Mujeres líderes señalan que sí se puede alcanzar la paridad

Mujeres líderes señalan que sí se puede alcanzar la paridad

Más de un centenar de mujeres se han dado cita, en el SH Valencia Palace, para celebrar  la jornada empresarial “La mujer en la empresa y las organizaciones”, organizada por Economía 3 y en la que mujeres reconocidas por su liderazgo en empresas y asociaciones  han relatado sus experiencias y han compartido sus impresiones y expectativas en materia de igualdad de acceso de las mujeres a altos puestos directivos. Todas ellas han coincidido en señalar que el liderazgo es cuestión de personas y que los puestos de trabajo son susceptibles de ser ocupados por hombres o por mujeres.

El evento ha sido patrocinado por IEM Business School, Complejo Educativo Mas Camarena, Grant Thornton y Gi Group. Audi Center Valencia ha ejercido como entidad colaboradora.

Mayte Micó, regional manager de Gi Group, ha sido la primera en tomar la palabra. En su ponencia “Liderazgo de la mujer en las organizaciones” ha destacado que hay que “dejar atrás las inseguridades y miedos”. En este sentido, se ha referido al Síndrome del Impostor, que hace que las mujeres necesiten ver que reúnen la mayoría de requisitos para dar el paso de acceder a un alto puesto, mientras que los hombres se ven capaces cumpliendo solo una parte de las exigencias.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Micó se ha referido también a la importancia de provocar un cambio cultural que elimine los prejuicios y estereotipos para acabar con el disparidad por sexos en ciertos sectores y disciplinas. De esta manera, ha llamado la atención sobre el sector tecnológico, en el que, a pesar de la gran demanda de perfiles y de que los sueldos son un 22% más altos, la presencia de mujeres es escasa. “Solo el 13% de ellas se matriculan en Informática, algo que tenemos que plantearnos”.

Micó ha resaltado también que incorporar a mujeres a los puestos de dirección es beneficioso para las empresas. “Los estudios dicen que las mujeres son más empáticas, más integradoras, muestran mayor tendencia a la cooperación y tienen la capacidad de actuar en muchas direcciones al mismo tiempo. Además son más emocionales y más predispuestas al cambio”, ha destacado.

La regional manager de Gi Group ha destacado el importante papel de la conciliación laboral para conseguir la igualdad. “Los puestos de dirección exigen mayor responsabilidad, sobre todo para viajar, y en la mayoría de los casos la conciliación recae sobre nosotras”. Las obligaciones y responsabilidades deben ser compartidas y las instituciones y las empresas deben ayudar a conseguir ese cambio cultural.

Andrés Gurrea, socio director en la Comunitat Valenciana de Grant Thornton y el único hombre ponente de la jornada, ha puesto sobre la mesa algunos datos reveladores que arroja el estudio Women in Bussiness 2019, que analiza y compara en todo el mundo cómo evoluciona el liderazgo de las mujeres en el ámbito profesional y empresarial.

En España, el 30% de los puestos directivos en las empresas de entre 20 y 500 trabajadores, que son en las que se ha centrado el estudio, están ocupados por mujeres. En un 13% de empresas en España no hay ninguna mujer en altos puestos. Según Gurrea, estas cifras son alentadoras porque “venimos de unas cifras mucho peores”.

jornada-mujer-empresa

Sin embargo, en la Comunitat Valenciana solo el 22% de los puestos directivos están ocupados por mujeres. Además, únicamente el 76% de empresas cuentan con al menos una mujer en puestos directivos. “La tendencia es al alza en los últimos 15 años, pero tenemos que seguir avanzando en esa dirección”, ha comentado Gurrea.

La investigación ha permitido indagar también en el nivel de implicación de las empresas en materia de igualdad de género: el 64% están poco implicadas, el 29% no muestran ninguna implicación, el 17% tienen una implicación moderada o elevada y solo un 1% se consideran muy implicadas con el avance en esta cuestión. Lo reseñable es que el 100% de las muy implicadas han aumentado beneficios por encima del 5%. En cambio, cuando la implicación en este asunto es menor, el porcentaje de empresas que han incrementado sus beneficios un 5% o más es muy inferior.

Tertulia a tres

Uno de los puntos importantes de la jornada ha sido también la tertulia a tres donde Eva Blasco, presidenta de CEV-Valencia y Evap, Amparo Bertomeu, directora general de Anieme y presidenta de AED y Ana Jover, directora de Contenidos de Economía 3 han hablado sobre el papel de la mujer en el asociacionismo empresarial.

Mientras Eva Blasco ha reivindicado la importancia de que haya asociaciones de mujeres, Amparo Bertomeu ha manifestado que ella cree “en el valor de las personas y que el enriquecimiento de la organización viene por ambas partes -hombres y mujeres-“. Ella no ve necesario que existan organizaciones sexistas de hombres y mujeres porque “sus aportaciones vienen de sus valores independientemente de otras particularidades”.

La presidenta de CEV-Valencia ha reconocido también que “solo las mujeres no podemos tender a la igualdad” y en alusión a lo dicho por Amparo Bertomeu, ha inicidido en que “no llamaría sexistas a las asociaciones”. En este sentido, ha destacado que “las asociaciones empresariales, cuando tienen que buscar perfiles, se piensa en hombres”. Por ello, ha reivindicado la necesidad de generar redes entre las mujeres. “Debemos visibilizarnos y ser referentes de otras mujeres para que se vea que sí que se puede”.

Ha incidido también en que “las mujeres tenemos un nivel de autoexigencia muy alta”. Por ello, propone “mujeres que dejen el listón muy alto” en alusión a ocupar un cargo dentro de una organización, en lo que también ha coincidido con Amparo Bertomeu.

jornada-mujer-empresa

Ambas representantes de organizaciones empresariales han concurrido también en la necesidad de acelerar la paridad. Para ello, ha apuntado Amparo Bertomeu, “debería haber un marco regulatorio para que la paridad se consiga de una manera más rápida”.

Bertomeu ha puesto también el foco en  la visibilidad. En su opinión, “tenemos que salir más, pero es un ejercicio que está en la faceta profesional de cada mujer”.

Por su parte, Eva Blasco ha adelantado que en Evap tienen comprobado que los obstáculos se los encuentra la mujer a los 35, debido, entre otras causas, a la maternidad y a la falta de corresponsabilidad. Ante esta situación, ha reivindicado que “los obstáculos debemos eliminarlos entre todos y todas”. Ante este punto, Amparo Bertomeu ha replicado que “obstáculos habrá siempre y no solo por ser hombre o mujer. El talento es tanto femenino como masculino”. A pesar todo, su visión es optimista y ha considerado que “el terreno está abonado para ir a mejor”.

Eva Blasco ha puesto sobre la mesa la importancia del asociacionismo en todos los ámbitos y ha incidido en  su importancia para impulsar el cambio. En su opinión, “hay que visualizar que hay obstáculos solo por la condición de ser mujer”.

En alusión a la brecha salarial, Eva Blasco ha destacado que “la sociedad ha tomado conciencia de que es una realidad” y de que los permisos de paternidad y maternidad no deben perjudicar a la carrera profesional. Para solucionarlo propone incorporar esta cuestión a la negociación colectiva, teniendo en cuenta que las negociadores son fundamentalmente hombres.

Ante la pregunta de nuestra directora de Contenidos, Ana Jover sobre ¿qué se ha conseguido para ir caminando hacia la paridad?  Bertomeu ha manifestado que “nadie nace siendo líder, tiene que tener la voluntad de querer serlo. Es el siglo de la mujer y debemos empoderarnos y para ello necesitamos a los hombres para que haya corresponsabilidad”.

Por su parte, Eva Blasco, ha vuelto a afirmar que “sí que se puede conseguir la paridad. No hay que planteárselo como un sacrificio. Debe haber un desarrollo profesional pleno. Estamos en un momento en que la diversidad nos enriquece como personas”.

El liderazgo es cuestión de personas

Carmen Tarín, directora de IEM Business School y galardonada con el Premio Joven Empresaria de Valencia 2018, ha manifestado que “el liderazgo es una cuestión de personas”.

Tarín ha ido desgranando sus diferentes etapas profesionales y la primera de ellas la ha definido como de “hombres-hombres” ya que estuvo rodeada de ellos y se dio cuenta de que fuera de la jornada todos eran iguales. “En los descansos los puestos no existen, así que empecé a conocerlos y a entenderlos. Cuando las personas se conocen no hay hombres ni mujeres. A partir de ahí empezaron a ponérmelo fácil y accedí al departamento comercial de la empresa unos años más tarde”. En este momento,  fue consciente de que su vocación eran las personas.

Posteriormente inició su etapa como emprendedora, y que ha definido como “hombres-mujeres” en la que lideró una empresa junto a otra mujer y dos hombres. “Comprobé que la combinación hace que se consigan muy buenos resultados. Me ayudaron a liderar y a fracasar y a aprender mucho”, ha afirmado.

Actualmente, la última etapa “mujeres-mujeres”, Carmen Tarín lidera una escuela de negocios integrada por mujeres en la que potencia “estar al servicio de los demás” y trabaja para convertir a su equipo en “grandes personas”.

Tarín ha señalado  que preocuparse por las personas y hacerlas más felices es la manera de que la empresa mejore sus resultados: “Cuando eres feliz en el trabajo te llevas el trabajo a casa y te surge la idea más brillante mientras estás duchando a tu hijo”.

Las soft skills hay que trabajarlas desde pequeños

Maite Marín, directora del Complejo Educativo Más Camarena ha explicado como se vive “El liderazgo desde la formación primaria a través de la innovación, la tecnología y el emprendimiento”. Para ella, “tenemos que trabajar los valores y cuando hablamos de igualdad, no hay un sitio más igualitario que un colegio donde es importante que aprendan a vivir con los defectos y las virtudes de otros”.

“El liderazgo, ha continuado, se puede trabajar desde bebés porque cada niño es único y tiene su talento”, ha afirmado. De hecho, “las soft skills hay que trabajarlas desde los colegios y nosotros contamos con un claustro implicado para realizar ese tipo de trabajo”. También ha afirmado su deseo de que “nuestros niños sean líderes, comunicadores, deportistas…” y ha incidido en la importancia de que interioricen que “tienen que ser aprendices a lo largo de toda su vida”.

También ha mostrado su deseo porque sus alumnos “sean capaces de dedicarse a lo que quieran y tenemos que enseñarles también a gestionar sus emociones”.

Maite Marín ha hecho un guiño a las representantes de las organizaciones empresariales presentes y les ha pedido que se acerquen al mundo educativo.

Panel de empresas, la importancia de decidir lo que quieres hacer

Teresa Puchades, directora general de Avanza Urbana, una empresa familiar, entiende que es necesario seguir impulsando la inclusión y la igualdad de género en el mercado laboral, ya que “el trayecto es muy lento y no tenemos modelos de escuela, sociedad y familia”. Por ello, cree que “la integridad y la igualdad es lo que nos hará avanzar y ser modelos”.

Empezó dos carreras, pero el desinterés de su familia en sus resultados académicos le desmotivó. “Como no tenía un puesto de relevancia en la empresa familiar, me fui al extranjero para labrarme un futuro”, ha relatado. “Luego me llamó la familia y me incorporé, pero siempre me vi en un segundo orden”. “Son todas estas cosas que tienes que ir venciendo”, ha confesado.

Puchades ha recalcado que  valora “la parte humanista que aportan las mujeres en las empresas. La sociedad de futuro debe ser más humanitaria, es una necesidad”.  A su juicio,  “hay que normalizar que las mujeres accedan a estos puestos. Hacemos hincapié en ser directivas porque realmente somos escasas”.

Por otro lado, Siona Beltrán, consejera delegada en Volvo Auto Sweden ha relatado que creció en “el seno una familia de clase media alta bastante machista” y se tuvo que ganar el puesto a base de mucha constancia y esfuerzo. En el negocio familiar empezado por su padre “estaba bastante claro que serían los hombres los herederos. El verdadero problema es que se creen que los hombres entienden cosas que las mujeres no”, denuncia.

Admite que no cree mucho en la paridad y sí en las competencias y capacidades de las personas. “Se dice que cohesionamos mejor los equipos, pero realmente yo lo que he aportado a mi empresa es la diversidad”, ha confesado. Y ha lanzado un mensaje optimista: “los niños se están criando de otra manera ahora que las mujeres se han consolidado en el mercado laboral y están empezando a acceder a puestos directivos”.

Ángela Pérez, CEO de Imegen, ha indicado la importancia de que las mujeres decidan por sí mismas hacia dónde quieren tirar en su vida profesional. “Fundé la compañía anterior a los 23 o 24 años y me di cuenta de que había cosas que me gustaba hacer y cosas que no”, ha relatado. Para Pérez, el acceso a puesto directivos no es tanto una cuestión de género sino de “decidir lo que quieres hacer y no dejarte influenciar por quien te diga qué papel u obligaciones debe tener la mujer”.

Sobre las virtudes particulares de las mujeres en las empresas, no cree que haya una distinción clara y se pone a sí misma de ejemplo: “No creo que haya dejado una impronta como mujer en mi empresa, he dejado mi impronta personal como Ángela Pérez”. “No sabría deciros que aportamos de diferente a los hombres. Quizá tengamos una capacidad de resiliencia un poco mayor y quizá algo más de empatía, pero no creo que haya características especiales de hombres y de mujeres”, ha asegurado. “El trabajo en equipo es la clave y lo que aporta la diferencia”.

Pérez ha concluido que a la siguiente generación “hay que quitarle la mochila cultural que nosotros aún hemos recibido un poquito de nuestros padres”.

Y como conclusión…

Sonia Díaz, directora general de l’Agència Tributaria Valenciana (ATV), ha sido la encargada de clausurar el acto y ha hecho referencia a carpe diem. “Hay que aprovechar el momento”, ha afirmado.

Díaz ha reconocido la felicidad que le aporta su trabajo “ayudando al contribuyente y persiguiendo al defraudador”. En esta línea ha explicado también que quiere que la ATV “sea una organización de personas y no un ejército”.

En concreto, la directora de la ATV se ha marcado dos objetivos principales desde 14 de febrero, que asumió el cargo: tratar amablemente a los contribuyentes, “aunque la declaración les salga a pagar”; y “luchar vorazmente contra el fraude fiscal”.

También ha mostrado su deseo de que se contemple  la asignatura de educación tributaria en los colegios “para poder continuar con la sociedad del bienestar y los servicios públicos”. “Todos debemos contribuir dependiendo de nuestros ingresos económicos”, ha concluido.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.