La información económica de los líderes

Ana Carrau: “Los niños y niñas nacen con un potente sentimiento de igualdad que van perdiendo con los años”

La vicepresidenta de AJEV participará mañana en la jornada "Emprendimiento en clave de género" de la Universitat de València

 / 
Archivado en: 

Mañana 30 de octubre Ana Carrau, vicepresidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Valencia (AJEV) y fundadora de Chiquiemprendedores, participará como ponente en la jornada “Emprendimiento en clave de género” que tendrá lugar en la Universitat de València exponiendo la situación de las mujeres emprendedoras en la empresa capitalista. Economía 3 ha hablado con ella para conocer en primera persona el contexto y las dificultades con las que se encuentran las mujeres empresarias en la Comunitat.

-¿Cómo ha evolucionado el número de empresarias y emprendedoras en la Comunitat?

-Aproximadamente, y según datos de AJEV, casi el 40% de los asociados son mujeres como consecuencia de un incremento paulatino que se ha acelerado en los últimos dos tres años. También hemos registrado un aumento en la participación de mujeres empresarias en las actividades propuestas por AJEV y, como dato de actualidad, en la ultima edición de Operación Consolida, que es nuestro proyecto de consolidación empresarial, por primera vez más de la mitad de los participantes eran mujeres.

Sin embargo, somos conscientes de que todavía queda mucho por hacer y por ello estamos haciendo mucho hincapié en que los proyectos que salgan de la asociación estimulen la presencia de mujeres empresarias. Por ejemplo, estamos animando a las mujeres a que presenten su candidatura a nuestros premios.

En cuanto a las emprendedoras, personalmente tengo un proyecto impulsado junto a Celia Domínguez que se llama Inspiradas, en que tratamos de crear una comunidad de mujeres emprendedoras. Muchas de ellas no culminan su proyecto  porque necesitan el apoyo de otras mujeres como ellas y nuestra misión en poner en común problemáticas compartidas, facilitar herramientas y apoyarlas en el salto.

En el ecosistema valenciano, que cada vez es más activo y más rico, ya hay un numero importante de mujeres, pero todavía falta camino por recorrer. En esta línea, desde la Asociación Valenciana de Startups, de la que soy miembro fundador, el año pasado publicamos un manifiesto por el por primera vez una asociación de startups incluía el objetivo de fomentar empresas tecnológicas dirigidas por mujeres.

-¿Cuáles son los principales obstáculos con los que se encuentras las mujeres en su vida profesional?

-Una de las dificultades más relevante es la conciliación laboral. La maternidad supone un parón profesional y un límite para ascender y aspirar a cargos directivos.

Otra de las dificultades para el desarrollo de proyectos empresariales es la autoconfianza. Ahora es cuando nos estamos creyendo que somos capaces de ocupar altos cargos y de asumir responsabilidades, y a ello han contribuido los acontecimientos de empoderamiento del último año.

La siguiente problemática es la visibilidad de la profesionalidad de las mujeres y la consecuente falta de referentes femeninos. Hay muchos ejemplos de profesionales masculinos que inspiran a las nuevas generaciones, pero hacen falta muchas más mujeres.

-¿Qué medidas necesitamos para acabar con estas dificultades?

-Una de las grandes oportunidades para acabar con estos obstáculos es que las empresas y todos los agentes sociales empiecen a incorporar líderes femeninos. La visión femenina del mundo empresarial podría cambiar mucho la situación.

Necesitamos liderazgo femenino que imprima un nuevo estilo de dirección en las empresas y ya lo estamos viendo en el mundo público. Mujeres políticas están reflejando en su modo de actuar ciertas políticas favorables a las mujeres y son ya un referente para la sociedad. De igual modo, las empresas que están dirigidos por mujeres también cuentan con este sello.

Otra solución, ligada a encontrar referentes, es esforzar, cada vez más, durante el tiempo que sea necesario la figura femenina dando visibilidad a todas las mujeres profesionales que destaquen en su sector. Así, las mujeres con aspiraciones políticas o empresariales se sentirán más seguras y motivadas para conseguirlo y estaremos influyendo, al mismo tiempo, en las bases educando a las nuevas generaciones.

-En relación con las nuevas generaciones, ¿qué comportamientos observáis en los niños y niñas que participan en las iniciativas de Chiquiemprendedores?

-Los niños y niñas nacen con un sentimiento de igualdad muy potente que van perdiendo con los años. En los grupos más pequeños, la identificación de roles es más aleatoria, se reparten por igual entre chicos y chicas. Pero cuando van creciendo notamos que los roles más técnicos y directivos se los autoadjudican los chicos frente a las chicas.

Sin embargo, cuando trabajan en equipo detectamos chicas con grandes aptitudes y actitudes directivas en la ejecución del proyecto, pero en el momento de etiquetarse tienden a rehuir de cargos de responsabilidad. Y en esto es en lo que hay que trabajar, en que se prolongue la naturalidad con la se percibe la igualdad desde los primeros años de vida.

-¿Qué nos puedes adelantar del encuentro de mañana “Emprendimiento en clave de género”?

-La jornada es mucho más que recomendable, yo solo soy un granito de arena en el enorme talento que habrá. Las organizadoras han cuidado el enfoque desde diferentes perspectivas y la visibilidad a referentes, así como la generación de diálogo. Tenemos que hablar mucho, no existen verdades absolutas y hay que ir diseñándolas de acuerdo con mujeres y también con hombres.

Suscríbete a nuestra newsletter