La información económica de los líderes

Seminario de la Fundación Étnor ‘Desafíos Éticos en un Mundo Digital’

¿Sabes quiénes son los ‘gladiadores’ chinos?

Regina Llopis, doctora en Matemática aplicada a la Inteligencia Artificial y presidenta del grupo AIA, identifica a esta nueva élite empresarial china

Regina LLopis, durante la charla que dio en València. | E3

Considerada una de las 100 mujeres más influyentes en el país, la doctora en Matemática aplicada a la Inteligencia Artificial y presidenta del grupo AIA, multinacional que colabora con la NASA y con la Unión Europea en proyectos de innovación, Regina Llopis ha puesto de relieve la hegemonía de China en Inteligencia Artificial (IA).

Y lo ha hecho al participar en València en el seminario de la Fundación Étnor ‘Desafíos Éticos para la Empresa en un Mundo Digital’ presentado por el presidente de la entidad, Enrique Belenguer, y moderado por la catedrática de Ética de la Universitat de València y directora académica de la Fundación, Adela Cortina, quien será investida el próximo día 22, por decimosexta vez, Doctora Honoris Causa, esta vez por la Universidad Pontificia de Salamanca.

“La hegemonía China en IA es imparable”, ha señalado Llopis, quien ha subrayado el apoyo gubernamental con el que cuentan sus empresas para el desarrollo completo de soluciones complejas.

“La competencia en China es tal, que los empresarios que han sobrevivido a todo este proceso, son empresarios únicos, se les conoce como ‘gladiadores’ y no se han limitado a apostar por un eslabón de la cadena de valor, sino que han hecho un desarrollo vertical de toda la cadena”, ha explicado.

Su apuesta ha sido “la verticalización completa”, “así es como han entendido que pueden cerrarse a la competencia”. Como ejemplo mencionó entre otros a Alibaba y WeChat que ha evolucionado de una aplicación de mensajería a un híbrido entre aplicación, marketplace, medio de pago y (casi) sistema operativo. “Están muy acorazados y tienen incentivos gubernamentales muy importantes”, ha concretado Regina Llopis.

“Y si China está al mando, más nos debe preocupar la vigilancia ética, porque nuestros valores no son similares”. “Todas las nuevas aplicaciones y oportunidades que ofrece la IA requieren de talento y necesitamos un talento que sea firme en su planteamiento ético”.

En este sentido ha abogado por “reconciliar ambas culturas, lo que requiere un conocimiento mutuo, formación y permeabilidad”. “Para nosotros es impensable copiar, violar una patente, o pagar comisiones que no entendemos que puedan formar parte de nuestras normas de corporate governance,… por eso tenemos que ayudar e instruir a los empresarios chinos en esta otra manera de hacer”, opina la experta.

De ahí, la apuesta de escuelas de negocio como IESE, que en colaboración con otras entidades de prestigio, “están desarrollando en Shanghai, programas formativos para formar a la élite directiva china también en valores éticos y además han replicado el modelo en  Beijing”, ha recordado Llopis.

A los empresarios españoles les animó a subirse al carro de la IA. “La Inteligencia Artificial no es un futurible, sino un presente al que las empresas deben sumarse ya”. “Y si luchar contra china es difícil, hay que alinearse, buscar un partner en el país asiático”, aconsejó la empresaria:

“Qué más te da que te copien (algo que tienen muy arraigado en su cultura y en su manera de hacer y lo consideran además una forma de respeto a la autoridad, una manera de imitar lo bueno), si lo importante es que te vas a llevar una parte de ese mercado que es inmenso, hay que ser pragmáticos”, subrayó Regina Llopis.

Papel del España: salto disruptivo

Respecto al posicionamiento de España también ha sido clara la que fuera considerada mejor tecnóloga española de 2017: “O nos olvidamos de la tecnología de la transformación digital (CRM…) que ya está obsoletísima, y nos vamos directamente a la IA o perderemos la carrera”. En este sentido, ha recordado que España ya tiene un precedente histórico muy importante sobre las oportunidades que te da perderte una tecnología y dar un salto a una tecnología superior de entrada:

“En España nos saltamos la cultura del talonario y los cheques, y nos fuimos directamente al plástico. Así, entidades como CaixaBank han liderado mundialmente las tecnologías que se han ido aplicando en los cajeros automáticos (pago de recibos, lectores ópticos…), mientras que en Francia continúan dependiendo todavía de los talonarios”.

En consecuencia ha apostado por poner en duda los modelos que estamos usando en las empresas: el modelo de riesgos, de difusión, de expansión…. y tener la suficiente creatividad e inteligencia para transformarlos.

“Esto requiere, además, transformar los KPI porque hay una cantidad de intangibles muy importantes que todavía no estamos poniendo en la métrica de un análisis clásico de resultados empresariales. Incorporar esos intangibles nos indicará el valor real de nuestros negocios”, ha explicado la tecnóloga.

Por último, ha animado a las empresas a que impulsen la transformación entre sus empleados: “Tenemos que estar alineados con los trabajadores que tengan la voluntad de convertirse en premier learnings. Ellos tienen que entender que para sobrevivir en el futuro deben hacer un pacto con el aprendizaje continuo, hasta su defunción. Y nosotros como empresarios, tenemos una obligación absolutamente ineludible de reciclarlos y reentrenarlos en nuevos skills. Esa a inversión tiene que correr a cargo de la empresa y será una de las que más valor traiga a medio plazo”, ha augurado.

Noticias relacionadas

Un Comentario

  1. BUSINESS ONE
    Abr 16, 2019 @ 11:47:50

    La “élite empresarial china” llega con fuerza y si los empresarios españoles no se ponen las pilas, se quedarán por detrás. Como decís, el aprendizaje y la transformación a la digitalización (en todos los sentidos, laboral y personalmente) debe ser la principal tarea de los emprendedores.

    Reply

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra newsletter