Desmienten que no se esté aplicando el SMI

La patronal alerta de los perjuicios de aplicar el SMI a los agricultores alicantinos

Señalan que la subida del salario mínimo interprofesional está "afectando" a las empresas agrícolas ya que "los márgenes del sector son muy reducidos"

Está afectando ya. Con muchísimas dificultades en la mayor parte de los casos, ya que los márgenes en el sector agrícola son muy reducidos y se deberán buscar soluciones para poder afrontarlo dentro de cada empresa“, expone Miguel Vicedo, gerente de la Federación de Empresarios de Frutos y Productos Hortícolas (Fexphal) en relación a la aplicación del salario mínimo interprofesional (SMI).

Desmienten desde la patronal que no se esté aplicando el SMI a los trabajadores del sector agrícola de la provincia de Alicante como sostienen los sindicatos UGT y CCOO. Según estos, el convenio agropecuario recoge un salario por hora de 6,6 euros para los trabajadores fijos discontinuos no calificados, inferior a los 6,99 que estipula el Real Decreto aprobado por el Gobierno socialista y apuntan que más de 15.000 agricultores se ven afectados por esta situación. En cambio, desde Fexphal señalan que “desde enero de 2019 se vio aumentado el salario de los trabajadores que no llegaban al mismo” y sentencia Vicedo que “las empresas están cumpliendo con la nueva normativa“.

El SMI “golpea muy fuerte” al sector

Por su parte, Ramón Espinosa, secretario técnico de Asaja Alicante, apunta que la subida salarial “golpea muy fuerte” en el sector ya que este está pasando por una crisis importante. “Acabamos de tener el problema de los cítricos, se han vendido cítricos a 7 céntimos. Con esos precios no se puede subir los salarios tan alegremente“, expresa Espinosa. “En estos momentos no nos da para más“, lamenta.

En este sentido, reclama una Ley de Márgenes Comerciales ya que “si el Gobierno no garantiza a los empresarios agrícolas un precio mínimo que este por encima de los costes de producción, no podemos subir los salarios”. Señala que el SMI tendrá una afectación negativa sobre el empleo en el sector así como sobre “la iniciativa y el dinamismo“, ya que “cada vez tenemos menos gente dispuesta a dedicarse a la agricultura“. Lamenta Espinosa el aumento de los costes de producción cuando “los precios son los mismos que teníamos hace 30 años“.

Señala el secretario técnico de Asaja Alicante que las negociaciones con los sindicatos se retomaran cuando pasen las elecciones, momento en el que estos trasladarán todas las reformas “que han habido en los viernes sociales“, como la subida del salario mínimo interprofesional o el registro de las horas de trabajo, otra medida que en opinión de Espinosa es “inviable” para el sector agrario. “Los sindicatos nos pedirán sentarnos a negociar y empezar a ver estas nuevas situaciones cómo se adaptan y contemplan en el convenio agropecuario de la provincia de Alicante“, apunta.

Soluciones al conflicto

Por último, preguntados por las posibles soluciones al conflicto, señalan desde Fexphal que “el sector agrícola de frutas y hortalizas nacional y europeo debería ser un sector estratégico prioritario en la UE” y que “la política agraria europea no debería perder de vista la importancia de sostener la agricultura en general, mediante ayudas estratégicas que refuercen el sector y lo hagan competitivo“.

Es decir, al igual que apuntan desde Asaja, la solución pasa por mayor apoyo al sector agrario para permitir esta subida salarial. A su vez, recriminan a la Unión Europea (UE) que facilite el acceso al mercado a terceros países. “No se puede mirar para otro lado, mientras nuestra agricultura languidece soportando un incremento de costes imparable. Sería importante que la balanza comercial de productos hortofrutícolas en Europa se mantuviese siempre en positivo de una forma sostenible frente a las importaciones de países terceros“, expone Vicedo.

Concluye señalando que “las empresas agrícolas de la comunidad y a todo nivel nacional deberemos trabajar por ser más eficientes en nuestros procesos, adaptarnos a nuevas necesidades de mercado y procurar productos distintivos por calidad frente a la competencia“.

Suscríbete a nuestra newsletter