El Senado aprueba la reforma del Estatut de autonomía tras hacerlo el Congreso la pasada semana

Gobierne quien gobierne, a la Comunitat le corresponde el 10% de las inversiones del Estado

Ximo Puig, confía en que la reforma esté vigente antes de disolver Las Cortes

Archivado en: 

El president de la Generalitat a las puertas de la Cámara Alta con senadores valencianos

La reforma del Estatut estará vigente antes de la disolución de las Cortes el próximo 4 de marzo, confía el president de la Generalitat, Ximo Puig.

La principal novedad de la reforma es, como ha destacado el president, que las inversiones del Estado en esta comunidad se gestionen de acuerdo con la Generalitat pero también que se hagan en función del peso poblacional de la región. En este sentido recordó que en los últimos siete años de gobiernos autonómicos populares, se dejaron de invertir más de 2.500 millones de euros, que significan “miles y miles de puestos de trabajo”, añadió.

Con la reforma estatutaria, el Gobierno central deberá, no obstante, tener en cuenta a la Comunitat “en aquello que le corresponde, que es el 10% de las inversiones que se hagan”, aludiendo al peso poblacional del territorio valenciano en el conjunto del Estado.

Gobierne quien gobierne, tendrá que atender a la Comunitat Valenciana en lo que le corresponde”, ha indicado el president, que ha aludido a que en los últimos siete años se han perdido más de 2.500 millones de euros en concepto de inversiones.

En su comparecencia ante los medios en la Cámara Alta, Puig ha declarado que “hay que profundizar hacia un estado autonómico lo más federal posible”.

También reprochó a PP, Ciudadanos e independentistas que hubieran “dinamitado” los PGE, que han supuestos una pérdida de 1.400 millones para la Comunitat Valenciana.

La reforma del Estatut sale adelante tras ocho años de trámites y aunque ha elogiado el consenso alcanzado, considera que el recorrido ha sido demasiado largo. Puig ha asegurado que pese a la “crispación” actual, es posible lograr “espacios de encuentro para profundizar en el autogobierno y la democracia”.

“Así es como avanza una sociedad, no desde la confrontación ni la crispación ni el fanatismo, sino desde el acuerdo”, ha añadido el jefe del Consell.

Preguntado por las elecciones autonómicas del 26 de mayo, Puig ha dicho que espera que los españoles valoren la acción de un Gobierno “en la que todos los indicadores han mejorado”.

Y se ha mostrado convencido de que los valencianos no quieren volver a la corrupción y, por tanto, “no votarán al conglomerado de las derechas que actúa con un sectarismo enorme“.

Suscríbete a nuestra newsletter