y de los recursos naturales.

Estas inversiones, contribuirán a tomar medidas contra el cambio climático a través de proyectos como la construcción de 4 nuevas plantas depuradoras de aguas residuales, la modernización de sistemas de regadío, para mejorar su eficiencia en el consumo de agua y energía, así como de las infraestructuras agroforestales y de prevención de incendios.


Depuración de aguas, transporte público sosenible, eficiencia energética de los edificios públicos, entre los proyectos a ejecutar


Además, se llevarán a cabo inversiones para mejorar la sostenibilidad del transporte público y la eficiencia energética de edificios públicos.

Se calcula que el conjunto de inversiones sostenibles puestas en marcha gracias a la dotación de fondos europeos y a la financiación facilitada por el BEI permitirá crear más de 10.600 nuevos puestos de trabajo durante la fase de implementación de los diferentes proyectos y alrededor de 850 de carácter permanente, según estimaciones del BEI.

El programa operativo incluye inversiones en educación para mejorar la formación profesional dual y para facilitar la reinserción laboral de las personas desempleadas.

“Estas inversiones, centradas en fortalecer la sostenibilidad y competitividad de la economía valenciana, beneficiarán especialmente a la población que vive en áreas rurales, contribuyendo de esta forma al equilibrio territorial dentro la Comunitat Valenciana”, ha asegurado en el acto de firma, celebrado en Valencia, la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro.

Navarro también ha añadido que los valencianos “serán los grandes beneficiados de este acuerdo. Por ello, nos complace enormemente impulsar, con el apoyo de otros fondos europeos, proyectos que tendrán un impacto directo en sectores estratégicos de la economía valenciana y que permitirán crear empleo y generar crecimiento económico, fomentando al mismo tiempo la acción a favor del clima”.

Por su parte, el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha destacado que “la financiación que ahora se formaliza es fruto del continuo marco de colaboración establecido entre el Banco Europeo de Inversiones y la Generalitat desde hace décadas, y viene a reforzar el interés que una institución europea de la relevancia del Banco Europeo de Inversiones mantiene y proyecta sobre la Comunitat Valenciana”.

Mediante la operación que se ha firmado con el BEI, se obtienen unas condiciones ventajosas, sobre todo en lo referido a términos de plazo, pues el préstamo se establece en 10 años de vida media, mientras que el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) del Gobierno central se queda en tan solo 6,5 años.

Suscríbete a nuestra newsletter