Startup del Parque Científico de la UMH

Alejandro Linde (Travelest) “La mejor forma de crecer es escuchar a los usuarios”

La aplicación ha implementado en un año 8.000 rutas turísticas personalizadas por todo el mundo adaptadas al tiempo disponible y los gustos del viajero

Alejandro Linde, CEO de Travelest |E3

Dos estudiantes de Estadística de la UMH amantes de los viajes -Alejandro Linde y Vladimir Strilets- detectaron, por experiencia propia, una necesidad no cubierta muy común: cómo optimizar un viaje para sacarle el máximo partido cuando no tienes mucho tiempo. Pronto se sumaría a la búsqueda de la respuesta Alejandro López, ingeniero informático. Y la encontraron. En octubre de 2018 nació Travelest App una innovadora aplicación turística que crea, mediante un algoritmo matemático, rutas personalizadas en función de las preferencias del usuario y, sobre todo, del tiempo disponible. La app ha recibido un total de 10 premios y, tras pasar por Lanzadera, opera “a velocidad de crucero” vinculada al Parque Científico de la UMH. Llevan hasta el momento implementadas 8.000 rutas en todo el mundo. Y subiendo. Alejandro Linde es su CEO.

– La verdad es que vivimos en la sociedad de la prisa hasta en vacaciones…

Hoy en día, tiempo es algo que no tenemos. Y nosotros ofrecemos la posibilidad de exprimirlo al máximo. Nuestra mayor diferenciación frente a la competencia se basa en el nivel de personalización que alcanzan nuestras rutas, ajustándonos a las preferencias introducidas por el usuario, el tiempo y sus limitaciones.  Vamos mucho más allá de la simple recomendación de una lista con los lugares más visitados de la ciudad.

-¿Cómo seleccionáis las ciudades?

La verdad es que al principio lo único que sabíamos de turismo era nuestra afición por los viajes, pero cuando surgió la idea de travelest nos preocupamos mucho por profundizar en el conocimiento del sector a nivel de tendencias y análisis del mercado. Nuestro target son jóvenes de entre 25 y 35 años que realizan entre dos y tres viajes al año pero de corta duración, principalmente a ciudades europeas. El criterio de elección tiene en cuenta este escenario pero también le preguntamos a nuestra comunidad. En septiembre implementamos en la app un sistema de votación para dar a nuestros usuarios la posibilidad de participar en esa selección. De hecho, ya tenemos 97 peticiones de ciudades distintas. La mejor manera de crecer es hacerlo en la dirección que te piden los usuarios.

– El feedback como estrategia empresarial…

– Es necesario. Son nuestros usuarios. Y tenemos que corresponder. Nosotros hemos llegado a implementar la ciudad de Copenhague de un día para otro en respuesta a una persona que nos contactó y dijo que volaba al día siguiente allí.

–  ¿Qué objetivo a corto-medio plazo os habéis marcado?

-La app está creciendo rápido.Y eso que estamos en una fase en la que no estamos invirtiendo nada en marketing y publicidad. Sin haberlo hecho aún, en estos momentos ya tenemos 1.500 usuarios registrados, 36 ciudades implementadas y cerca de 7.000 descargas. Pero los números cambian deprisa porque seguimos introduciendo ciudades semanalmente. Nuestro objetivo es cerrar 2019 con 50. Además, estamos pendientes de la aprobación de unos préstamos por parte de Enisa y el Ivace que si se confirma antes de diciembre, nos permitirá invertir en publicidad para llegar con ello a un primer objetivo 100.000 descargas. Hay que empezar a escalar el negocio a un nivel mayor. Es una locura. Pero una locura muy chula.

– La app es gratuita. ¿Cómo pensáis monetizar el proyecto?

– Ahora mismo nos encontramos en una fase de crear comunidad. Pretendemos lograr un número grande de usuarios y después ya veremos cómo se monetiza. Es lo que ha hecho, por ejemplo, Walapop. Hemos pensado ya algunas cosas como incorporar la venta de tickets para museos u otros lugares turísticos o llegar a acuerdos con restaurantes o aplicaciones como ‘el tenedor’, por ejemplo. También trabajar con ayuntamientos y, de hecho, lo estamos haciendo con el consistorio de Elche, nuestro primer cliente. En cualquier caso, el modelo de negocio no nos supone un dolor de cabeza en estos momentos. Eso será otra fase.

– Hasta ahora ¿cómo os habéis financiado?

Una startup al principio tiene difícil obtener financiación si no es  a través de premios. Eso es lo normal. Es complicado encontrar inversores en fases tempranas. Nosotros empezamos ganando el Premio Treelogic al Espíritu Innovador en mayo de 2017, el Premio Sprint Creación de Empresas de la UMH en septiembre de ese mismo año y el Premio Talento Digital del periódico El País en octubre de 2017. Eso fue lo que nos permitió hacernos con un pequeño capital con el que poner en marcha nuestra idea. Luego llegaron otros hasta un total de diez reconocimientos. El último, fue el Premio Nuevas Ideas Empresariales de Fundeun el pasado mes de junio.

-¿ Qué ciudades destacarías de las ya creadas por su resultado o por sus especiales características?

-Por ejemplo, Berlín es una ciudad con unas rutas increíbles porque todo está muy concentrado en el centro y en poco tiempo puedes ver muchas cosas. También destacaría por similares razones Londres. Y si nos quedamos en España, sin duda, Madrid y Barcelona. Si viajas allí,  tienes que utilizar Travelest sí o sí.

Suscríbete a nuestra newsletter