La información económica de los líderes

Donación de la familia de Rafael Martínez Morellá

El Gil-Albert recibe una colección particular de libros de la antigua CAPA

Se trata de un legado de 157 volúmenes que enriquecerán los fondos documentales y bibliográficos del Instituto de Cultura Alicantino

La familia de Rafael Martínez, haciendo entrega de la colección de libro de la antigua CAPA al director del IAC (dcha). | Foto: Diputación Alicante

El Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert ha recibido la donación de la colección particular de libros de la antigua Caja de Ahorros de la Provincia de Alicante (CAPA) de la familia de Rafael Martínez Morellá. La desaparecida Caja de Ahorros Provincial de Alicante publicó durante los años setenta y ochenta estos ejemplares sobre temáticas alicantinas de gran difusión y acogida por su regularidad y por facilitar la publicación de estudios, investigaciones e incluso obras de creación realizadas entonces en la provincia.

Martínez Morellá fue presidente de la entidad financiera y tras su jubilación ocupó el puesto de director honorario de la Obra Social. Los ejemplares de su propiedad los encuadernaba en piel junto con las dedicatorias de sus autores. Ahora, el IAC ha recibido esa colección de manos de su hija África Martínez Sampedro, acompañada por sus sobrinas e hijas de su hermano Rafael Martínez Sampedro.

La familia ha donado tanto los ejemplares que conservaba de la colección principal como otros de la serie “Papeles alicantinos”, donde se transcribían y recuperaban documentos antiguos, entre otras ediciones. En total, se trata de un legado de 157 volúmenes para incorporarlos a los fondos documentales y bibliográficos de la Casa Bardín.

La colección principal se inició con el poemario Palabras de mi amor y mi destino de Vicente Mojica e incluyó a partir de entonces distintos géneros, por lo que aportó una gran riqueza al conocimiento del patrimonio cultural de la provincia de Alicante.

Por otro lado, su nómina de autores refleja un buen repertorio de las firmas que contribuían a la producción cultural de esos años. Los libros se editaban con cubiertas blandas y portadas ilustradas mayoritariamente por conocidos artistas locales. También fue importante para canalizar investigaciones en unos años en los que la Universidad de Alicante no tenía sección de Publicaciones.

Martínez Morella fue médico y ocupó diversos cargos públicos sanitarios. Recibió la Orden Civil de Sanidad de Plata y la Cruz de primera clase de la Orden de Beneficencia y mantuvo también una actividad política como concejal del Ayuntamiento de Alicante (1961-1967) y vicepresidente de la Diputación (1964-1967), además de su importante vinculación a la CAPA.

Suscríbete a nuestra newsletter