Entrevista a Zhijie Yan, gerente de Crensa

Mulan, los primeros robots camareros en València comienzan a trabajar este lunes

El restaurante de fusión asiática, Crensa, inaugura su local en el barrio de Benimaclet donde los robots harán sus primeros servicios

Archivado en: 

Video Redacción E3 | Imágenes Chema Bermell

El primer restaurante en València con robots camareros, Crensa, abre sus puertas este lunes 26 de agosto en el barrio de Benimaclet. Como la mítica guerra de leyenda que se disfrazó de hombre para sustituir a su anciano padre en el ejército, Mulan es el nombre que han recibido los robots que con su metro y medio de altura comenzarán a repartir los pedidos a partir de mañana.

Reconoce el joven empresario a cargo del local, Zhijie Yan, que de momento estos nuevos camareros automatizados tienen unas funciones “básicas”. Los robots avanzan siguiendo unas líneas dibujadas en el suelo para llevar la comida a las mesas y finalizan su tarea con un simpático comentario, “buen provecho, cariño”, desean los robots a los comensales. “No toma ordenes, no sabe contestar al cliente, no hace limpieza, ni sabe si una comida está bien servida o falta algo. Solo hacen reparto”, explica Yan.

La idea la tuvo cuando regresó por vacaciones hace dos años a su ciudad natal, Fuzhou, en la provincia china de Fujian, situada cerca de Taiwán. Allí, señala Yan, es habitual que estos robots sirvan la comida. “Me gustó y como aquí en España no había visto ningún negocio así decidí traerlos aquí”, expone. Confiesa el empresario que los robots, más que por la función que desempeñan, son útiles ya que sirven de reclamo para los clientes. “Es una imagen diferente y atractiva para los consumidores”, indica Yan.

Zhijie Yan, gerente del restaurante Crensa, junto a uno de los robots Mulan. |E3

Apunta, a su vez, que no son una amenaza para el empleo. “Agiliza la tarea del trabajador. Todos los camareros están contentos ya que el robot hace el trabajo pesado como cargar con las bandejas”, expone y añade que sus empleados trabajan menos gracias a los robots pero que cobran lo mismo que cualquier otro camarero. “Llegará el momento en que los humanos no tendrán que trabajar en cosas pesadas ni complicadas”, profetiza Yan.

Más allá de los robots camareros, señala el empresario chino que la clave del negocio está en otros robots, los de cocina. “Nosotros estamos enfocándonos en lo principal que es el robot de cocina”, explica el gerente de Crensa, quien expone que son los únicos con licencia para exportar ese tipo de robot a Europa desde China, “es un robot distinto de lo que conocen aquí como Thermomix”. Añade que, “desde que llevo trabajando en el sector de la hostelería, casi 12 años, he estado pensando en como mejorar la carga de trabajo. Al final encontré la manera con estos robots de cocina, con lo que el cocinero solo se tiene que enfocar en las recetas, cómo hacer la comida más rica”, expone Yan.

El restaurante Crensa, situado en la calle Doctor Vicente Zaragozá en Benimaclet, celebra mañana su inauguración. Yan ha elegido València como la ciudad para establecer su negocio ya que fue la primera en la que trabajo tras salir de China en 2008. “València es como mi segundo hogar y el clima y su gente me recuerdan a mi ciudad natal”, señala el empresario quien expone que el restaurante que ahora abre cocinará comida de fusión asiática a la que incorporará detalles de la cocina española. “El sabor es distinto que el de un asiático de siempre”, concluye Yan.

Suscríbete a nuestra newsletter