La información económica de los líderes

Las organizaciones empresariales que negocian el nuevo convenio tachan de 'escrache' la concentración a las puertas de un establecimiento

Los sindicatos reivindican en la calle un salario actualizado en hostelería

Archivado en: 

Los sindicatos UGT y CCOO han convocado movilizaciones durante este mes de diciembre para reclamar la actualización salarial de los trabajadores de la hostelería valenciana, “tras más de cuatro años sin aumento salarial a pesar de los buenos resultados del sector”, según indican los sindicatos.

Así hoy, se concentrarán durante dos horas a las puertas del establecimiento del que es presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Valencia (FEHV), Manuel Espinar. Ante este hecho, las organizaciones empresariales que forman parte de la mesa negociadora del convenio colectivo de hostelería –la Federación y sus nueve asociaciones sectoriales y locales– han mostrado su “sorpresa y malestar” por el hecho de que la concentración no se realice en la sede de la organización representativa del sector que negocia el convenio sino “delante de un establecimiento privado, por lo que supone un daño a la imagen personal y profesional de este empresario y de su negocio familiar”.  Por lo que tachan a la acción “escrache” más que de reivindicación sindical.

En cualquier caso, los sindicatos han avisado que “si no hay una respuesta clara” por parte de los empresarios de la hostelería, en marzo de 2019 habrá una huelga en el sector.

Respecto a la situación de la negociación del convenio colectivo de la provincia de Valencia, la patronal resalta que desde octubre de 2017, momento el que constituyó la mesa negociadora del convenio colectivo, se vienen celebrando las correspondientes reuniones con el intercambio y valoración de diferentes propuestas “en formatos de grupos de trabajos reducidos para abordar bloques de materias concretas”, la última de ellas, el pasado 28 de noviembre.

No obstante, los sindicatos consideran “vergonzoso” que la siguiente se haya establecido para enero y lo consideran “una estrategia de dilación” que “deja claras las intenciones” de la federación: “se ha perdido un año en reuniones sin acuerdos debido a la pretensión de reducir derechos y salarios”, opinan los sindicatos.

Según estos, el actual convenio viene de hace una década (2008-2011) y la última actualización salarial fue “mínima” en el año 2014. Según indican, las pretensiones empresariales pasan por un aumento salarial del 5 % distribuido en 2018, 2019, 2020 y 2021, y la creación de una nueva categoría para las nuevas contrataciones con un salario inferior al actual (contrato primer empleo). También aseguran los sindicatos que se contempla la eliminación de complementos por contingencias comunes (enfermedad) y nuevas tablas salariales por categorías de establecimiento con aumentos salariales inferiores a los que se pacten.

No obstante desde la patronal recuerdan que las empresas del sector “realizaron un importante esfuerzo con subidas del 5,5% (2008), 5,5 % (2009) y de un 3% en 2010, lo que viene a significar una subida de un 14% en tres años, y lo que arroja un incremento salarial en el periodo desde 2008 al 2016 del 19,24%, lo que supone 7 puntos por encima del IPC de ese mismo periodo”.

A esto añaden que en ese periodo se produjo un descenso continuado del consumo y las ventas de los establecimientos se encuentran a niveles similares a los del 2008, con un 30% menos de facturación.

Suscríbete a nuestra newsletter