Número 1 del PP por Valencia en la lista del Congreso de los Diputados

Belén Hoyo: “El Partido Popular siempre está en un sprint permanente”

La cabeza de lista valenciana presenta el programa Popular como alternativa económica estable y advierte del riesgo de que se repita el 'fiasco' socialista de ZP

La cabeza de lista del PP al Congreso, Belén Hoyo. | Foto: Efe/M. Bruque

-Las encuestas les sitúan como segundo partido más votado, pero con escasas posibilidades de gobernar. ¿Van a hacer sprint final?
-El Partido Popular siempre está en un sprint permanente. En estas elecciones, nuestro país se juega mucho y, aunque no queríamos que se repitiera la convocatoria electoral, puedo asegurar que si sacamos un escaño más que el PSOE, desbloquearemos la situación, formaremos Gobierno y daremos estabilidad a nuestro país.

-¿Si quedan segundos, se puede decir que pierden?
-Quien perdería sería España, pero eso no va a suceder. La ciudadanía está harta del bloqueo permanente provocado por la izquierda y de que los políticos no nos pongamos de acuerdo en trabajar por todo lo que une a los españoles.

-Los programas políticos están pasando desapercibidos. ¿Han introducido algún cambio respecto al de las pasadas elecciones?
-Hemos introducido algunas cuestiones puntuales siempre en positivo, pero la esencia de nuestro programa es la misma que la del anterior y se resume en dos palabras: libertad y estabilidad. Somos el Partido Popular de siempre, con equipos solventes que forman personas que han trabajado en gobiernos como los de José María Aznar o Mariano Rajoy y con un currículum de gestión intachable.

-Al margen de la financiación, qué tres cuestiones son prioritarias para el PP.
-Hay una cuestión fundamental que es la situación crítica de la agricultura valenciana, especialmente la situación que vive el sector de los cítricos. Debemos unir esfuerzos y por eso proponemos la creación de un Pacto por la Agricultura Valenciana. Debemos defender nuestras naranjas en Valencia, Bruselas o Nueva York, en todo el mundo.
En segundo lugar, las infraestructuras también son imprescindibles. Cuestiones como el Corredor Mediterráneo, la mejora de las líneas de Cercanías, el tren de la costa o la ampliación del puerto de Valencia son necesidades de nuestra provincia que deben aligerarse.
En tercer lugar, vemos imprescindible una bajada de impuestos y el establecimiento de políticas que generen empleo. Estamos ante una situación de desaceleración económica y no puede volver a pasar como durante el gobierno de Zapatero. Y una cuarta, igual de importante, es mantener la libertad educativa en la Comunitat que está amenazada por el Consell que preside Ximo Puig.

belen-hoyo-pp

Belén Hoyo junto a Isabel Bonig en un acto del PP | Foto: Efe/ A. Escobar

-Sabe y conoce el problema de financiación de la Comunitat. ¿Por qué esta vez hay que creer que el deseado nuevo modelo llegará?
-Visto lo visto, solo podemos creer que el nuevo modelo de sistema de financiación llegará con un gobierno del Partido Popular. El PSOE lo prometió estando en la oposición y estando en el Gobierno dijo que no tenía nada previsto. Ahora que estamos en campaña vuelven otra vez a la carga. La izquierda no puede estar mintiendo permanentemente. El PP tenía una propuesta que se iba a llevar al Consejo de Política Fiscal y Financiera pero la moción de censura contra Mariano Rajoy lo dejó todo paralizado y Sánchez lo ha mantenido en el cajón. Casado lo modificará para que los valencianos no sigan estando infrafinanciados.

La desaceleración es un hecho. ¿Tienen un plan para incentivar los sectores productivos?
-El Partido Popular tiene las mejores recetas económicas. Cuando hemos gobernado siempre lo hemos demostrado. En España, hemos pasado en un año de un gobierno del PP, que aprobaba los Presupuestos Generales del Estado, que legislaba y que creaba empleo a un Ejecutivo socialista incapaz de impulsar una agenda legislativa de mínimos, con una economía en declive.
Respetando nuestros compromisos de estabilidad presupuestaria, transformaremos nuestro sistema tributario para hacerlo más eficiente, más justo, más equitativo y más sencillo. Bajaremos impuestos para crear riqueza, atraer inversión y talento, y permitir que sean los ciudadanos quienes decidan qué quieren hacer con su dinero. Ese es nuestro objetivo prioritario.


” (…) estamos a favor de la ampliación del puerto para que siga siendo un referente de estas instalaciones en España y líder en el Mediterráneo. Obviamente hay que abordarla respetando todas las recomendaciones medioambientales”


-A los empresarios les preocupa mucho la imagen que se está transmitiendo respecto al tema de la ampliación del puerto de Valencia. ¿Cuál es su postura? ¿y por qué acciones pasan las posibles soluciones?
-El Puerto de Valencia necesita seguir avanzando y es uno de los puntales de la economía de la Comunitat. Por eso, estamos a favor de la ampliación del puerto para que siga siendo un referente de estas instalaciones en España y líder en el Mediterráneo. Obviamente hay que abordarla respetando todas las recomendaciones medioambientales, pero el puerto es la conexión con los principales países productores del mundo y no podemos bajar del vagón delantero que ahora ocupa entre los principales puertos europeos.

-En su opinión, ¿qué diferencia hay entre la política nacional y la autonómica que en la primera parece imposible pactar y en la segunda, parece fácil?
-La política del pacto está en el ADN del Partido Popular y lo hemos demostrado cuando los ciudadanos nos dan su confianza mayoritaria como ha sucedido en el caso de Andalucía, Región de Murcia o Castilla y León. Somos capaces de poner en marcha de manera consensuada políticas que al final redundan en beneficio de los ciudadanos. A nivel nacional Pablo Casado ha ofrecido hasta 11 pactos de Estado que Pedro Sánchez ha rechazado, así que habría que preguntarle al candidato socialista la razón por la que los ha desechado. la clave está en que el PSOE no ha conseguido impregnarse de una socialdemocracia que funciona en Europa desde hace muchos años y sigue anclado en el pasado y lastrado por la izquierda radical.

-Por último, tres preguntas rápidas:
a. – Ha compartido debates con el resto de cabezas de lista por Valencia. ¿Qué relación hay entre ustedes?

-La relación es de cordialidad como no podía ser de otra manera. Diferimos en las ideas, claro está, pero en todos los debates que he compartido con los cabezas de lista de otras formaciones hemos discrepado desde el respeto cuestión que agradezco y pienso que también valoran los ciudadanos. En el plano personal, siempre hay con quien tienes más afinidad que con otros pero la política es diálogo y confrontación de ideas y en esa parcela no tengo queja.
b. – Pablo Casado la hizo responsable del Comité Electoral, ¿es partidaria de compaginar cargos en el Gobierno y en el partido?
-Un político debe estar siempre a disposición de su partido y del proyecto al que pertenece y en mi caso no es diferente. Agradezco la confianza que ha depositado en mí el presidente nacional y también el apoyo de los valencianos para que represente en el Congreso de los Diputados sus intereses de la manera más eficaz posible.
c. -Sobre estos impuestos o tasa, dígame si está a favor o en contra: Tasa turística, impuestos de sucesiones, la llamada tasa Google
-En el caso de la tasa turística, estamos claramente en contra porque puede perjudicar a un sector clave para la economía valenciana como es el turismo. No somos partidarios de aplicar nuevos gravámenes y atendemos siempre a los representantes de cada sector de la sociedad que, en este caso, consideran la tasa como un peligro para la competitividad de su oferta.
El impuesto de Sucesiones es uno de los que el Partido Popular va a suprimir cuando llegue al Gobierno de España, porque consideramos que no es justo para los ciudadanos. Vamos a tratar de que los valencianos tengan la menor presión fiscal posible y que tengan más dinero para reactivar el consumo o fomentar el ahorro.
El PSOE quiere imponer esta tasa tecnológica de manera unilateral y desde el PP consideramos que lo más sensato es que se busque la solución consensuada en el marco de la OCDE, porque hacerlo por nuestra cuenta podría darle malas ideas a quienes abanderan el proteccionismo e imponernos barreras comerciales en otros productos, algo que desgraciadamente ya estamos viendo.

Suscríbete a nuestra newsletter