El propósito del fundador

CEO
Speed Out
Logo firma

Siempre que me siento con un empresario, sea accionista de una compañía consolidada o el fundador de una startup, acabo haciéndole la misma pregunta: ¿Cuál es tu propósito?

Pocos temas como el que traigo hoy me parecen tan interesantes como para volver a enredarme a escribir. Es un asunto sobre el que he reflexionado bastante en el comienzo de mi nueva etapa profesional y que llevo tratando muchos años con los fundadores que he conocido en mi camino. En los meses más recientes, analizar el propósito de los fundadores de compañías se ha convertido en piedra angular de mi actividad. Si quieres ayudar a un fundador de una empresa a definir su estrategia o en cómo gestionar su desarrollo corporativo, incluso si quieres colaborar en el diseño de un modelo de liderazgo de su empresa y atraer talento o enrolar inversores es fundamental que el fundador tenga muy claro y verbalizado porqué hace lo que hace …así podrá trasmitirlo a todos los grupos de interés que quiera involucrar en su proyecto e impregnará de este propósito toda la empresa.

¡¡Ojo!! Lo primero no confundir propósito del fundador con la misión de la empresa, la misión de la empresa hablando desde esta perspectiva es una herramienta para que el fundador cumpla su propósito (ya me enredaré en otro momento sobre el asunto de la misión). A este respecto tengo una anécdota que ilustra bien esta diferencia. Hace unos años estaba reunido con el líder de un proyecto del que éramos accionistas, estábamos escribiendo el modelo estratégico de la empresa y tratando la misión de la compañía le pregunté ….”¿cuál es tu misión?”. El socio se recostó en la silla, me miró directamente y esbozando una media sonrisa me dijo… “¿de verdad? ¿de verdad? ”….y tras una pausa me espetó : “¡¡¡forrarme antes de los cincuenta!!!” En aquel momento nos reímos y paramos de hablar de estrategia de la empresa…lo que mi buen amigo había formulado era su propósito, que nada tenía que ver con la misión de su negocio.

Seguro que alguno se habrá llevado las manos a la cabeza ante el propósito formulado por este fundador (que a la sazón ha demostrado ser un gran gestor y empresario), pero si algo tiene el propósito es que es absolutamente subjetivo y, desde mi punto de vista, no cuestionable (siempre dentro de unos parámetros éticos) …otra cosa es que se comparta o no. Lo que nadie me puede negar es que fue absolutamente honesto y claro. Por otro lado, me parece ejemplar no tener complejos por querer ganar pasta, que parece que a veces nos tenemos que avergonzar de ganar dinero.

Cuando hablo de propósito me refiero al fin último e íntimo, por el que algunos deciden abandonar un trabajo estable, salir de la tan sobrevalorada zona de confort y complicarse la vida de forma increíble, sin horarios sin distinción entre días laborables y vacaciones. Con responsabilidad por todo lo que sucede a su alrededor, los clientes, los trabajadores, los inversores, los impuestos… Me refiero a la motivación para seguir cada día, año tras año manteniendo el nivel. Cuántas veces nos preguntamos ante un empresario de éxito, con una compañía consolidada y ya entrado en edad…¿por qué sigue ahí? …yo en su lugar ya me habría retirado!!


¿Por qué creamos una empresa? Hay tantos propósitos como fundadores, tan válido es el “forrarse antes de los cincuenta” como “el cambiar el mundo”, “demostrarme que puedo”,  “dar una vida mejor a los míos” o “dejar un legado que me transcienda”…lo importante es tener uno (…)

¿Por qué creamos una empresa? Hay tantos propósitos como fundadores, tan válido es el “forrarse antes de los cincuenta” como “el cambiar el mundo”, “demostrarme que puedo”,  “dar una vida mejor a los míos” o “dejar un legado que me transcienda”…lo importante es tener uno, por eso invito siempre a la reflexión sobre este tema y tratar de verbalizarlo y, en la medida de lo posible, compartirlo con aquellos que te rodean. Aquellos que comparten tu aventura bien como cofundadores, inversores, trabajadores e incluso proveedores. Así sabrán de que palo vas. Y por supuesto con tus compañeros de vida, tu familia, tal vez así puedan comprender mejor las ausencias y los sacrificios.

Por supuesto que el propósito del empresario no es inamovible puede variar en el tiempo sin duda, no tiene porqué ser el mismo en el momento de la fundación que años después cuando la empresa está ya consolidada. Es, con estos empresarios en la madurez, con los que disfruto de conversar sobre el propósito de una manera especial, sin duda la sabiduría de las canas aporta una visión especial. No deja de sorprenderme encontrarme con muchos de ellos que no se han parado nunca a pensar sobre este tema, y cuando lo hacen aparecen reflexiones interesantes. Y todos saben por qué empezaron en su día, …”por necesidad”, “por seguir la saga”, “lo vi claro”, “no trabajar para terceros”…pero el porqué continúan se transforma a veces y es increíble ver cómo la motivación se centra en otros aspectos muchas veces volcados en terceros…”por todas estas personas que dependen de mí”… refiriéndose a sus equipos, o …”es lo que soy” realizando una introspección.

Y si nos puede parecer algo más filosófico que práctico, nada más lejos de la realidad. Un ejemplo claro de su importancia es cuando existen varios fundadores o socios iniciales. Es fácil entender la importancia de alinear sus propósitos personales, y comprender las dificultades que pueden acarrear a la sociedad si estos propósitos se separan significativamente. Recientemente viví la experiencia de encontrar una compañía en la que parecía que los propósitos de los fundadores habían evolucionado de forma divergente acorde a cómo habían crecido en sus vidas personales. El impacto era tan grave que apareció hasta la ruptura como socios en las conversaciones y todo el esfuerzo inicial se centró en alinear de nuevo sus propósitos. Una vez entendido que este era el problema y reconducido, después de no pocas sesiones que más parecían terapia que otra cosa, todo comenzó a fluir con facilidad.

Espero que al leer estas líneas algún empresario primerizo o veterano reflexione sobre los porqués de su aventura, si es así me encantará saberlo y me animará a volver a enredarme escribiendo sobre algún otro tema que crea puede ser de interés.

Suscríbete a nuestra newsletter