La información económica de los líderes

Talento

La gerente de ingeniería en robótica más joven de España, trabaja para Ford Valencia

Con solo 24 años es gerente de ingeniería de fabricación y nuevas tecnologías de la planta de motores de Almussafes y referencia en la implantación de cobots

Archivado en: 

Paula Carsí ajusta un 'cobot' en la planta de motores de Ford. | Foto: Ford

Paula Carsí en una de las ingenieras en robótica más jóvenes del mundo. Con solo 24 años es gerente de ingeniería de fabricación y nuevas tecnologías de la planta de motores de Valencia y parte del creciente número de nuevas ingenieras en tecnología, que inspiran a las siguientes generaciones a seguir sus pasos y unirse al sector.

La valenciana y su equipo se ha convertido en el centro global de referencia en la implantación de cobots -robots colaborativos que se utilizan en operaciones de ensamble y medición, mover cosas pesadas, aplicar soldaduras e incluso empaquetar productos-, para la compañía. Este equipo de nuevas tecnologías ha colaborado en el diseño de 20 estaciones de trabajo de cobots en la planta, así como otros en otras de las instalaciones de Ford en todo el mundo.

Paula comenzó su carrera a través del programa Ford Fund que organizan de manera conjunta más de 20 universidades y centros educativos de toda Europa y Ford España. Un programa que sirve para incentivar a los jóvenes, especialmente a las mujeres, a formarse en carreras relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería o las matemáticas. Y que parte de sus estudios consista en trabajar con expertos en su campo de especialización y adquirir cualificaciones profesionales.

La joven ingeniera participó en este programa en el que la Universidad de Valencia y Ford España trabajan juntos para fomentar la formación en ingeniera y tecnología y combatir la escasez de ingenieros ya que, según afirma la compañia,“es sabido que Europa necesita más de 800.000 graduados en ingenierías para 2025”.

Nacida para ser ingeniera

Paula Carsí  reconoce que desde niña ha estado interesada por el mundo de la robótica y los ordenadores. Además, asegura que se decidió a ser ingeniera porque le “fascinaba” la capacidad de la tecnología para “cambiar la manera en las que hacemos las cosas, abrir caminos y romper barreras”

Durante su paso por la escuela, pasó mucho tiempo en laboratorios de tecnología y leyendo revistas de informática. Se inspiró en tecnologías que impactaban en nuestra vida diaria, y en el papel esencial que los ingenieros juegan tanto en la creación de teléfonos móviles, productos de consumo doméstico, o como en los vehículos que conducimos.

 

Suscríbete a nuestra newsletter