La información económica de los líderes

Con sólo 25 años, ya ha participado en la rehabilitación de San Nicolás o la casa natalicia de San Vicente

El arquitecto valenciano Alejandro Barranco gana el concurso Cátedra de Madera

Proyectó una instalación ligera en madera en el entorno de la Albufera

Proyecto ganador de la Cátedra Madera realizado por Alejandro Barranco

Con sólo 25 años, Alejandro Barranco, arquitecto por la Universitat Politècnica de València (UPV), se ha alzado con el primer premio del concurso internacional Cátedra de Madera, organizado por la Universidad de Navarra. Su proyecto “La recuperación de la percepción del territorio”, que realiza propuestas paisajísticas sobre el entorno de la Albufera, ha sido el mejor valorado por el jurado.

Alejandro Barranco

AEl concurso ha contado con participantes de España, México, Argentina, Ecuador, Francia, República Dominicana, Perú, Países Bajos, Costa Rica, Colombia y Chile. El jurado está compuesto por profesores de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra y arquitectos de prestigio, y el objetivo es premiar los mejores trabajos que usan la madera de forma sostenible dentro de una propuesta arquitectónica.

El proyecto de Alejandro Barranco es un diseño arquitectónico y de desarrollo paisajístico del entorno de la Albufera de València que tiene como elemento principal este “ligero material natural”. “La madera es un material tradicional, liviano y que no impacta demasiado en el medio ambiente”, explica Alejandro Barranco.

En la realización del proyecto, Barranco ha tenido en cuenta “tanto el paisaje como el recorrido desde la ciudad hasta el entorno elegido, situando el centro neurálgico del proyecto en el municipio de El Palmar, un escenario urbano único ya que se sitúa sobre la laguna de la Albufera”.

“El trabajo ha sabido clasificar los diferentes tipos de paisaje para hacer más coherente el entorno”, asegura Barranco. “Empezando por los problemas que tiene la Albufera. En los últimos años, el paraje natural ha sufrido un importante deterioro debido a que no se ha valorado como paisaje fundamental a respetar.”

“El turismo ha modificado el medio ambiente que, además, se ve perjudicado por las pobres conexiones. Por ello, el objetivo del proyecto es mostrar y crear perceptivas para dar significado al entorno. No se busca la naturaleza como fondo, escenario estático y por tanto sujeto pasivo, sino como elemento componente”, concluye.

Tras terminar el grado y el máster de Arquitectura en la UPV, Alejandro Barranco trabaja desde 2016 en el estudio de Carlos Campos en Valencia. Ha participado en proyectos emblemáticos como la restauración de la casa natalícia de San Vicente Ferrer, de la iglesia de San Nicolás o en el proyecto de ejecución de la Alquería Juliá en Valencia que se convertirá en sede de la FSMCV tras su compra por Bankia.

El premio consiste en la concesión de una beca para cursar el Máster Universitario en Diseño y Gestión Ambiental de Edificios o Máster Universitario en Teoría y Diseño Arquitectónico, que imparte la propia Universidad de Navarra.

Suscríbete a nuestra newsletter