La información económica de los líderes

Estudio sostenibilidad en festivales de música

Más de la mitad de los ‘festivaleros’ pagarían más por una entrada 100% sostenible

Envases reciclables, recogida selectiva de residuos y un uso responsable del agua son las tres principales peticionespara un festival completamente sostenible

Rototom Sunsplash de Beniccàsim (Castellón), que se celebrarán en los próximos días| E3

Vacaciones, buen tiempo, playa o terrazas, son palabras que definen para muchos el periodo estival. Y además, desde hace varios años, los festivales de música han pasado a ser parte indispensable de los veranos en España.

La gran cantidad de citas musicales que se celebran cada año hace que cerca del 70% (68,6%) de los valencianos haya asistido en alguna ocasión a este tipo de eventos, según el estudio Tenemos Otro Latido de Ball, el mayor fabricante de latas de bebidas del mundo.

Sin embargo, este tipo de eventos también despiertan algunas voces críticas debido a su impacto en el medio ambiente: la concentración de miles de personas supone el reto de gestionar los residuos que se generen.

Entre las principales conclusiones del estudio, destaca también que, entre los motivos para elegir un festival u otro -más allá del cartel-, el compromiso con la sostenibilidad solo es importante para dos de cada diez encuestados, ya que priorizan otros aspectos como el precio de la entrada (67,3%), la localización (59,8%) o los servicios y facilidades del recinto (45,3%).

A pesar de todo esto, 6 de cada 10 valencianos estarían dispuestos a pagar más por la entrada de un festival si este fuera 100% sostenible y la mitad (49,1%) participaría como voluntario en una recogida de residuos en el entorno de un festival.

El festival del futuro: 100% sostenible

En el caso de la Comunidad Valenciana, cada verano tienen lugar algunas de las citas imprescindibles de muchos festivaleros, como el Arenal Sound de Burriana (Castellón), el Medusa Sunbeach Festival de Cullera (Valencia) o el Rototom Sunsplash de Beniccàsim (Castellón), que se celebrarán en los próximos días.

Para los valencianos, el festival del futuro 100% sostenible pasaría por ofrecer envases completamente reciclables (64,2%), la recogida selectiva de residuos para su reciclaje (62,9%), el uso responsable del agua (62,3%) o la utilización de energías renovables (57,9%).

Hábitos de reciclaje de los festivaleros valencianos

Los valencianos, cuando van a un festival, se preocupan por reciclar los envases de las bebidas que consumen. De hecho, la mitad de ellos (50,5%) afirma que siempre lo hace, mientras que un 41,3% lo hace a veces. Solo un 8,3% admite que nunca recicla, según el estudio.

De los que reciclan siempre, cuando depositan sus envases en los puntos adecuados, la mayor parte (16,5%) lo hacen fuera del recinto del festival y el 11,9% los deposita en los puestos de comida y bebida o en la zona de acampada.

“Los valencianos se muestran comprometidos con el reciclaje de los envases en el entorno de los festivales. En este sentido, las latas de aluminio representan los atributos de la verdadera reciclabilidad ya que pueden reciclarse infinitas veces sin perder calidad, independientemente de su color o diseño. En solo 8 semanas una lata puede estar de nuevo en las tiendas, tras ser reciclada” comenta Cyrille Vecchi, manager de Asuntos Públicos y Sostenibilidad para el Sur de Europa de Ball.

Las latas de bebidas son el envase más reciclado del mundo, con una tasa del 69%. De hecho, el 75% del aluminio que se ha producido a lo largo de la historia sigue en uso en la actualidad.

Estos son algunos datos que evidencian por qué la lata representa el verdadero paradigma de la economía circular. Por otra parte, las latas presentan cualidades únicas frente a otros envases como el hecho de ser ligeras o mantener la bebida fría.

Suscríbete a nuestra newsletter