“València proyectará su imagen al mundo como ciudad ligada al diseño”

Luisa Bocchietto, presidenta de la World Design Organization

La presidenta de la World Design Organization, la entidad que ha otorgado a València ser Capital Mundial del Diseño, Luisa Bocchietto, ha participado en la primera jornada de la Feria Hábitat València. Poco antes de intervenir ante un auditorio entregado, pudimos mantener una entrevista donde se ha mostrado convencida de que la capitalidad proyectará la imagen de una ciudad ligada al diseño.

Bocchietto tiene en su haber dos hitos: ser la primera mujer que preside la WDO tras bastantes años de presidencias masculinas y una defensa a ultranza del diseño como herramienta de sostenibilidad.

P.- ¿Qué tienen en común las ciudades que hasta el momento han sido capitales mundiales del diseño?

R.- Cada ciudad es distinta, porque la cultura y la historia son distintas. Sin embargo, los proyectos tienen en común la voluntad de usar el diseño como un instrumento de cambio.

Luisa Bocchietto junto a Marisa Gallén, presidenta de la candidatura Valencia Capital Mundial del Diseño | Foto Jorge García Romeu

P.- Ahora queda mucho por hacer

R.- Ahora hay un largo trabajo durante los próximos dos años para estructurar el programa de actividades que tendrá lugar en València durante doce meses. No es un evento de un fin de semana, es la oportunidad de cambiar la ciudad. Habría que hacer una foto de la ciudad hoy y compararla con lo que será en 2023.

Es un gran trabajo, puesto que tiene componentes públicos y privados y es necesario combinar el interés de todas las partes. Por eso es necesario un tiempo largo de preparación. València tiene un plazo de dos años, que creo que es suficiente, para organizar el programa.

P.- En su opinión, ¿que le ha llamado la atención de la propuesta de la ciudad?

R.- València es una ciudad con una trayectoria en el diseño de producto y gráfico. Tiene una historia importante en este aspecto. Pero eso es sólo una parte del valor. Lo importante es la voluntad de dar un salto de trascendencia. El diseño en el mundo está cambiando, está interesándose hacia el impacto social, el entorno de las ciudades con el objetivo de construir un mundo mejor.

Este proyecto servirá para generar una conexión entre el diseñador y el ciudadano a escala local, pero también para proyectar internacionalmente la imagen de València como una ciudad ligada al diseño, un factor que reporta beneficios desde el punto de vista económico y turístico.

No vamos a hablar solo de producto. Se va a hablar con los ciudadanos sobre las cosas que se pueden cambiar en la vida de las personas. El diseño en este aspecto tiene un papel importante.

P.- ¿Ese es el legado que han dejado las anteriores ediciones?

R.- Sí, desde luego. El eslogan de la WDO es precisamente Design for a better world, diseño para un mundo mejor. En otros momentos se concebía el diseño para mejorar la vida de las personas, con los objetos o la ergonomía. Hoy es mejorar la vida de las personas en todos los aspectos, desde el trabajo hasta la ciudad. Es necesario hacer un esfuerzo y pasar a otro nivel. No hay que olvidar el diseño de producto, pero hay que pensar también en el diseño de procesos y servicios.

El diseño puede mejorar cualquier cosa, no solo productos materiales. Un objeto puede ser bonito, pero lo importante es el servicio que presta. La metodología del diseño industrial también sirve para generar servicios y productos que contribuyan a crear un mundo mejor: usar la creatividad para proporcionar soluciones reales a problemas actuales.

Las ciudades que han sido capital mundial del diseño han tenido una visibilidad internacional y una promoción en el ámbito turístico.

P.- ¿Destacaría algo como característico del diseño valenciano?

P.- El proyecto ha girado en torno a la ciudad, a las empresas que apuestan por el diseño y como se han realizado esta apertura a lo contemporáneo.

La capitalidad es un oportunidad para crear cambio. Y el alcance de ese cambio dependerá de los promotores del proyecto, de los diseñadores, de las empresas, de las autoridades y de los ciudadanos. Tenéis todos los elementos para hacer un gran trabajo.

P.- Las empresas conocen bien el valor del diseño ¿Es necesario concienciar a las administraciones de la importancia del diseño?

P.- Sí. Ese es sobre todo el valor del proyecto de Capitalidad del Diseño. No podemos hablar solo de diseño con los diseñadores, hay que hablar de diseño con los ciudadanos. Este proyecto da a la parte política la oportunidad de realizar una importante labor y para los diseñadores, oportunidades de trabajo.

Suscríbete a nuestra newsletter