La información económica de los líderes

Barómetro de Tendencias en Restauración 2018

Se dispara el consumo de comida informal tras la crisis en la Comunitat

El 29% de los valencianos afirma salir a comer fuera con mayor frecuencia que antes de la crisis y la mayoría elige tapas, bocadillos o ensaladas

Los habitantes de la Comunitat Valenciana salen a comer fuera de casa una media de 2,14 veces por semana, suelen hacerlo más para cenar que para comer y tras la crisis el consumo de comida informal, que incluye tapas, hamburguesas y bocadillos, se ha disparado. Estas son las conclusiones del Barómetro de Tendencias en Restauración 2018, elaborado por Hostelería de España, Facyre y Unliver Food Solutions.

El 29% de los valencianos afirma salir a comer fuera con mayor frecuencia que antes de la crisis, aunque las estadísticas confirman que el gasto medio mensual por familias ha descendido un 20% en cinco años. En el caso concreto de la Comunitat, en 2013 el gasto medio mensual por familia en restauración era de 145 años, inferior a los 183 de media en el país. Hoy en día el 27% de las familias gasta menos de 50 euros al mes, mientras que el 16% gasta más de 250 euros en este concepto.

En cuanto al tiempo que estamos de media en los restaurantes, en la Comunitat los comensales permaneces de media una hora y 40 minutos, un rango temporal superior a la media del país. Si hablamos del momento del día, la cena es el momento elegido por el 34% de los habitantes de la Comunitat, mientras que el 29% prefiera salir al medio día.


El 27% de las familias gasta menos de 50 euros al mes en comer fuera de casa, mientras que el 16% gasta más de 250 euros


Por otro lado, pasar un buen rato, no tener que cocinar en casa y probar comida nueva son las tres principales razones que impulsan a los valencianos a comer fuera. En la misma línea, la calidad-precio, el ambiente del local y la rapidez en atender y servir platos son los factores con mayor peso en la Comunitat. Sin embargo, la originalidad de las recetas importa muy poco a los jóvenes en general y para los casado es un punto importante. Igualmente, para los solteros la comida saludable no es un factor determinante, mientras que para los adultos de entre 40 y 50 años tiene mucha relevancia.

Entre los tipos de comida, la casual food, que incluye tapas, hamburguesas, bocadillos y ensaladas, es la más popular en la región. El estudio concluye que esta situación es uno de los efectos más notables de la crisis en la restauración, un cambio de mentalidad en la población valenciana por el que el 50% de los encuestados asegura buscar establecimientos más baratos, un porcentaje por encima de la media del país.

Suscríbete a nuestra newsletter