La información económica de los líderes

Los trámites estaban parados desde 2013

El Ayuntamiento impulsa la ampliación del Parque Científico de la UA

La Junta de Gobierno Local aprueba una modificación puntual del Plan de Ordenación que permite por fin su ampliación espacial y funcional en 800.000 metros cuadrados

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, durante una visita colectiva a las instalaciones del Parque Científico de la UA |E3

El Ayuntamiento de Alicante ha aprobado hoy en Junta de Gobierno una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Alicante, con el fin de permitir la ampliación del Parque Científico de la Universidad de Alicante en 800.000 metros cuadrados y de reconvertirlos todos en suelo urbanizable, según ha informado hoy la portavoz del equipo de gobierno popular, Mari Carmen de España.

El planeamiento propuesto por la universidad tiene por objeto consolidar y desarrollar todo el sector, sentar las bases de un nuevo espacio físico que permita conjugar las necesidades de ampliación de espacios docentes y compatibilizarlo con otros vinculados a actividades empresariales innovadoras y de base tecnológica. Con todo ello, el Parque Científico-Tecnológico contará con una superficie total de 901.641 metros cuadrados.

La Junta de Gobierno Local, durante su reunión de hoy, ha adoptado tres acuerdos que afectan a su expansión: aprobación de la documentación urbanística, iniciar el procedimiento de evaluación ambiental  y, finalmente, presentar ante la Generalitat Valenciana la solicitud de inicio.

En este sentido, el Ayuntamiento de Alicante se convierte en el promotor del procedimiento administrativo para acometer la tramitación urbanística de la expansión del Parque Científico-Tecnológico, mientras que el órgano que lo ha de aprobar definitivamente es la Generalitat.

Esta modificación puntual se realiza en el marco del convenio de colaboración firmado entre la UA y el consistorio alicantino en octubre de 2018. Según este acuerdo, el ayuntamiento se comprometía a tramitar el planeamiento que elaborara la universidad, al no tener la institución educativa capacidad y competencia para realizarlo por sí misma.

Para Mari Carmen de España, “esta ampliación era un compromiso del actual equipo de Gobierno, que va a atraer a infinidad de empresas científicas sólidas, así como crear nuevas empresas de entorno tecnológico que permiten impulsar el desarrollo económico, laboral y revierten en el beneficio de todos los alicantinos”.

El Parque Tecnológico cuenta en la actualidad con varias edificaciones destinadas a la investigación, accesos y zona de estacionamiento sobre una superficie de 160.000 metros cuadrados. El instrumento de planeamiento existente, que constituye el primer eslabón del parque, fue promovido y tramitado por el Instituto Valenciano de la Vivienda en 2011.

En 2013, la Universidad de Alicante solicitó una modificación del Plan Especial existente para realizar una ampliación global pero se paralizó la concesión de licencias para su expansión hasta el convenio firmado por el rector de la UA, Manuel Palomar, y el actual alcalde de Alicante, Luis Barcala.

El Parque Científico de Alicante  tiene entre sus objetivos fundacionales estimular y gestionar el flujo de conocimiento y tecnología entre universidades, instituciones de investigación, empresas y mercados; impulsar la creación y el crecimiento de empresas innovadoras mediante mecanismos de incubación, y proporcionar  servicios de valor añadido así como infraestructuras e instalaciones de gran calidad.

Hoy en día, la universidad considera necesario acometer una ampliación de su Parque Científico, situado extramuros del campus de San Vicente del Raspeig y en suelo ubicado en el término municipal de Alicante, con el fin de ajustarlo a las demandas de espacios e instalaciones de empresas de base tecnológica.

El suelo afectado por este planeamiento para la ampliación se sitúa al oeste del campus, entre los trazados del ramal de la A77, la vía férrea y la A70, con una superficie total de 800.000 metros cuadrados. En la actualidad está calificado como suelo no urbanizable, teniendo parte del mismo la consideración de reserva dotacional para servicio de la Universidad de Alicante.

Corresponde a la Universidad de Alicante, como propietaria del terreno, adjudicar las obras en proceso de pública concurrencia para la ejecución de las obras de reurbanización y para la construcción de todos los edificios posteriores, solicitando las correspondientes licencias a Urbanismo.

Suscríbete a nuestra newsletter