Reabre el mítico Café Madrid, ahora como parte del hotel Marqués House

Abre Marqués House, el nuevo hotel del grupo inversor valenciano Comatel bajo la gestión de Sweet Hoteles. Un nuevo hotel de lujo en el centro de la ciudad que conlleva la apertura del mítico Café Madrid.

Marqués House es el resultado de una minuciosa rehabilitación de un edificio histórico vecino al Palacio del Marqués de Dos Aguas, convertido en un hotel en el que el lujo empieza por el emplazamiento y continua con un interiorismo en el que se ha tenido en cuenta hasta el más mínimo detalle.

Para completar este establecimiento hotelero que nace con el propósito de brindar a sus huéspedes una experiencia inolvidable, se suman al proyecto Nacho Romero -chef del célebre restaurante Kaymus- en la dirección gastronómica, e Ivan Talens al frente de la coctelería de Café Madrid.

Café Madrid dispone de su propia entrada, pero también se convierte en la prolongación del lobby del hotel. La recuperación del establecimiento, un clásico entre la bohemia valenciana, se ha llevado hasta la recuperación de la cartelería original que envolvía las veladas de poetas, artistas y políticos de principios del siglo XX.

El proyecto de interiorismo es de H UP Interiorismo + Diseño que ha conservado los elementos más característicos del edificio, como los suelos hidráulicos, y los hace convivir con la más avanzada tecnología domótica. Materiales nobles se mezclan con los más vanguardista para conseguir una identidad estilística elegante y sobria. Sandra Figuerola se ha encargado de la identidad gráfica y ha elegido un demonio verde inspirado en las gárgolas.

Una dilatada historia

El Café Madrid ha sido seña de identidad de la ciudad de València, especialmente en los ambientes bohemios y nocturnos. En sus inicios fue lugar de carruajes bajo el nombre de Cervecería Oro del Rin; posteriormente pasó a llamarse Café Berlín y cuando en 1940 un decreto prohibió el uso de nombres extranjeros, acabó convertido en Café Madrid.

En las últimas décadas del pasado siglo se convirtió en sitio de moda. El local llevaba varios años cerrado cuando Comatel adquirió el edificio en el que se ubicaba y decidió recuperar el mítica establecimiento que creó el Agua de València.

Suscríbete a nuestra newsletter