La información económica de los líderes

La plataforma ha comenzado a operar hoy en la ciudad de València y espera llegar a los 200 conductores en la próximas semanas

Uber tiende la mano el sector del taxi y este no lo ve con buenos ojos

El sector del taxi no descarta "ningún tipo de movilización" y van seguir prestando su servicio en València mientras negocian con la Administración

Imagen: Archivo E3

Mientras que Juan Galiardo, director en España de la empresa Uber de vehículos con conductor, ha invitado a los taxistas a sumarse a esta plataforma para prestar sus servicios y ha confiado en que puedan “superar el conflicto” con este sector y trabajar juntos porque, a su juicio, “hay mercado para todos”Fernando del Molino,  presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos de la Comunitat Valenciana considera esta cuestión “muy discutible” ya que  existen informes de concejalías de Transporte de Nueva York o San Francisco que señalan que donde ha entrado la plataforma, “el taxi prácticamente ha desaparecido o ha reducido sus ingresos un 40 o un 50 %”.

Uber ha empezado a operar este martes en la ciudad de València con una flota que confía en que llegue a los 200 conductores “en los próximos días y semanas” y con la intención de llegar en breve a Alicante y Elche.

Galiardo ha hecho “un llamamiento al sector del taxi para que se anime a utilizar nuevas alternativas como Uber” y ha explicado que trabajan “activamente en ello en muchos lugares en España para darle acceso al sector del taxi a la plataforma.  Confiamos en que podamos superar este conflicto y esta guerra del taxi que no le interesa a la mayoría de taxistas, salvo quizá a un sector minoritario y a menudo violento -ha apuntado-. La mayoría también confía en que hay hueco para todos y quiere trabajar con normalidad, con radioemisoras y con aplicaciones como Uber”. Sin embargo,  Del Molino ha asegurado que “nunca” les ha gustado que “una multinacional marque la forma de trabajar del taxi”.

Ha aplaudido que “por fin” se haya puesto en marcha el servicio en València y ha sostenido que alternativas como su empresa “no le quitan trabajo al taxi, sino todo lo contrario, hace que crezca”, y ha apuntado que, por ejemplo, en Barcelona, “la facturación del taxi no solo no ha bajado, sino que ha subido”.

Hay mercado para todos”, ha remarcado para explicar que, aunque “los primeros días son complicados”, en su lanzamiento en València pretende “llegar a 200 conductores en los próximos días o semanas” y confía en que “cada día más conductores se van a sumar a la plataforma y poder garantizar el servicio a los valencianos”.

“En las próximas semanas llegaremos al eje de Alicante-Elche, que tiene un potencial tremendo con un aeropuerto y un público turista muy importante”, ha asegurado el responsable de Uber en España, quien ha recordado que en 2018 “casi 700.000 personas” de la Comunitat Valenciana abrieran la aplicación.

Preguntado por las diferencias de un servicio como Uber con el taxi ha apuntado a “la experiencia de usuario que aportan las tecnologías” y ha detallado puntos como saber la tarifa de antemano, compartirla, conocer al conductor que hará el servicio o valorarlo.

Además, ha explicado que su “mayor eficiencia” posibilita tarifas un 20 % más baratas que el taxi porque “el coche está siendo utilizado un porcentaje de tiempo mayor y puedes hacer más viajes por horas que los servicios tradicionales”.

“Las licencias con las que operamos aquí son 100 % emitidas en la Comunitat Valenciana, cumplen estrictamente la regulación, incluido el ratio 30/1 que hace que no pueda haber nuevas licencias y que lamentablemente hace que los valencianos tengan menos alternativas de transporte que sus vecinos de París o Londres”, ha señalado.

La regulación española es en su opinión una de las más “restrictivas de Europa” y ha señalado que la media de taxis más coches VTC por cada mil habitantes en València es de 2,8, cuando en ciudades como París o Londres es de 6 y 12, respectivamente.

“No sobran coches; al contrario, faltan para dar servicio al público que puedan darle alternativas para dejar el coche particular en casa”, inicidido.

Por su parte, el  presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos de la Comunitat Valenciana, ha asegurado que actualmente hay 321 licencias VTC en la Comunitat Valenciana y se esperan mil nuevas, lo que hará “complicado subsistir” a los dos sectores. Aunque no descartan “ningún tipo de movilización”, ha sostenido que van a seguir prestando su servicio en València mientras negocian con la administración.

“El servicio que prestan estas VTC debe estar regulado como cualquier otro servicio de la ciudad. Creemos que ahora mismo es un sector desregulado y el taxi sufre muchas limitaciones y regulaciones”, ha resaltado.

A su juicio, si las VTC cumplen la ley, con un ratio de una cada 30 taxi, un lapso de tiempo entre que se pide el servicio y se presta, sin captar clientes en la vía pública, ni estacionar en zonas de influencia como marca la ley, “el sector del taxi estará tranquilo”.

“Ahora mismo estamos hablando de que en la Comunitat Valenciana hay 321 licencias VTC. Deberían ser 120 como mucho. Ya se está superado el ratio y esperamos cerca de mil VTC nuevas”, ha apuntado y ha incidido en que “cuando estas miles de VTC salgan a la calle, los dos sectores van a tener complicado subsistir”.

Ha denunciado que estas plataformas “viven de la precariedad de los conductores y de incumplir todo tipo de normativa de transporte” y ha señalado que con un carnet pueden ser conductores “los que no valen para el taxi”, mientras los taxistas tiene que superar un examen de capacitación.

“Las VTC de toda la vida han convivido con los taxis. Estábamos haciendo una transporte diferenciado y estas plataformas, pero con la inmediatez y su forma de trabajo, hace que seamos dos sectores prácticamente idénticos”, ha señalado.

Además, ha resaltado que las aplicaciones tecnológicas que tienen “son las mismas” que tiene el taxi y que “lo único que hacen es precarizar el sector, fiscalizar fuera de España, con lo cual parte de los beneficios se van fuera y precarizar otros servicios como la EMT o el metro y eso supone más déficit para las arcas municipales”. EFE

Suscríbete a nuestra newsletter