La información económica de los líderes

La colaboración público-privada, clave para superar los problemas de la industria textil

El reducido tamaño de las compañías es una debilidad estratégica. Se precisan medidas de apoyo a las fusiones y cooperación interempresarial

Mesa de expertos en la jornada sobre el sector textil en Ateval. | Foto: César Sabater

Talento y esfuerzo de todos los profesionales que hacen posible el sector, mayor tamaño de las empresas que le dan cuerpo, y mayores dosis de colaboración público-privada, son las principales necesidades de la industria textil valenciana, para afrontar el futuro a corto plazo, según destacaron Rafael Pla (Innovall), León Grau (Hilaturas Miel, Himiesa), Sergio Pomar (Inel) y Càndid Penalba (Grupo Cotoblau), los cuatro directivos que protagonizaron el Panel de Empresas de la Jornada “Retos clave de la industria textil valenciana”, organizada en Ontinyent por la Asociación de Empresarios Textiles Ateval, la Confederación Empresarial de la Vall d’Albaida (Coeval) y Economía 3.

Tras las Ponencias presentadas por Fernando Llano (Improven), Joaquim Montsant (Cesce), Carlos Calero (Vodafone) y Ximo Raga (Bbva), la directora de Economía 3, Ana Jover, dinamizó con sus preguntas las intervenciones del Panel de Empresas.

A la hora de analizar la situación de la industria textil de la Comunitat, Càndid Penalba, presidente de Ateval y también de la patronal textil española (Consejo Inter-Textil) y comunitaria (Euratex), señalo que el textil es una actividad industrial totalmente globalizada, pues hay industria textil en los cinco continentes y el volumen de transacciones es multimillonario, pero precisamente por eso “es muy sensible a cualquier cambio normativo”.

Los responsables políticos “nos piden información y asesoramiento”, y como responsables de asociaciones empresariales “es nuestra responsabilidad colaborar con ellos. Es fundamental la colaboración público-privada”.

León Grau

León Grau, anterior presidente de Ateval y máximo responsable de Hilaturas Miel, empezó su intervención señalando que “el cardiólogo me tiene prohibido venir a jornadas como esta, donde se intenta reflexionar sobre el presente y futuro de la industria textil. Y ello, no solo porque los cambios en la actividad empresarial sean rapidísimos, tal como ha expuesto Fernando Llano, sino porque, además, son gigantescos”.

Como ejemplo de esto señaló que, en la última feria internacional de maquinaria textil celebrada hace un par semanas en Barcelona, “hemos visto que los fabricantes chinos han comprado ya a varios de los principales fabricantes de maquinaria textil de la Unión”. Si a esto añadimos que “Europa no tiene producción de materia prima textil”, parece claro que el liderazgo europeo en el sector textil es cosa del pasado.

 Rafael Pla

En línea con esta realidad y contestando a la pregunta sobre situación actual del textil en la Comunidad, Rafael Pla, presidente del clúster de innovación y sostenibilidad Innovall, señaló que, en menos de 10 años, las empresas textiles de la Comunitat “se han reducido a la mitad, con la consiguiente pérdida de empleo”. En estos momentos, llevamos unos pocos años de crecimiento en el sector, pero las empresas siguen siendo demasiado pequeñas.

En este contexto, la mejor noticia en opinión de Pla es que esa reducción en el censo de empresas textiles se ha producido en paralelo a un proceso de diversificación sectorial, apareciendo empresas fabricantes de maquinaria para el sector textil, equipos de apoyo y complemento, empresas de base tecnológica que desarrollan equipos y aplicaciones para el sector, etc.

Sergio Pomar (Inel)

Por su parte, Sergio Pomar, consejero delegado de Inel (sector eléctrico y electrónico), indicó que la industria textil de la Comunitat está formada por un tejido productivo cada vez más atomizado y, por razón de la competencia internacional, más en precario. Ese reducido tamaño relativo de las unidades productivas hace que bastantes se encuentren con dificultades para seguir el ritmo de innovación tecnológica que la empresa exige, con el consiguiente riesgo de obsolescencia. En tales circunstancias, “dado que el tema de la integraciones o fusiones es muy complicado, es urgente abordar muy en serio procesos de colaboración empresarial”.

A pesar de las dificultades señaladas, Sergio Pomar reconoció que el ritmo de inversión empresarial se mantiene en aquellas empresas que pueden hacerlo, y que dicha inversión se estaba centralizando en dos grandes parcelas: equipos y sistemas de monitorización y control de los procesos productivos, e inversiones en búsqueda de una mayor eficiencia energética. “La tecnología es la gran palanca de empresas como las nuestras para ganar eficiencia y productividad”.

Un aspecto relevante señalado por León Grau en una segunda ronda de intervenciones fue la capacidad de adaptación a los cambios en los mercados internacionales de la industria textil valenciana. “No hace tantos años, nuestra prioridad internacional estaba en Oriente Medio y el norte de África. Hoy, esos mercados están muy lejos de lo que fueron”. Desde luego, “nuestros mercados exteriores de referencia, Alemania, Francia, Reino Unido o Italia, están con consumos estancados o a la baja”.

“Pero seguimos y seguiremos buscando oportunidades en EE. UU., Latinoamérica o Extremo Oriente. Estamos obligados a ello para no desaparecer, pues nuestro sector no debe bajar el 60 % de ventas al exterior, ya que el mercado interno apenas consume un 40 % de lo que producimos”.

A la hora de señalar soluciones o alternativas para afrontar las debilidades o carencias del sector textil de la Comunitat, Rafael Pla señaló tres: la necesidad de profundizar en la cooperación empresarial para abordar proyectos conjuntos, la importancia de potenciar el talento de las personas, y esa cooperación y ese talento ponerlo al servicio de la innovación.

Càndid Penalba profundizó en la debilidad evidente que supone el reducido tamaño empresarial, y no solo cuando comparamos con grandes potencias económicas: “en Portugal, el tamaño medio de las empresas del sector es doble que el tamaño medio de la empresa textil española”. Como vector de crecimiento futuro, Càndid Penalba añadió la importancia de la sostenibilidad a lo ya señalado por Rafael Pla. “Las empresas que quieran crecer en el futuro en las economías desarrolladas, o tendrán un modelo claramente sostenible y ecoeficiente, o no tendrán desarrollo”.

Peticiones a la Administración

Aprovechando la presencia de Rebeca Torró, secretaria autonómica de Economía Sostenible en su primer acto empresarial desde su nombramiento hace dos semanas, Ana Jover, directora de Economía 3, invitó a los representantes empresariales a que formulasen sus peticiones públicas a la administración autonómica.

De las peticiones planteadas por Rafael Pla destacaron mayor rapidez de la Generalitat para resolver las peticiones y propuestas empresariales, respetar el plazo máximo de 60 días para el pago a proveedores, y un apoyo decidido a las acciones de internacionalización.

Para conseguir favorecer el mayor tamaño relativo de las empresas textiles, León Grau pidió medidas fiscales y financieras de apoyo a los procesos de fusión empresarial y, al tiempo, revisar y aligerar la fiscalidad que sufren las empresas en España ente Estado, autonomías y ayuntamiento. Por su parte, el presidente de Ateval, Càndid Penalba, señaló que en breve habrá ocasión de mantener una reunión formal de la patronal valenciana del textil con la nueva secretaria autonómica -natural de Ontinyent-, “pero no me resisto a señalar la urgencia de resolver un tema muy importante para ayudar en la internacionalización de la empresa española: ¿cómo es posible que en España Hacienda necesite meses para devolver el IVA de los productos exportados, cuando nuestros competidores de la UE hablan de días?”

Clausura

Rebeca Torró, secretaria autonómica de Economía Sostenible, clausuró la jornada señalando las diferentes acciones de apoyo hacia el sector textil y la patronal Ateval, desplegadas en la anterior legislatura por el Ejecutivo autonómico, asumiendo el compromiso que esos apoyos, no solo se mantendrán, si no que se incrementarán, “porque este es uno de los sectores que hacéis vuestros deberes y cumplís con vuestros compromisos”.

El fomento del tejido industrial de la Comunitat “es una prioridad estratégica para nosotros, y ese fomento entendemos que pasa por una decidida colaboración público-privada. Por eso os pido que vayamos de la mano”. Rebeca Torró señaló que este había sido un mensaje clave, tanto del President Puig, como del conseller Rafael Climent.

Suscríbete a nuestra newsletter