La información económica de los líderes

Elecciones 26-M

¿Qué está en juego en las próximas elecciones europeas del 26 de mayo?

Los expertos coinciden en señalar la desaceleración económica, el brexit y el proteccionismo como las principales preocupaciones para la Unión Europea

Del 23 al 26 de mayo, los ciudadanos europeos estamos convocados a las urnas para votar a nuestros representantes en la que será la IX legislatura del Parlamento Europeo. En España, la cita electoral tendrá lugar el último domingo de mes y elegiremos a 54 de los 751 eurodiputados que conforman el Parlamento y que representan a los 28 Estados miembros, a falta de que Reino Unido materialice su salida de la Unión Europea.

El Parlamento Europeo se sitúa en el centro de la democracia europea. Los eurodiputados, elegidos por sufragio directo, deciden sobre la legislación junto al Consejo de la Unión Europea. A su vez, marcan la agenda política, supervisan el trabajo de la Comisión Europea y la aplicación de la legislación por parte de los países miembros. Durante la pasada legislatura algunas de las decisiones adoptadas fueron medidas para luchar contra el cambio climático, para favorecer la igualdad de género, el fin del roaming o mayor presupuesto para el programa Erasmus+.


Para el próximo mandato la agenda incluirá el control de emisiones en el tráfico aéreo, la reforma de la unión monetaria y la armonización de las políticas de asilo

Para el próximo mandato, que comenzará en julio, la agenda incluirá el control de emisiones en el tráfico aéreo, la reforma de la unión monetaria y la armonización de las políticas de asilo, así como algunos de los principales retos que enfrentará la Unión Europea.

En Economía 3 hemos consultado a diferentes expertos sobre los riesgos que marcarán la futura agenda parlamentaria. La desaceleración de las economías de la zona euro, la salida de Reino Unido de la Unión Europea y el recrudecimiento de las relaciones comerciales con medidas proteccionistas como las pretendidas por la Administración Trump, son las principales preocupaciones para los economistas.

Desaceleración económica

La economía europea sigue teniendo un crecimiento robusto, aunque es cierto que observamos una cierta desaceleración”, señala Lucas González, portavoz de la Representación de la Comisión Europea en España. Misma visión que comparte Joaquín Maudos, director adjunto de investigación del Ivie, quien expone que tras la desaceleración se encuentra la incertidumbre generada por la guerra comercial entre Estados Unidos y China así como el proteccionismo y el brexit. A su vez, alerta Maudos de la “baja productividad de la economía europea” en comparación con EE.UU.

Desde una perspectiva histórica, si analizamos la evolución de la economía americana y europea desde el año 1995, la productividad ahora es menor que la que teníamos en aquella época, lo que es preocupante”, explica el economista del Ivie. Por su parte, Felipe Sánchez, profesor de Edem, apunta que la desaceleración “más que un reto es una consecuencia de un marco económico” debido a las políticas proteccionistas y de “un pensamiento más a largo plazo sobre qué va a pasar con el coche diésel”.

Para Sánchez, los retos a corto plazo de la Unión Europea son el brexit y el proteccionismo “que está intentando desarrollar EE.UU.”, mientras que a largo plazo señala la necesidad de avanzar hacia una “Europa más integrada, de mutualización de riesgos, por ejemplo, a través de los eurobonos, de la creación de un fondo de garantía de dépositos y una mayor integración fiscal”, apunta el profesor de Edem y añade que hay que “buscar una Europa que sea más competitiva a través del desarrollo, la investigación y la innovación en la transición ecológica”.

Hemiciclo del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Foto: EP/Fred Marvaux

Relaciones comerciales

Respecto al recrudecimiento de las relaciones comerciales y las medidas proteccionistas que amenazan al comercio en la Unión Europea, expone González que seguirán “trabajando con las autoridades estadounidenses para resolver los problemas que hayan podido surgir” y se asegurarán “que nuestras compañías no tengan ningún problema”.

En cuanto a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el portavoz de la Comisión Europea alerta sobre los efectos negativos de la misma como un retroceso de la inversión mundial o el aumento de la incertidumbre pero señala que “nuestra relación con Estados Unidos y China se resolverá mediante el diálogo y respetando las normas internacionales vigentes”.

Del mismo modo opina Sánchez para quien “el aumento del proteccionismo no se ha de combatir con más proteccionismo” y añade en este sentido que “la diplomacia europea es más inteligente que la Administración Trump” ya que no está respondiendo “con la fuerza”.

Apunta al diálogo y a la negociación como los métodos para hacer frente al aumento del proteccionismo y concluye, en relación a la actuación norteamericana, que “el proteccionismo está bien para hacer fuertes a las bases que te han votado, pero en el largo plazo, la globalización es la que te demuestra lo bueno que eres”.

Por su parte, Maudos señala que el menor flujo comercial está afectando a la eurozona y apunta al caso de Alemania que “está en clara ralentización” con una economía que se resiente por la caída de las exportaciones. El economista advierte que el caso del gigante alemán, unido a la situación de recesión que vive Italia, acabarán afectando “por extensión a España que va a crecer menos”.

Incertidumbre del brexit

Otro de los factores que contribuye a acrecentar la incertidumbre, según señala Maudos, es la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Para el director adjunto del Ivie, a nadie le interesa que “se rompa la cuerda” y confía en que no haya un brexit sin acuerdo ya que las consecuencias serían “nefastas”. Considera Maudos que la situación se mantiene “tensa” porque “cada bloque que negocia quiere lo mejor para él”.

Ahora mismo nadie sabe lo que va a pasar con el Reino Unido”, expone Sánchez e indica que nos encontramos en “una situación de absoluta incerteza hasta que se cierre el brexit”. El profesor de Edem alerta que el Reino Unido no está preparado para una salida de la Unión Europea y que por el momento las empresas “han paralizado sus inversiones”, lo que es “muy problemático” para España y la Comunitat Valenciana ya que somos “uno de los principales emisores de componentes de automóvil y de productos hortofrutícolas”.

En este sentido, González expone que el Reino Unido es un país comercialmente “muy vinculado a la UE” ya que más del 45% de sus exportaciones son a países de la Unión así como más del 50% de las importaciones. “La UE no está contenta con el hecho de que el Reino Unido haya decidido salir de la Unión”, expone el portavoz de la Comisión Europea y añade que no van a reabrir la negociación respecto al acuerdo de salida.

Una salida sin acuerdo es un escenario no deseable porque no habría período de transición ni se aplicarían los elementos que nos han costado dos años negociar, no obstante, hemos aprobado numerosos planes de contingencia en el caso de que se produjese esa eventualidad”, concluye González.

Parlamento Europeo de Estrasburgo. Foto: EP/Marc Dossmann

Otros retos para el Parlamento

Otros asuntos que se encuentran sobre la mesa del Parlamento Europeo son la crisis que sufre el sector del automóvil, un sector que da trabajo a 12 millones de personas y representa un 4% del PIB de la UE. En este sentido, señala Maudos que la mayor preocupación es por ser “uno de los sectores más afectados por los cambios tecnológicos”.

Apunta a que existe mucha incertidumbre en la industria del automóvil derivada en parte por las políticas de transición ecológica emprendidas por la UE. Al respecto, indica Sánchez que los países que “empujen sus economías hacia sectores centrados en la investigación y en la transición ecológica serán los países que van a liderar en el próximo cuarto de siglo”.

También resulta de especial interés la posible aplicación de un impuesto paneuropeo sobre las empresas tecnológicas. “La normativa fiscal actual no se concibió pensando en las empresas que operan de forma virtual o que tienen escasa o nula presencia física”, expone González.


La normativa fiscal actual no se concibió pensando en las empresas que operan de forma virtual o que tienen escasa o nula presencia física

Al respecto, coinciden Maudos y Sánchez en señalar la pertinencia de avanzar hacia una mayor integración fiscal, “la asignatura pendiente de la UE”, apunta el profesor del Edem y añade Maudos que “ojalá hubiera una armonización en los sistemas fiscales de los países y un Tesoro único”.

Por último, señalan los tres expertos su preocupación por el auge de movimientos antieuropeístas y de los populismos. “Lo que hace bien el populismo es atacar a los estratos sociales que sienten que se han quedado atrás en la globalización”, indica Sánchez.

Visión compartida por Maudos que apunta al aumento de la desigualdad como explicación del auge de estos movimientos y señala que hace falta “un crecimiento incluyente”. Sánchez defiende que “la mayor integración y una mejor venta del proyecto europeo redundarían en una rebaja del populismo”.

Concluye el portavoz de la Comisión Europea indicando que “el proyecto europeo se reivindica día a día a través de los derechos y beneficios que tenemos por el mero hecho de ser ciudadanos del espacio común de la Unión Europea”.

“La recepción de fondos resulta imprescindible”

Ante las próximas elecciones europeas del 26 de mayo, la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) señala en relación a las necesidades que presenta la Comunitat Valenciana que es necesario aunar esfuerzos y alcanzar compromisos con los que conseguir “una posición más fuerte para defender nuestros intereses en Europa”. Apuntan que a tenor de la situación económica de la Comunitat “la recepción de fondos puede resultar imprescindible para alcanzar nuestros objetivos” que la CEV engloba en la creación de empleo, el fomento del emprendimiento, la reducción de trabas legales y administrativas para proyectos de I+D+i, así como conseguir incentivos fiscales para empresas innovadoras, mejorar la productividad y apoyar a la especialización.

Suscríbete a nuestra newsletter