Mayra Lacruz, cofundadora y CEO de SEN Innova.

“La economía circular ha de interpretarse como una oportunidad”

La startup alicantina imparte formación sobre sostenibilidad en especial a empresas de la construcción por la preocupante huella de carbono asociada al sector

Mayra Lacruz, Ceo de la startup social SEN Innova |E3

SEN Innova es una startup social fundada en Alicante en septiembre de 2017 que presta servicios de consultoría ambiental para empresas, además de impartir formación relacionada con aspectos como la gestión del agua y el territorio o la economía circular, con especial atención a la actividad de la construcción. Mayra Lacruz es Ceo y  cofundadora de la empresa  junto a Claudio Sonsin.

– Dentro de las líneas formativas que desarrolláis relacionadas con la economía circular destaca en vuestra programación los talleres organizados para empresas de la construcción. ¿Por qué hacéis hincapié en este sector?

-La construcción es el sector que más residuos genera y más materia prima consume y es el que más huella de carbono deja. Su impacto es muy grande y hace tiempo que se encuentra en el punto de mira de la Unión Europea. De hecho, en el 2020 las empresas del ramo tienen que haber conseguido reducir hasta un 75% los residuos de obra.

Eso es dentro de unos meses. ¿Hay suficiente conciencia para lograr ese objetivo?

-Es muy difícil. La realidad es que, en la práctica, el 50% de los materiales desechados procedentes de las construcciones y las demoliciones acaban en los vertederos a pesar de que pueden – y deben- ser reutilizados.

Romper los usos y costumbres que el tiempo ha convertido en hábito requiere tiempo…

– Sí, pero las empresas han de cambiar el chip si quieren adelantarse a lo que va a venir. Porque los tiempos de transición hacia la sostenibilidad van a acabarse y vendrán medidas más fuertes. Apostar por la reutilización de materiales no debería ser algo relacionado solamente con la Responsabilidad Social Corporativa. La sostenibilidad debe plantearse como una línea estratégica de las empresas porque eso les va a garantizar ser más competitivos. La economía circular es una oportunidad y el objetivo es claro: conseguir que al final de su vida útil, los edificios puedan ser reutilizados.

– ¿Cuál es el camino más corto para llegar a ese ideal?

– Hay que empezar por hablar en términos de ahorro. Tenemos que hacer ver a los empresarios que la economía circular es ventajosa porque les permite ahorrar costes. Tras ello, ya vendrá la toma de conciencia sobre la necesidad de reducir el impacto medioambiental mediante la reutilización de materiales. No obstante, he de decir que estamos encontrando cada vez más acogida en nuestros planteamientos. Se está haciendo mucho ya.

– ¿Las nuevas generaciones nos adelantan en cuanto a concienciación? Me viene a la cabeza los ‘Friday for future’, las manifestaciones estudiantiles contra el cambio climático que se están extendiendo por muchas ciudades del mundo.

Los llamados ‘millenials’ son muy conscientes de lo que quieren y lo exigen. De hecho, demandan un tipo de construcción que tenga en cuenta criterios de eficiencia energética e incorpore materiales más sostenibles.

-La Intitución Ferial de Madrid ( Ifema) acoge desde hoy SIMA 2019, el Salon Inmobiliario Internacional. El segundo grupo en importancia entre los visitantes pre registrados en la web  lo constituyen precisamente los millennials,  jóvenes de hasta 35 años. Este año suponen el 37% del total.

Sin duda las nuevas generaciones van a ayudar mucho en el cambio de mentalidad que hace falta en muchos ámbitos de actividad. Al final, es el consumidor el que va a empujar definitivamente esa transformación.

Suscríbete a nuestra newsletter