Skroller recauda 30.000 euros para fabricar su cinturón para patinetes

La startup valenciana lanzó una campaña de crowdfunding para financiar su salida al mercado

La startup valenciana Skroller S.L., que a principios de año desarrolló y patentó un innovador dispositivo de soporte y sujeción para patinetes eléctricos que multiplica el confort y la estabilidad durante la marcha, ha completado con éxito la campaña de crowdfunding que lanzó a nivel mundial a principios de septiembre.

Durante los 45 días de duración de la campaña, se vendieron más de 350 unidades de Skroller, en 11 países diferentes, recaudando así el 104 % del capital que necesitaban (30.000 € ) para comenzar con el proceso de fabricación.

Tras meses de desarrollo y varios prototipos, la emergente ha ultimado el producto final que ya está listo para la producción.

Skroller permite al usuario mantener el control sobre el patinete eléctrico, al tiempo que reduce el cansancio. El dispositivo conecta el cuerpo al patinete, transformándolo en parte activa del
centro de gravedad y liberando los brazos de la tensión que ejercen para mantener la estabilidad.

El dispositivo es sencillo: un pequeño cilindro que contiene una cinta con un cojín incorporado, que una vez abrochado a la cintura permite reclinarse y relajarse durante el trayecto. El mecanismo se ajusta a la posición del conductor respecto al manillar.

Skroller utiliza los materiales más avanzados, lo que le convierte en un sistgema resistente a esfuerzos y golpes.

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter