Se vendieron 842 coches

Castellón matriculó en septiembre más automóviles híbridos y eléctricos que diésel

La matriculación de vehículos que usan combustibles fósiles se estancó o apenas creció en septiembre en tanto que aumentó en un 40,5% la de eléctricos o híbridos

Archivado en: 

La venta de vehículos crece en Castellón.

La provincia de Castellón vende más coches eléctricos e híbridos que de diésel y gasolina. De acuerdo con los datos de matriculación en la Jefatura Provincial de Tráfico en septiembre pasado se registraron 842 altas de vehículos, unos datos que confirman que la inscripción de vehículos con moto de gasolina se ha estancado o ralentizado, en tanto que los de diésel siguen a la baja, en beneficio de aquellos más ecológicos.

A la vista del número de matriculaciones consignadas el mes pasado se observa un repunte de ventas, dado que en ese mismo período los registros de turismos y vehículos todoterreno registró un incremento de las ventas, fijado en un 2,53 por ciento. Un porcentaje de 0,7 por ciento más que el 1,8 % registrado el año anterior de enero a septiembre.

En septiembre la matriculación de vehículos diésel en Castellón volvió a registrar una caída de un 8,07 por ciento, mientras que los que emplean gasolina como combustible crecieron un 0,20 por ciento. Lo que denota que las ventas de esos vehículos se ha estancado. Por contra, la venta de vehículos híbridos, eléctricos o que emplean gas han experimentado un crecimiento del 40,5 por ciento.En los primeros tres trimestres del año en Castellón se vendieron 17.086 vehículos, una buena cifra.

El pasado mes en la Comunitat Valenciana se inscribieron 7.155 turismos y todo terrenos, un 3,2 por ciento más que en los nueve primeros meses de 2018. Ese buen dato va en la línea del registrado a nivel estatal , que detecta un crecimiento de las matriculaciones de un 18,3 por ciento. Así, en lo que llevamos de 2019, en la Comunitat se han vendido 104.699 vehículos, lo que representa un descenso del 12,3% en relación a los nueve primeros meses del pasado año.

En el descenso de ventas y matriculaciones de vehículos diésel o gasolina han tenido que ver las campañas promocionales de los nuevos automóviles híbridos o eléctricos, además de las normativas restrictivas que algunas capitales de provincia han puesto en marcha para evitar que la circulación por los cascos urbanos de vehículos que usen combustibles fósiles.

Suscríbete a nuestra newsletter