El feliz y real cumpleaños de la CEV

Archivado en: 

Esta tarde el rey Felipe VI presidirá el acto del 40+1 aniversario de la CEV. Cerca de 42 años después de que se constituyera la patronal valenciana  -septiembre de 1977-, la rebautizada Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana se viste hoy de largo para celebrar un nuevo modelo y un nuevo tiempo. Salvador Navarro y todo su equipo conmemoran un 41 cumpleaños, una vez que se considera superada la profunda crisis de la extinta Cierval y cuando ya toda parece que ha cogido un rumbo más claro.

El Adda será una vez más el escenario que pise el Rey junto a empresarios en tierras alicantinas. La anterior vez fue con motivo del Congreso Nacional de la Asociación de la Empresa Familiar. El monarca será el encargado de cerrar el turno de intervenciones en un acto con cierta solemnidad, pero, ante todo repleto de simbolismos. 

El aniversario diseñado por la CEV tiene dos objetivos: uno interno donde el mensaje es la vertebración y ese nuevo tiempo, donde implícitamente se ha apostado por un esquema diferente de trabajo basado en los sectores más que en el componente territorial. Así tras las intervenciones, breves a priori, de Salvador Navarro se dará paso a una imagen de unión que representarán los tres presidentes provinciales de CEV –Eva Blasco, Perfecto Palacio y Sebastián Pla.

La CEV empezó a andar como tal el 3 de marzo del año pasado. Los problemas internos derivados de la gestión de Cierval y  de las diferentes patronales ha dejado juicios, despidos y una brecha abierta en la provincia de Alicante entre el empresariado.

La parte musical estará a cargo de la Orquesta de Jóvenes de la Provincia de Alicante, que tocará tres provincias. Después llegará el turno del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

El bloque de cierre lo encabeza la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño que visitará por primera vez la ciudad. Su presencia no deja de ser especialmente significativa por lo ocurrido ayer en las cortes valencianas. El presidente Ximo Puig anunció el envío de sendas cartas oficiales a las responsables económicas del gobierno de Pedro Sánchez y entre las peticiones a la ministra Calviño estuvo la compensación de la deuda histórica. Pocas veces la va a tener más cerca el titular autonómico.

A continuación, será Puig el que intervenga para dar paso al cierre del Rey. Luego se espera que la jornada, en un tono más informal se alargue.

 

Suscríbete a nuestra newsletter